Géneros y Sexualidades

ARTE GÉNERO Y REVOLUCIÓN

Voces que refrendan la representación gay del revolucionario Zapata

La visión conservadora machista ha sido sacudida por la pintura del "Zapata Gay", con manifestaciones de rechazo pero también de apoyo, reflejando una contratendencia, que enfrenta a los ataques mediáticos de quienes se sienten agredidos por una propuesta artística audaz y cuestionadora del "status quo".

Raúl Dosta

@raul_dosta

Viernes 13 de diciembre de 2019

“-¿Y usted? ¿Por qué decidió ser así? ... -¿Qué pregunta es esa? ¿Por qué alguien elegiría sentir como siento en un mundo como este?”
Ilustración de Suharini Carrillo Farfán, respondiendo a la iniciativa “Dibuja a Zapata Gay” del artista Sirako en defensa de la obra de Fabian Chairez.

La exposición pictórica Emiliano: Zapata después de Zapata en el Palacio de Bellas Artes, causó gran revuelo por una de las 141 pinturas exhibidas llamada "Revolución", que muestra a un "Zapata Gay", como también se le conoce ahora, y es obra del pintor Fabián Chairez. Reproducimos a continuación algunas opiniones sobre la cuestión y recomendamos artículos sobre una historia trans de la Revolución Mexicana.

Facundo Aguirre, quien asume plenamente su preferencia sexual y ha sido militante troskista del PTS argentino por muchos años escribió en su cuenta de Instagram lo siguiente:

Esta imagen hermosa representa al gran revolucionario campesino mexicano Emiliano Zapata, según el pintor Fabián Charez. Lamentablemente Jorge Zapata, nieto del revolucionario, dijo que no iban a permitir que se denigre así la figura de su abuelo.

Zapata fue el líder de los campesinos de Morelos y del Ejército Libertador del Sur que se enfrentó a la dictadura de Porfirio Diaz y más tarde a Victoriano Huerta y a los constitucionalistas encabezados por Venustiano Carranza y el manco Álvaro Obregón.

Junto con Pancho Villa constituyó la dirección de la revolución campesina que luchaba por la tierra y que ocupó la ciudad de México. Cuenta la leyenda que cuando entraron al Palacio presidencial ni Zapata ni Villa se animaron a sentarse en el sillón de mando y empujaron allí a Eulalio Gutiérrez, representante de la pequeño burguesía urbana dentro del movimiento.

Los campesinos revolucionarios pusieron en pie la Constituyente revolucionaria de Aguascalientes en la que se votó la reforma agraria y un programa de reformas radicales. Sin embargo, la falta de independencia del campesinado y su negativa a hacerse del poder en manos propias llevó a que abandonaran ciudad de México y permitieran el resurgimiento de los constitucionalistas que los terminaron derrotando.

Zapata abogaba por la unidad con los obreros anarcosindicalistas y reivindicó la Revolución Rusa. La falta de una dirección proletaria y su alianza con el campesinado explica en gran medida la derrota. Sabiéndose derrotado marchó hacia la muerte consciente de la trampa que le tendieron.

Resignificar a Zapata como líder revolucionario de los putos y las maricas es un acto de audacia creativa que prefigura el contenido y las alianzas que la nueva revolución social tiene que tejer y emancipar. Más allá de las intenciones del artista la lucha por el sentido de la obra sirve para pensar el arte como herramienta subversiva.

Te sugerimos:

Por su parte el académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, César Enrique Pineda, opina lo siguiente:

¿por qué indigna esa obra? Porque ante la masculinidad dominante y tóxica, no hay nada más despreciable que un hombre "feminizado".Si lo piensan,la reacción es homofóbica pero sobre todo, misógina. Se persigue y se castiga lo femenino que ha osado aparecer en nuestro general.Hilo

La imagen indigna porque es un Zapata puto. El puto es poco hombre, poco valiente, débil, no solo homosexual. El ícono revolucionario no puede ser otra cosa que lo masculino dominante: agresividad, valentía, arrojo. El puto es el margen, el outsider de lo masculino aceptado.

El odio homofóbico,es odio al hombre femenino,al puto. La puta es despreciable por su promiscuidad. El puto es rechazado por parecerse a la puta,mujer despreciable. El odio homófobo es la negación de lo femenino, considerado denigrante. El puto ha osado parecerse a una mujer.

Cuando el puto se erotiza, su sensualidad, recuerda a mujer: atrevimiento inaceptable, aberración. El varón no puede ser pasivo: si es penetrado es humillado y por tanto no hombre: el macho es quien domina porque penetra. Dominio y sexualidad se entrelazan: masculinidad tóxica

La violencia que condena a Zapata puto, es la misma que golpea homosexuales y mata mujeres. Pero Zapata joto ha triunfado ya: su valentía es la de ser femenino, su arrojo el mostrarse ante sus perseguidores, ha señalado con su sensualidad la misoginia detrás de la homofobia.

Zapata joto con todo y caballo fálico ya ha hecho de nuevo su revolución. Del lado de lxs oprmidxs cabalga de nuevo. Porque si Zapata viviera, con las putas y los putos estuviera. Zapata no ha muerto, hoy se ha puesto tacones. Zapata vive, y hoy más que nunca, la lucha, sigue.






Temas relacionados

"Zapata Gay"   /   El arte no es delito   /   Ideología de género   /   Palacio de Bellas Artes   /   LGBTTI   /   Emiliano Zapata   /   Revolución mexicana   /   Arte y política   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO