Géneros y Sexualidades

Indignante

Sacerdote en Coahuila llama a “matar” a mujeres que abortan

Tiempo estimado 5:04 min


A pocos días de la conquista del movimiento de mujeres expresada en la reciente resolución por parte de la SCJN en declarar inconstitucional la penalización del aborto, un sacerdote de la iglesia La Salle en Monclova, Coahuila, llamó a matar a mujeres que deciden interrumpir su embarazo.

Martes 14 de septiembre | Edición del día

Posterior a la conquista del movimiento de mujeres sobre la declaración inconstitucional a la penalización del aborto en México por parte de la SCJN, la iglesia no tardó en realizar su intervención y comentarios misóginos sobre el derecho a decidir de las mujeres, tal es el caso en la iglesia La Salle en Monclova, Coahuila, que durante una misa celebrada el día domingo el sacerdote Lázaro Hernández declaró: “No apoyen a las jóvenes matando a sus hijos para que dejen de estorbar y se diviertan, mejor maten a sus hijas para que ellas no estorben”, además agregó: “las mujeres que abortan no sirven para nada, ¿por qué no matamos a la mamá?”

Luego de que estas declaraciones se volvieran un escandalo, el sacerdote Lázaro salió a "disculparse", diciendo que sus palabras se habían mal interpretado, pese a que fue muy claro lo que dijo.

Estas declaraciones demuestra que el interés de la iglesia y los grupos de la derecha conservadora, no es la “protección” de las dos vidas, sino que su único interés es poner una traba para la obtención de nuestros derechos, no les importa si eso tiene como costo que las mujeres sigan perdiendo la vida en abortos clandestinos o, como en este caso, incluso llamar a asesinar a las mujeres; nunca les han importado las dos vidas, solo les interesa prohibir que las mujeres no podamos decidir sobre nuestros cuerpos.

Este indignante suceso, se suma la declaración por parte de la iglesia católica en México, en afirmar como “machismo cultural” la despenalización del aborto, que de acuerdo con los clérigos la despenalización del aborto dejará a las mujeres abandonadas ante un embarazo no deseado; asimismo, reiteraron que esta decisión generará la abundancia de violencia que se vive en el país puesto que habrá que contar más crímenes, además de enfatizar que los legisladores actúen bajo los preceptos cristianos debido a que han renunciado a defender las dos vidas, es decir, la del feto y la madre.

Te puede interesar: ¿Cómo enfrentar la ofensiva antiderechos de la iglesia?

¡Separación efectiva de la Iglesia y el Estado!

Es importante rememorar que la iglesia en México y los grupos provida han recibido financiamiento –principalmente del sector privado- por la cuantiosa cantidad de 100 millones de pesos, además, en conjunto con partidos políticos y la derecha reaccionaria imponen políticas regresivas, conservadoras y retrógradas en torno a nuestros derechos, como nuestro derecho a decir y la salud sexual integral. Estos hechos muestran el poder político y económico de la iglesia cuyo objetivo es mantener la ofensiva patriarcal contra las mujeres, dado que argumentan que el aborto atenta contra la familia, además de que la despenalización obligará a las mujeres a abortar.

No solo eso, estos grupos conservadores tuvieron un fortalecimiento con la 4T, desde las elecciones en las que el Morena fue en alianza con el PES en 2018, o el espacio que desde el gobierno federal se le ha dado a los sectores eclesiásticos en radio y televisión.

Mientras la iglesia llama cínicamente a prestar ayuda a las mujeres embarazadas que pretenden abortar, la realidad es que esta institución y los grupos provida, lo único que les interesa es mantener el aborto de forma clandestina; y con ello no han salvado la vida de ninguna mujer, dado que al obstaculizar con sus medidas reaccionarias la despenalización y legalización del aborto, la clandestinidad se encuentra a la orden del día –principalmente para las mujeres pobres y trabajadoras- que desean interrumpir su embarazo, dejando como resultado la cuarta causa de muerte en México por abortos clandestinos, además, cabe señalar, que en el marco de la pandemia incrementaron los abortos clandestinos, debido a que disminuyó en un 44 por ciento la interrupción legal del embarazo, además los embarazos no deseados aumentaron en un 12 por ciento.

Te puede interesar: Un millón sin anticonceptivos y más de 145 mil embarazos no deseados durante la pandemia

Ante ello, es necesario impulsar un gran movimiento de mujeres combativo e independiente de los partidos del régimen y sus instituciones. La resolución de la SCJN respecto a la despenalización del aborto no es un obsequio sino una conquista histórica del movimiento de mujeres, sin embargo, este avance no garantiza el acceso legal, seguro y gratuito al aborto, por ello es necesaria su legalización en todo el país que sea garantizado por el Estado.

A su vez, aunque el Estado se reivindique laico, la realidad es otra dado que la iglesia continúa manteniendo su injerencia sobre los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT+, solo a través de la organización podemos hacer frente a la derecha rancia y a la iglesia, exigiendo la separación efectiva de la Iglesia y el Estado.

Te puede interesar: #ConAbortoNoTeVoto: ¿Qué tan real es la separación de la iglesia y el Estado?





Temas relacionados

#IglesiaYEstadoAsuntoSeparado   /    Iglesia Católica   /    Aborto   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO