×
×
Red Internacional

#NoDestruyanElGalpon. Vecinos de Villa Ortúzar denuncian el desalojo de un espacio donde funciona un bachillerato popular

La denuncia también la realizan las y los trabajadores del lugar, incluso hay una biblioteca para las y los chicos que también desaparecería. Este medio se acercó y dialogó con Fernando Santana, profesor del bachillerato Berta Cáceres.

Jueves 6 de octubre | Edición del día

Trabajadorxs y vecinxs de Villa Ortúzar denuncian el desalojo de un espacio donde funciona un bachillerato popular y una biblioteca. A través de este medio, entrevistamos a Fernando Santana, profesor del bachillerato Berta Cáceres. Denuncia el desalojo que llevó adelante el gobierno de la Ciudad la semana pasada y nos cuenta sobre las medidas que están llevando adelante en defensa del espacio.

P: Contame sobre tu trabajo en el espacio del Galpón

F: Soy profesor de literatura del Bachillerato Berta Cáceres e integrante de la organización social CEIP-H (Cooperativa de educadores, educadoras, investigadores e investigadoras populares histórica argentina), que es la organización responsable de la creación del bachillerato popular Berta Cáceres qué funciona en el Galpón de Ortúzar.

P: ¿Qué sucedió la semana pasada en el espacio?

F: El viernes pasado a las 6:30 horas, aproximadamente, nos notificamos que habían ingresado al predio del galpón ubicado en Villa Ortúzar y comenzaron un proceso de desmantelamiento, sacaron los más de mil libros que tenía la biblioteca popular que funciona en el espacio. Estuvieron sacando parte de las estructuras, de las paredes, vaciaron todo lo que había. Por supuesto todo esto sin que hubiera una notificación y en horas de la madrugada. Ese mismo viernes se presentó una denuncia en la fiscalía a la que respondieron con la promesa de que se nos iban a convocar para una mediación el día 5 de octubre, pero nunca llegó la notificación formal. Se puso faja de clausura en el espacio y el martes 4 de octubre a las 6 horas, nos enteramos que no solo, no respetaron la mediación informada mediáticamente, sino que habían comenzado la demolición.

P: ¿Y qué hicieron ante este nuevo ataque?

F: Otra vez la organización y los vecinos y vecinas pudimos frenar esa demolición, pero la situación es de extrema gravedad y requiere algún tipo de solución más firme.

P: ¿Qué actividades funcionan ahí?

F: Este es un galpón que fue recuperado por los vecinos y vecinas. Originalmente era una cancha de bochas que había sido abandonada y luego fue recuperada. En este lugar funcionan además del bachillerato popular Berta Cáceres, una biblioteca popular, funciona un centro de jubilados, se hace una olla popular para los vecinos y las vecinas de villa Ortúzar y se realizan distintas actividades como artes marciales o incluso, una murga que guarda los instrumentos aquí.

P: ¿Quiénes son los responsables de este avance sobre el galpón? ¿Qué dijeron las autoridades que estuvieron involucradas?

F: Responsabilizamos al gobierno de la Ciudad por esta avanzada y entendemos estas acciones como parte de las medidas que el gobierno de la Ciudad viene llevando adelante en la educación. No es la primera vez que deciden avanzar sobre cuestiones que tienen que ver con lo popular y lo comunitario y entendemos que también son responsables por este suceso. Lo que salió publicado en algunos medios del gobierno de la Ciudad es que quieren que en ese lugar funcione un canil para perros y perras que según dicen, “es un pedido de los vecinos de la zona”. Es bastante simbólico el reemplazo que quieren hacer y argumentan que, “no tenemos sustento legal para que podamos estar ahí”, invisibilizando las actividades que se llevan adelante para los vecinos y vecinas del barrio.

P: ¿Qué medidas están llevando adelante para defender el espacio? ¿Pudieron articular con el barrio y otras organizaciones?

F: Desde el día que sucedió esto hasta hoy, venimos llevando distintas actividades. Como bachillerato popular, impulsamos primero una clase pública el día viernes mismo, luego también se hizo un abrazo en dónde se convocó a todas las vecinas y organizaciones solidarias que estuvieron allí y otras que nos han hecho llegar su adhesión y su apoyo. También se estuvo haciendo un festival el día sábado, una pintada de un mural para dejar mensajes de apoyo y ahora van a continuar con las vigilias y las clases públicas en la puerta del galpón exigiendo y esperando que sea apoyado y poder sostenerlo. El barrio se acercó a esta demanda, hay un montón de vínculos y de lazos construidos que habla también de la consolidación de un espacio, de un territorio, que es lo que está negando el gobierno con esta avanzada. Hemos recibido apoyo de trabajadores de distintos sindicatos, otros bachilleratos populares y organizaciones políticas y sociales.

P: ¿Querés agregar algo más?

F: Sí, por último, cabe recordar que en esta zona también hay un proyecto de urbanización de armado de torres y también la comunidad de Villa Ortúzar se está negando a esa avanzada inmobiliaria. Esta es una gestión del gobierno de la Ciudad que no privilegia la cultura, no quiere entender lo popular y lo demoniza, lo criminaliza, lo avasalla y en ese sentido, estas son expresiones de una lógica que está instalada, que tiene que ver con querer criminalizar a los pibes y las pibas que toman una escuela, entienden la educación como un negocio, que todo lo que no sea leído en términos de beneficio o ganancia con una lógica empresarial es dejada fuera. Esperemos seguir contando con el apoyo necesario para defender nuestro espacio.

Te puede interesar: Vecinos de Villa Ortúzar: “No queremos torres, queremos verde”


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias