×
×
Red Internacional

El 22 de junio de 1934, se firma el contrato entre la Asociación de la Industria Alemana del Automóvil del Reich y el ingeniero Ferdinand Porsche, para iniciar el desarrollo del automóvil Volkswagen, conocido mundialmente como "el escarabajo".

Miércoles 22 de junio | Edición del día

En 1933, Hitler se entrevistó con el ingeniero Ferdinand Porsche, quien se había desempeñado como jefe de Daimler-Benz una década antes pero ahora era el dueño, junto con su hijo Ferry, de la empresa automovilística Porsche AG. En ese encuentro, el líder nazi le propuso desarrollar un automóvil popular, basado en las necesidades de una "familia tipo" y que fuera accesible económicamente.

El apoyo de las grandes corporaciones a Hitler

Ferdinand Porsche adhirió al Partido Nacionalsocialista Alemán (el nazismo) y también fue miembro de las SS, la organización paramilitar encargada de la seguridad de Adolf Hitler y del partido en Alemania y, más tarde, en las regiones europeas ocupadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Su empresa, durante la guerra, fue responsable del diseño de los tanques alemanes.

Ford: la empresa yanqui que colaboró con Hitler y con los genocidas de Argentina

Durante los bombardeos de las fuerzas aliadas, Porsche debió trasladar las instalaciones de la fábrica automotriz a Austria y, al finalizar la guerra, tanto Ferdinand como su hijo Ferry fueron arrestados y estuvieron en prisión en Francia, acusados de usar mano de obra esclava en la planta donde se producían los vehículos militares.

Durante los dos años que Ferdinand Porsche estuvo prisionero en Francia -antes de ser liberado mediante una fianza- fue forzado a trabajar en diseños para Renault. De allí surgió el futuro modelo 4CV, también popular y con algunas características similares al famoso escarabajo.

El éxito mundial del Volkswagen escarabajo le permitió a Porsche acumular su fortuna. Ferdinand Porsch murió en 1950 y, en 1999, a pesar de sus oscuros antecedentes con el régimen nazi y de explotación de trabajo esclavo en sus industrias, fue destacado como "ingeniero automovilístico del siglo XX".

Paradójicamente, a pesar de sus orígenes ligados al horror del nazismo, el VW escarabajo se convirtió, en los años 60, en un automóvil icónico de la cultura hippie.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias