Política

Doble vara

Bachelet habló en la ONU sobre violaciones a derechos humanos en Formosa: ¿qué omitió?

Tiempo estimado 11:18 min


Repite los argumentos de la oposición, contra las brutalidades de Insfrán. Nada sobre lo que hace la derecha donde gobierna, menos sobre las violaciones de las principales potencias imperialistas, como Estados Unidos.

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Martes 22 de junio | 14:16

Foto: Télam

Este lunes, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Michelle Bachelet, leyó un informe de la organización en el que advirtió sobre “los más grandes retrocesos” en la materia. En este contexto, se refirió a la situación que se vive en la provincia argentina de Formosa.

En el documento, señaló la situación de algunos países que estarían en la mira debido a denuncias. Según informó Télam “la jefa de DDHH de la ONU se refirió a la situación en Colombia, México, China, Rusia y Etiopía, pero no habló de Nicaragua y Venezuela, dos cuestiones candentes en América Latina”, puesto que se analizarían con más detalle posteriormente.

Te puede interesar: Extractivismo, agronegocios y lealtades: razones del aval presidencial a Insfrán y Arcioni

En cuanto a las denuncias contra el gobierno de Gildo Insfrán, la ex presidenta chilena señaló que el equipo de la ONU en el país “fue movilizado para responder a la grave preocupación en materia de Derechos Humanos en la provincia de Formosa a medida que evolucionó la pandemia. El Coordinador residente dirigió una misión de evaluación virtual con la participación de Unicef, la OMS y el Alto Comisionado. Se iniciaron consultas con las autoridades sobre un posible programa conjunto estratégico para responder a la emergencia de salud en la provincia, que siga las normas internacionales de Derechos Humanos, incluyendo el tratamiento de problemas estructurales entre las poblaciones indígenas y vulnerables", dijo Bachelet.

Las denuncias comenzaron en el verano, por la situación de varados en la frontera provincial que el Gobierno no dejaba ingresar para volver a sus hogares. Luego la situación escaló, producto de las denuncias que trascendieron mediáticamente, por la situación inhumana, de hacinamiento, falta de condiciones sanitarias y pacientes retenidos sin síntomas, de manera totalmente injustificada, en los centros de aislamiento formoseños. La escalada de situaciones violentas y represivas, dio un salto en conocimiento tras la detención de dos concejalas de la oposición.

La mención de Bachelet a la situación de la población indígena y vulnerable, se debe a que esta furia represiva y las arbitrariedades de la Policía y el Gobierno, se descargan con más fuerza sobre las comunidades qom y wichí de la provincia, quienes viven en condiciones de extrema pobreza.

ONU: una voz poco autorizada para hablar de Derechos Humanos

La ONU es la representación del "concierto mundial" hegemonizado por las potencias imperialistas que nunca se han caracterizado por defender los derechos humanos. Por el contrario, son las mismas potencias que los violan sistemáticamente tanto adentro como afuera de sus fronteras. El informe de Bachelet en esta oportunidad, hace énfasis en lo sucedido en varios países pero este tipo de violación sistemática de los derechos más elementales se dan en todo el mundo. Es llamativo que no haya denunciado la situación de la población palestina en Gaza, aunque recientemente la ONU dijo que los crímenes del Estado de Israel, patrocinado por Estados Unidos, podrían ser “crímenes de guerra”.

Como ya ha denunciado este diario, la ONU y sus informes son un ejemplo de la doble vara del imperialismo para denunciar las violaciones a los derechos humanos. Este cinismo se remonta por ejemplo, a las consecuencias de la segunda Guerra Mundial: mientras solo fueron condenados algunos de los crímenes aberrantes del nazismo, los protagonizados por la potencias aliadas quedaron impunes.

Te puede interesar: Gildo provocador.Para el Gobierno de Formosa, las protestas causaron la mayoría de muertes por covid-19

Bachelet omite las situaciones que le son convenientes a las principales potencia imperialistas, e incluso las que ocurren en su propio país, más que nada desde el inicio de las revueltas en 2019, a manos de los carabineros contra la población que se levanta contra las políticas neoliberales de Sebastían Piñera.

Sin embargo, el pronunciamiento de la ONU muestra que los hechos en Formosa no pasan desapercibidos fuera de Argentina. La ONU repite lo que hacen muchos grandes medios y la oposición de derecha de Juntos por el Cambio, que buscan utilizar la represión de Insfrán para demonizarlo al máximo, sabiendo que es un dirigente muy cercano a Alberto Fernández y Cristina Kirchner. La demagogia de la derecha es clara porque oculta hechos represivos que tienen lugar en provincias gobernadas por Juntos por el Cambio o el radicalismo. Algo sobre lo que la ONU aún no se ha expedido.

Tras la intervención de la Secretaría de Derechos Humanos: más represión

La intervención de la ONU tuvo lugar luego de una feroz represión desatada por la policía formoseña a comienzos de marzo, contra una manifestación que se oponía a la dureza de las medidas restrictivas del gobierno provincial, únicas en el país. Tras ver las imágenes, la ONU difundió un comunicado en el que expresaba su “preocupación por hechos ocurridos en Formosa”. “De acuerdo a la información recibida, la respuesta de la Policía implicó el uso de violencia indiscriminada que resultó en personas heridas y detenidas”, alertaba el texto.

Para entonces, las denuncias de violaciones a los derechos humanos en Formosa, llevaban meses y eran un escándalo que aparecía permanentemente fogoneado por los medios de comunicación empresariales, como Clarín y La Nación, afines a la oposición de derecha. Otros organismos defensores de los derechos humanos, como Amnistía Internacional, ya habían tomado intervención.

Te puede interesar: Formosa: solicitada demagógica de Juntos por el Cambio tras el aval del Gobierno a Insfrán

El gobierno nacional del Frente de Todos, siempre intentó minimizar la gravedad de las denuncias y hacerlas pasar como una campaña de la derecha opositora de Juntos por el Cambio. En efecto, en febrero de este año, la oposición, encabezada por la UCR, le envió a Bachelet un informe para denunciar lo que ocurría en Formosa.

La primera respuesta a las denuncias fue una defensa total y cerrada del Gobierno a Insfrán: “No sólo es un gobernador que puede mostrar una gran gestión en su provincia, sino también es el Presidente del Congreso Nacional del PJ y un dirigente de amplia y destacada trayectoria como militante y referente de nuestro movimiento político”, aseguró el PJ en un comunicado. La “gran gestión” que reivindica el peronismo gobernante, mantiene a la provincia con uno de los más altos índices de pobreza, analfabetismo y contaminación, producto de la matriz extractivista. Las comunidades originarias son asediadas, violentadas, desplazadas y contaminadas por los sojeros.

Te puede interesar: La Formosa de Insfrán: postales y cifras de la provincia que el peronismo defiende sin fisuras

A fines de enero, ante la trascendencia de la denuncia, el Gobierno envió al Secretario de DDHH Horacio Pietragalla. El funcionario volvió a respaldar a Insfrán y señaló que la provincia debería capacitar a la policía, en un intento por hacer pasar la violación sistemática de los derechos humanos como acciones aisladas. Vale aclarar que la policía que Pietragalla recomienda capacitar, fue la que días después desató la represión brutal que motivó la intervención de la ONU. El 8 de marzo, pocos días después, Insfrán participó de un acto junto al presidente, en el marco del día de la mujer. Lejos de separarse, el Gobierno siguió respaldando a su histórico caudillo que gobierna la provincia desde 1995.

Pura demagogia electoral de la derecha

Los jefes de bloque del radicalismo en el Senado, Luis Naidenoff, y el de Diputados, Mario Negri tomaron la iniciativa para capitalizar la crisis que significaban las denuncias de las arbitrariedades y la violencia ejercida contra la población en el feudo formoseño. Por eso festejaron el informe de Bachelet este lunes: "Hoy @mbachelet explicó lo que se hizo desde la ONU para seguir las graves denuncias sobre violación de DDHH en Formosa. Junto a @luisnaidenoff denuncié el tema internacionalmente porque el Gobierno nacional encubría a Insfrán", escribió este lunes Negri en su cuenta de Twitter.

También el presidente del radicalismo y ex gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo habló del tema. "Desde hace meses la @UCRNacional denuncia la violación de los DD.HH. por parte de Gildo Insfrán en Formosa", sostuvo.

La situación del pueblo formoseño está lejos de ser la preocupación de la oposición de derecha. Es una posibilidad que intenta aprovechar electoralmente, pegando en un flanco incómodo para el peronismo y sobre todo para los sectores con un discurso más progresista dentro de la coalición gobernante.

Te puede interesar: Estadísticas.¿Qué pasa en Formosa?: pico de casos y cruce con Nación por la transparencia de los datos

Juntos por el Cambio se colgó de las legítimas denuncias de la población. Pero esta fuerza política es responsable, entre otras violaciones a los derechos humanos, de la represión al pueblo mapuche - al servicio del mismo desplazamiento en favor de los terratenientes -, el asesinato de Rafael Nahuel y de la desaparición forzada y asesinato de Santiago Maldonado. Comparten la violencia sistemática que descarga Insfrán a las comunidades de pueblos originarios en Formosa.

Historial de abusos y arbitrariedades

Los abusos del gobierno formoseño contra la población, haciendo uso de las fuerzas represivas con la excusa de la pandemia, tomaron mayor trascendencia a partir de la detención arbitraria por parte de la Policía de dos concejalas de la oposición, que participaban de una protesta frente al centro de aislamiento que funciona en la escuela N° 18. Las mujeres denunciaron maltrato y lesiones durante las horas que estuvieron en la comisaría.

Pero la cosa no es nueva. El cacique y pastor evangélico Abel Saravia, de la comunidad wichi Pampa de Las Lomitas, ya había denunciado que a las horas de hisoparlo aparecieron dos patrulleros y una ambulancia en su casa y se lo llevaron de manera violenta sin mostrar ningún resultado.

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) regional Formosa, denunció la situación de las comunidades Wichi, luego de que el gobierno formoseño reprimiera una manifestación de pobladores de Ramón Lista, que protestaban porque no les permiten el paso a El Chorro para poder cobrar sus haberes.

Te puede interesar: Congreso.Del Caño: "Repudiamos a Insfrán, pero ¿por qué no hablan del feudo de Morales en Jujuy?"

El vicepresidente del Inai, Luis Pilkiman, dijo a La Nación que el organismo interviene ante la denuncia de una comunidad de Ingeniero Juárez, sobre la detención de cuatro personas que fueron a pedir datos sobre dónde estaban aislados sus familiares.

Otra historia ilustrativa es la del hombre que recibió la autorización para ingresar al territorio provincial, meses después de haber fallecido. Se trataba de un policía enfermo de cáncer, que cruzó al Chaco a hacerse estudios y nunca pudo volver a Formosa. Murió del otro lado de la frontera y su esposa recibió la autorización meses después.

La situación de los miles de varados en el límite formoseño, a quienes Insfrán no permitía el retorno a sus hogares, trascendió internacionalmente. Amnistía Internacional pidió que la Justicia intervenga a favor de los varados y debido a la repercusión, la Corte finalmente le ordenó al Insfrán que permita su ingreso





Temas relacionados

Formosa   /    Pandemia   /    Coronavirus   /    Frente de Todos   /    Juntos por el Cambio   /    Derechos Humanos   /    Gildo Insfrán   /    ONU   /    Michelle Bachelet   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO