×
×
Red Internacional

MILITARIZACIÓN.Alertan analistas ante mayor poder transferido a Fuerzas Armadas

Tiempo estimado 4:58 min


El poder que AMLO les ha conferido a las Fuerzas Armadas sólo se compara con el que tenían hacia 1940, cuando los presidentes eran militares.

Miércoles 23 de diciembre de 2020 | Edición del día

The Washington Post publicó recientemente un artículo firmado por la periodista Mary Berth Sheridan. En este, destaca el poder que han adquirido las Fuerzas Armadas bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sólo equiparable al que tenían cuando en México gobernaban militares, hacia 1940.

La formación de la Guardia Nacional, la encomienda de cada vez más tareas a las Fuerzas Armadas, así como el millonario presupuesto destinado a la milicia, contradicen, en apariencia, la promesa de campaña de AMLO de desmilitarizar el país. Sin embargo, no son sino la expresión de la continuidad que representa la 4T de los principales planes neoliberales y de la subordinación a Estados Unidos. Así, a lo largo de los dos años que van de este sexenio, las Fuerzas Armadas han sido utilizadas para perseguir y detener migrantes en la frontera norte y sur del país, así como para hostigar trabajadores como en el caso de la huelga del SutNotimex, en la Ciudad de México.

El reportaje citado ahonda sobre una línea: la cantidad de tropas que han sido desplegadas con encomienda de seguridad pública, situación que ha venido de la mano de una política federal para evitar la difusión de los casos de presuntos enfrentamientos entre las fuerzas armadas y el crimen organizado, así como sus detalles. Esta decisión, supuestamente tomada para evitar contribuir a la "cultura del narco" (idealización de las vidas de criminales de alto perfil) ha servido también para disminuir el impacto de noticias como el ataque en Chihuahua contra la activista Jessica Silva a manos de la Guardia Nacional, cuyos mandos aseguran que se trató de una "confusión". 

Confirman caso de ejecución extrajudicial por militares en México

Además de labores de seguridad con marco en una "guerra contra el crimen" que no se menciona pero existe, les han sido encomendadas a las fuerzas armadas una serie de tareas administrativas que implican un mando militar para puertos, aduanas y aeropuertos. Ante la crisis sanitaria, será el Ejército quien garantice la custodia y distribución de la vacuna contra el covid-19.

Otra de las cuestiones que menciona este artículo es la cantidad de legislaciones, decretos y reformas que ha implementado AMLO para justificar y dar marco de acción a las Fuerzas Armadas. En dos años no sólo hizo que la militarización del país tuviera sustento en la Constitución, sino que también ha legislado en materia de cooperación internacional para evitar nuevas "sorpresas" como la de la detención del general Cienfuegos. 

La detención de Salvador Cienfuegos y la colusión Fuerzas Armadas - narcotráfico

Esta detención mereció una mención particular en el artículo citado. Y es que se trata de uno de los mayores escándalos no sólo al interior de las Fuerzas Armadas, sino también entre las relaciones bilaterales con Estados Unidos y los pactos de cooperación en torno al tráfico de drogas, armas y otros asuntos penales que, en los hechos, han significado la injerencia directa de la Casa Blanca en las políticas de seguridad de México. 

 Entre las cifras que destaca una reseña del artículo publicada por Aristegui Noticias, se encuentra un aumento del 20% del número de soldados involucrados en labores "domésticas" o civiles, a 66 mil en la primera mitad del 2020. A nivel nacional, el incremento de efectivos desplegados es del 75%, ascendiendo a una cantidad de 27 mil militares. Para 2021, la Secretaría de la Defensa Nacional recibió un incremento de 20% de presupuesto, a pesar de la crisis que implicó recortes en otros rubros.  

El centro del artículo radica en la alerta de una disminución de supervisión civil conforme las Fuerzas Armadas van tomando las riendas de cada vez más actividades que corresponden al gobierno y a la administración pública. Vuelve, una vez más, sobre los riesgos de que personal entrenado para "abatir" (como en Tlatlaya) o usar una "fuerza abrumadora" enfrente a población civil. La encomienda de actividades al Ejército, ahonda el artículo, abre la puerta para que la opinión de mandos militares permee en la vida pública, así como en asuntos de índole política.

El problema de la militarización, sin embargo, no radica en si su mando es o no civil, pues es su rol represivo el que, en los hechos, aprovechan gobiernos y empresarios para amedrentar a la población y así poder garantizar grandes negocios, como el tren maya. 

Las reiteradas violaciones a los Derechos Humanos a manos de las Fuerzas Armadas, que no han cesado a pesar de los discursos "transformadores" de AMLO, únicamente evidencian la vigencia de la demanda por desmilitarización inmediata y la abolición de la Guardia Nacional, así como por juicio y castigo a los responsables de las ejecuciones y desapariciones forzadas perpetradas por las FFAA. 





Temas relacionados

Política México   /    AMLO   /    Militarización

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias