Mundo Obrero México

UNAM

Tras semáforo amarillo aceleran regreso al trabajo en la UNAM

Tiempo estimado 3:10 min


El viernes 7 de mayo las autoridades de la CDMX anunciaron el paso de la entidad al semáforo epidemiológico amarillo, ahora, las autoridades de la UNAM buscan acelerar el regreso al trabajo presencial de más de 30mil trabajadores administrativos, afiliados al STUNAM.

Miércoles 12 de mayo | Edición del día

Sin embargo, la dirección del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM) no ha respondido la medida, y aunque sigue sin expresar -al menos públicamente- algún cuestionamiento ha si existen realmente las condiciones óptimas para la vuelta a las labores presenciales. Continuando así su política de tregua con la Rectoría y el gobierno.

Ni un solo reclamo por parte de Agustín Rodríguez, Secretario General del STUNAM, frente al comunicado de uno de los responsables de falta de pago a docentes, Marco Antonio Dominguez, titular de la Dirección General de Personal, y quien es uno de los más fieles colaboradores de Enrique Graue.

Si bien los acuerdos firmados entre marzo y junio de 2020 especifican claramente, que primero una Comisión Especializada de Atención al Coronavirus, las autoridades locales y federales, así como las Comisiones Contractuales mixtas tiene que dar el visto bueno, las autoridades han lanzado ya la fecha de regreso.

Pero el semáforo amarillo no significa un fin de la pandemia, y ni siquiera una vacunación de todo el personal administrativo garantiza el fin de los contagios. La incesante insistencia en regresar a la presencialidad no tiene ningún interés en ser en pro de lxs trabajadorxs.

En medio de la crisis sanitaria, se siguen reportando falta de pagos, tanto en docentes, como en trabajadores de intendencia, tal fue el caso en días pasados de los adscritos a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Es necesario que la base trabajadora del STUNAM sea quien imponga cómo, a qué ritmos y en que condiciones se regresa a las dependencias, pues son ellxs quienes realmente saben las complicaciones con las que se labora al interior.

Es decir, creando comisiones de seguridad e higiene, independientes de las autoridades y en unidad con docentes y estudiantes, para que seamos quienes damos vida la UNAM, quienes pongamos en primer lugar nuestras vidas y no la reapertura económica.

De la misma manera, son docentes y administrativos quienes han visto afectadas sus prestaciones y derechos labores producto de la pandemia, por ello, en unidad con docentes y estudiantes, deberían crear los protocolos de la reincorporación presencial.

Este 24 de mayo es el ultimátum para el regreso, lo que anticipa un regreso a clases presenciales, pero cuya imposición puede traer consecuencias devastadoras, como pasó en Argentina o Brasil, donde tras la reapertura de escuelas, las ya escandalosas cifras de hospitalización se dispararon hasta superar a países como México.

El regreso debe contar como mínimo, con el pago íntegro de los salarios, vacunación de todo el personal y estudiantado de la UNAM, así como insumos como gel antibacterial, jabón, papel, cubrebocas KN-95 y caretas de manera gratuita y periódica.





Temas relacionados

Pandemia   /    Coronavirus   /    Mundo Obrero México   /    UNAM   /    STUNAM

Comentarios

DEJAR COMENTARIO