×
×
Red Internacional

Devastación Ambiental. ¿Y dónde estaba la SEMARNAT cuando se licitó el Tren Maya?

El comunicado del SEMARNAT contra la manifestación por la #HuelgaPorElClima deja ver los oídos sordos que ha hecho la administración actual frente a la crísis ambiental que se presenta. Responsabilidad del sistema capitalista y sus gobiernos, actuales y anteriores.

Sábado 26 de marzo de 2022 | 15:33
Imagen: La otra opinión

El pasado 25 de marzo de 2022 se realizó una movilización al nombre de #HuelgaPorElClima que salió del Ángel de la Independencia, donde activistas ambientalistas, agrupaciones políticas, así como distintos sectores de la juventud, diversidad, mujeres asistieron para manifestarse contra el cambio climático y la devastación medioambiental que este sistema, los capitalistas y sus gobiernos han creado en pos de seguir aumentando sus ganancias.

En este contexto, horas después, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) a través de su página de facebook emitió un comunicado donde pregunta que “¿Dónde estaban los pseudoambientalistas cuando hace años empezó la verdadera devastación en el sureste de México?”.

Acompañado de una descripción donde menciona que "Las personas de la región quieren y ven en el Tren Maya un camino de esperanza para su bienestar y felicidad en sus propias comunidades”.

En dicho enunciado parecen olvidar que el pasado martes 22 de marzo, día mundial del agua, expertos, representantes de comunidades indigenas y ambientalistas, ONGs hasta los propios pueblos mayas se manifestaron en un movimiento llamado #SelvaMeDelTren, pues el Tren Maya, que está a cargo de la empresa Grupo México, no cuenta con estudios de impacto medioambiental y esta planteado pasar sobre el sistema de cenotes y ríos subterráneos más grande del mundo.

¿Dónde están los ambientalistas?

Hoy, como en periodos anteriores y en el futuro, movilizándose en las calles alzando la voz. Aunque esto pueda llegar a costarnos la vida, ya que si en algo ha sido diferente la administración actual es en profundizar la violencia a los defensores ambientales. Tanto que hoy, algunos de ellas y ellos están asesinados.

Personas que han perdido la vida por la defensa de la tierra contra la asquerosa cara explotadora del capitalismo encontramos a Irma Galindo defensora indígena mixteca, a Verónica Guerrero, abogada ambientalista en Jalisco, a José Trinidad Baldenegro, defensor indigena, por mencionar algunos de la larga lista de asesinatos.

Esta violencia, que ya existía, se ha hecho tendencia con el gobierno de la cuarta transformación conviritiendo a México en uno de los países que encabeza la lista de los países violentos contra ambientalistas en una región como Latinoamérica que ya era catalogada como violenta en este aspecto debido a la impunidad y la colusión de las autoridades con el crimen organizado.

El rol de la 4T en la actual devastación medioambiental

En el link que viene adjunto señala que “con el inicio de la Cuarta Transformación también empezó la remediación de este desastre socioambiental” con “acciones, estrategias y programas que permitan detener y contrarrestar las prácticas que atentan contra el medio ambiente y la población”.

Como su programa “Sembrando Vida”, cuyas investigaciones por parte de El Universal y con datos del World Resource Institute (WRI) y la herramienta Global Forest Watch, correlacionaron el inició de este proyecto con la pérdida de 72,000 hectáreas de coberturas forestales.

Proyecto al que se le han destinado 28,929 MDP para 2022, no sólo ha presentado fallos en su implementación sino que, por la vía de los hechos, su gran cantidad de mano de obra migrante que labora en condiciones de precariedad demuestra que ha servido en mayor medida para pedir más recursos socieconómicos al imperialismo yanqui buscando extenderlo a centroamérica y los países del triángulo norte, propiciando la injerencia del mismo.

Mientras que el Tren Maya ha deforestado numerosas hectáreas de bosque que ha expropiado el gobierno y que con la construcción del tramo 5, amenaza con la destrucción de los cenotes, de la flora y fauna que ahí habita así como el sistema de ríos subterráneos más grande del mundo.

Además de estos se les suman otros tantos como la Refinería a Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía, el Corredor Transístmico, el Proyecto Integral Morelos, que de la mano con la militarización del país con la Guardia Nacional (GN), ataca a las comunidades indígenas despojándolas de sus territorios.

¿La crísis climática es propia de la administración actual?

Aunque los megaproyectos y políticas ya mencionadas dejan ver el rol fundamental que cumple el gobierno de MORENA sobre la devastación medioambiental, es claro que no es todo el panorama del problema. Más allá del papel clave que las administraciones pasadas también han jugado para saquear los recursos naturales de la tierra, hay que señalar quiénes son los responsables de esta destrucción.

Empresas como Coca-cola que emite el 3,8% de las emisiones globales de carbono que en complicidad con Pepsico y Nestlé generan la mayor cantidad de contaminación plástica de los océanos, reportando en el 2019, 2.9, 2.3 y 2.5 toneladas de plástico respectivamente.

Otras involucradas son las 20 mayores empresas de petróleo quienes son responsables del 35% de todas las emisiones de CO2 y Metano.

Pero en este escenario apocalíptico no hay sólo empresas involucradas sino también el sector militar norteaméricano que es el 47avo mayor emisor de gases de efecto invernadero así como los bancos que en el 2020 otorgaron $970 mil millones a las 100 principales compañías de combustibles fósiles.

Es así como nos damos cuenta que la responsabilidad de esta problemática, que nos involucra a todes a nivel internacional, no es de los que día a día consumimos para cubrir nuestras necesidades básicas y otras artificiales creadas por el sistema, sino que es responsabilidad de unos cuantos capitalistas que con sus gobiernos actúan en conjunto para seguir explotando los recursos naturales de nuestro precioso planeta tierra.

Esto involucra al gobierno de la 4T, a todas las administraciones pasadas, a todos los gobiernos del mundo que han sido cómplices de los empresarios y su sistema en este escenario de devastación ambiental.

La solución a la devastación se construye desde abajo

Desde la izquierda diario aplaudimos la movilización de hoy 25 de marzo en contra de estas prácticas carroñeras del sistema capitalista, sus bancos y sus gobiernos. Contrario a lo que empresarios como Elon Musk nos quieren hacer creer, ¡no hay planeta B!

La solución no vendrá de aquellos que hoy perpetúan y profundizan el problema. Vendrá del pueblo trabajador, de mujeres, diversidad, estudiantes, activistas, agrupaciones ambientalistas y políticas organizadas movilizándose contra la cúpula de empresarios que mantienen el poder para arrebatar los medios de producción que hoy utilizan para explotar la tierra poniéndolos al servicio de la convivencia armoniosa de la humanidad con la naturaleza.

Entonces, si el capitalismo destruye nuestro planeta, ¡destruyamos el capitalismo!


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias