Juventud

ESTADOS

¡Viva la huelga de la Universidad Autónoma de Nayarit!

Las justas demandas de profesores, trabajadores y alumnos exigen, en primer lugar, los pagos adeudados a sus más de 5 mil 500 trabajadores de la educación, así como un aumento presupuestario de emergencia para las universidades públicas, pues ya 11 se han declarado en quiebra a nivel nacional.

Viernes 22 de noviembre | 17:31

La Universidad Autónoma de Nayarit se encuentra en huelga desde el pasado 20 de noviembre. Las justas demandas de profesores, trabajadores y alumnos exigen, en primer lugar, los pagos adeudados a sus más de 5 mil 500 trabajadores de la educación, así como un aumento presupuestario de emergencia para las universidades públicas, pues ya 11 se han declarado en quiebra a nivel nacional.

En el caso de la universidad nayarita, esta huelga es continuidad de otras medidas de fuerza implementadas previamente por la comunidad universitaria, como el paro del pasado octubre al que se sumaron en coordinación con varias universidades más en todo el país, o el reciente paro de tres días de más de un centenar de académicos exigiendo el pago de sus funciones.

El rector de la universidad, Ignacio Peña González, ha declarado que hacen falta 550 millones de pesos para concluir el año, pero alerta que el déficit presupuestario de la institución supera los mil 100 millones de pesos.

Esta es la situación de la educación superior en México, la quiebra de más de una decena de instituciones universitarias y procesos de movilización contra los recortes y por aumento de presupuesto. Pero ¿qué está detrás de este ataque y cómo podemos enfrentarlo?

En plena 4T, la sombra de los mandatos del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos se hace más oscura en el terreno educativo. Los organismos financieros internacionales exigen degradar los contenidos, recortar presupuestos, privatizar y tecnificar la educación, así como precarizar las condiciones laborales de los y las trabajadoras de la educación.

Tal cual lo plantea la OCDE como condición para obtener membresía, reformas estructurales y planes neoliberales para poder ser parte de este órgano de “cooperación” económica.

No se diga el FMI, que frente a las consecuencias de la crisis del 2008 ha exigido la privatización de empresas “no rentables” e incluso de paraestatales, el aumento de impuestos al consumo –que impacta sobre todo a los sectores populares- y la devaluación de las monedas de la mano de la inflación. En el caso del BM, su principal apuesta es mantener el injusto pago de la deuda externa de países “en vías de desarrollo”.

¿Cómo financiamos una educación pública, gratuita y laica?

Frente a esta situación de despojo y expoliación por parte de los organismos financieros internacionales que siguen los mandatos del imperialismo estadounidense, y frente a las políticas de recorte y austeridad que despliega el gobierno de la 4T, solo el camino de la lucha y movilización independiente al gobierno podrá construir una salida para este laberinto.

Por un lado, es necesaria la coordinación de todas las universidades en quiebra, para poner en pie una coordinadora nacional en defensa de la educación pública que permita la participación unitaria de todos los y las trabajadoras de la educación y sus organizaciones sindicales y construir un plan de lucha nacional.

El magisterio mexicano es el sindicato con mayor número de agremiados en el continente (1 millón 200 mil aprox.); esta potente fuerza organizada debe movilizarse unitariamente con los trabajadores académicos y administrativos de las instituciones de educación media superior y superior.

En segundo lugar, debe impulsarse una política de unidad entres estudiantes, trabajadores y académicos, que permita fortalecer y dinamizar la lucha mediante el empuje del movimiento estudiantil en cada universidad y centro de estudio, recuperando un funcionamiento democrático y que busque la masificación del movimiento.

En tercer lugar, es necesario mantener una posición independiente del gobierno y sus planes de subordinación a los organismos financieros internacionales, pues como ya demostró AMLO edulcorando al FMI al hablar de un “nuevo fondo monetario internacional” que, según él, ha cambiado su carácter rapaz, la 4T jamás romperá con los dictados de privatización y tecnificación de la educación que hoy golpean al sector educativo y amenazan a la educación pública, gratuita y de calidad.

El presupuesto para financiar la educación pública y gratuita podría obtenerse del cese del paso de la ilegítima deuda externa, de la implementación de impuestos progresivos a las grandes fortunas y/o a las universidades privadas, así como destinando el presupuesto de la Guardia Nacional al sector educativo.

Desde la Agrupación Juvenil Anticapitalista, saludamos la huelga de la comunidad académica, trabajadora y estudiantil de la Universidad de Nayarit y nos solidarizamos activamente con todas las luchas en defensa de la educación pública y gratuita.

Proponemos la plataforma de la Izquierda Diario para cualquier denuncia, pronunciamiento o medida de lucha que sea necesario difundir, como vía para fortalecer su movilización y amplificar la organización en el sector educativo.

¡Viva la huelga de la Universidad de Nayarit!






Temas relacionados

Universidades públicas   /   Nayarit   /   Universidad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO