×
×
Red Internacional

Conurbano. Zabaleta e intendentes contra movimientos sociales: auditarán a beneficiarios del Potenciar Trabajo

Uno por uno, los más pobres serán llamados para juzgar si merecen o no recibir los $23.900 del programa social. La medida se enmarca en un ataque persistente, tanto del oficialismo como de la oposición de derecha, a las organizaciones de trabajadores deoscupados.

Viernes 12 de agosto | Edición del día

El control que el Estado no realiza sobre las cuentas de los grandes formadores de precios, o sobre las ganancias de empresas y bancos, quieren dirigirlo a los magros bolsillos de los trabajadores desocupados y precarizados que reciben un salario social complementario que no son más que $23.900.

Este viernes, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, se reunió con indentendentes oficialistas y opositores del conurbano bonaerense, para ponerse de acuerdo en cómo será el esquema para controlar, uno por uno, a los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo. En palabras del ministro, "ir a auditar a todos y cada uno de ese 1,3 millones de beneficiarias y beneficiarias". Comenzarían este mismo fin de semana.

La noticia no es nueva. La lupa sobre los ingresos de los más pobres y sobre su forma de organización, la puso Cristina Fernández de Kircher, antes de la renuncia de Martín Guzmán. Luego, el ministro Zabaleta encontró que quizás la forma más "progre" de auditar a los pobres es através de las universidades. Por último, el superministro Sergio Massa mencionó la auditoria como parte de las medidas económicas que tomaría su gestión, para profundizar el plan de ajuste fiscal que trazó Guzmán con el FMI.

Por su parte, Horacio Rodriguez Larreta no quiso perder protagonismo y esta misma semana anunció que le quitará la ayuda alimentaria a los chicos que falten a la escuela.

Tanto el oficialismo como la oposición de derecha vienen atacando persistentemente a las organizaciones de trabajadores deoscupados y precarios -los llamados movimientos sociales- que hace meses se vienen movilizando por un aumento en el monto y los cupos del Potenciar Trabajo, por alimentos para los comedores populares y por trabajo genuino.

Estigmatización y fake news en los medios de comunicación; causas judiciales a dirigentes en provincia de Buenos Aires, allanamiento a comedores populares en Jujuy: no escatiman ningún recurso.

La medida que está impulsando el ministro de Desarrollo Social tiene un objetivo doble.

Por un lado, el Gobierno busca ordenar las cuentas públicas en el marco del ajuste. Desde el mes de febrero, el Ministerio de Desarrollo Social decidió cerrar los cupos para acceder al Potenciar Trabajo. Y, mientras Zabaleta le da vuelta la cara a los miles de trabajadores desocupados que hace meses golpean la puerta de su ministerio, la respuesta que dio hoy el funcionario fue: "si no estudian ni trabajan, se dan de baja" los planes.

Por otro lado, el Gobierno y la oposición de derecha están de acuerdo en recuperar el control político de la administración del Potenciar Trabajo. Cristina Fernández de Kirchner dio el marco discursivo para esta ofensiva: cuestionó la trasparencia de los movimientos sociales y planteó que los intendentes y gobernadores tienen que recuperar su control directo. Así buscan avanzar en el control territorial de los más pobres, atentando contra la autonomía de las organizaciones de trabajadores desocupados y precarios.

Pero los más afectados por la crisis económica y social, cuentan la historia desde una perspectiva opuesta.

Edith, de la Asamblea Permanente de La Plata reflexiona: “Si los gobernadores e intendentes, peronistas y de derecha, administran los planes, ¿nos van a utilizar para sus campañas políticas?, ¿quién nos asegura que vamos a tener trabajo genuino como primera medida? o, ¿solo es más precarización?”.

Nicole de la Asamblea Permanente de Guernica, explica cómo es la contraprestación laboral del Potenciar Trabajo en el municipio gobernado por Blanca Cantero: "Ponen a la gente a hacer limpieza de plazas y escuelas y no les dan ni guantes, todo lo tienen que comprar ellos y laburan casi 8 horas por la mitad del salario mínimo”.

Sus testimonios dan cuenta de las prácticas de clientilismo político de los barones del conurbano y de la precarización laboral que le imponen a los más pobres, negándoles derechos laborales elementales en cuanto a condiciones y salario.

De fondo, el objetivo de esta medida es como lo planteó Chico, también de la Asamblea Permanente de La Plata: "No quieren que nos organicemos, están en contra de cualquier organización”.

Te puede interesar: La voz de los desocupados, ¿quién más que ellos puede contar su vida y por qué salen a las calles?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias