www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
3 de julio de 2022 Twitter Faceboock

INAH
Comienza el 2022 con “austeridad republicana” y despidos
Diana Bruja Palacios | Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Ante el despido de trabajadores estatales desde el día 1 de enero de 2022 en el INAH, resulta urgente la unidad de todos los sectores y la organización independiente para defender los derechos laborales, políticos y sociales.

Link: https://www.laizquierdadiario.mx/Comienza-el-2022-con-austeridad-republicana-y-despidos

El 17 de diciembre de 2021 se dio a conocer, mediante el oficio 401.4C.1 2021/17 emitido por el secretario administrativo, Pedro Velázquez Beltrán, que el INAH no renovaría los contratos de los trabajadores eventuales debido al recorte presupuestal gubernamental; estos despidos injustificados afectan a cientos de trabajadores de la dependencia.

El despido del personal eventual en sus 500 unidades administrativas, con aproximadamente 7 mil trabajadores y 2 mil eventuales, tiene múltiples consecuencias en una institución que es responsable de conservar, investigar, difundir el patrimonio arqueológico e histórico del país; pues afectará muchas áreas de operación, además de que profundiza los recortes que ya venían produciéndose desde años atrás.

Cabe señalar que, en 2020, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tuvo que enfrentar un recorte de 740 millones de pesos, además del cierre de los 162 museos a su cargo por la crisis sanitaria, impidiendo el ingreso monetario de una cantidad parecida, que sumó 1,500 millones de pesos; es decir, una tercera parte de su presupuesto anual (que asciende a 5 mil millones), dejando incierto el empleo de cientos de trabajadores, quienes han denunciado en ocasiones anteriores que cobran su salario con meses de retraso.

Los recortes no se quedan ahí, pues afectan en gran medida a la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), que antes de concluir el 2021 y frente al recorte presupuestal por la política de “austeridad republicana” aprobado desde el Congreso, el director Hilario Topete anunció una “reducción” del personal temporal a partir del 1 de enero de 2022; detonando el descontento político de la comunidad estudiantil que está realizando actividades para frenar estos recortes y evitar los despidos en detrimento de su centro de estudios.

Y es que estos recortes llevan décadas causando la estrechez con que se maneja el Instituto y la Escuela cuya comunidad educativa, además de denunciar que esta situación de precariedad lleva ya varias décadas, también destacaron que no puede funcionar sin los 350 trabajadores despedidos. Por lo que realizaron un mitin este 5 de enero frente a las oficinas del INAH y están convocando a una próxima asamblea para el viernes, 7 de enero, a las 10:30 a. m.

Ante la presión ejercida por la comunidad estudiantil de la ENAH, el director del INAH, Diego Prieto, tuvo que salir a prometer que no habrá despidos en esta institución educativa, ya que fue “una confusión de una circular”. Aseguró que “todo el personal eventual de la Escuela Nacional de Antropología e Historia volverá a ser recontratado [aunque], por supuesto, deberán cumplir con una serie de requerimientos para justificar dicha contratación”; obviando que estos trabajadores eventuales no cuentan con derechos laborales plenos.

Te puede interesar: Universidades. Asamblea de estudiantes y trabajadores convocan a mitin en defensa de la ENAH

Continuidad de la precarización y los despidos en este 2022

Lo que sucede en el INAH y la ENAH no son hechos aislados, ya que están los posibles despidos en otras dependencias gubernamentales, como sucede ante la lucha que emprendieron en diciembre pasado las y los trabajadores de los programas culturales del gobierno de Claudia Sheinbaum desde 2019 y de proyectos como PILARES, que se habían presentado como parte del fomento de la cultura comunitaria y educativa de las comunidades pobres, así como una alternativa laboral para la juventud que egresa de las universidades; pero que, al no tener condiciones ni derechos laborales suficientes, han decidido levantar la voz y luchar por la basificación para todos y plenos derechos.

A decir del gobierno federal, los recursos derivados de los recortes se destinaron a programas asistenciales de entrega directa y unos 457 millones de pesos al programa Sembrando Vida, sobre el que, recientemente, se vieron involucrados en un escándalo de corrupción los hijos del mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador; para fertilizantes serán 2 mil 700 millones de pesos y otros 500 millones a Jóvenes Construyendo el Futuro, que dio subsidios a empresas para disponer de trabajadores sin reconocimiento laboral ni remuneración por su trabajo, generando mano de obra barata, nuevamente, a favor del empresariado y precarizando a la juventud con la excusa de que son aprendices.

Te puede interesar: La lucha en los programas culturales en la encrucijada: ¿Qué hacemos?

Durante el gobierno de la 4T, a cargo de Andrés Manuel López Obrador, se han dado despidos masivos de trabajadores en diversos sectores, así como sus respectivos recortes presupuestales bajo el pretexto de la “austeridad republicana” y reestructuración de las dependencias gubernamentales; la finalidad del gobierno federal es reasignar estos fondos priorizando el crecimiento de la Guardia Nacional con 72 mil 800 millones de pesos, la Defensa Nacional con 104 mil pesos (22 % más que el año anterior), la Marina con 32 mil millones (incrementando un 17 %), que suman casi 209 mil millones de pesos, y la terminación de megaobras como el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, al que se le destinarán 11 mil millones de pesos, y la refinería de Dos Bocas en este 2022 con un presupuesto destinado por 45 mil millones de pesos.

Te puede interesar:Desigualdad capitalista. 2021: en el año de los supermillonarios, 150 millones de personas cayeron en la pobreza extrema

Por la unidad de todos los sectores con una organización independiente

Está visto que la solución no vendrá de las autoridades, ya que, en medio de la crisis sanitaria global, la desigualdad aumentó afectando, mayoritariamente, a la clase trabajadora, campesinos e indígenas pobres. Los gobiernos en turno siguen imponiéndonos por arriba políticas antiobreras y antipopulares que atentan, claramente, contra nuestras vidas. Resulta urgente la organización y la movilización de las y los trabajadores de diversos sectores, sindicalizados y precarios, en unidad con la juventud y el movimiento de mujeres para frenar esta nueva ola de despidos, por derechos laborales, contra la precarización laboral, con independencia del gobierno y de las instituciones del régimen político.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx