×
×
Red Internacional

Este hecho es responsabilidad por la patronal, al exponer a sus trabajadores tras negarse a paralizar la producción no esencial de automóviles

Joss Espinosa@Joss_font

Miércoles 8 de abril de 2020 | 14:11

Aunque no se ha confirmado, todo apunta a que la causa de la reciente muerte de un obrero de 25 años de la VolksWagen es el coronavirus. Esto se da en el marco de que falleciera recientemente Ángel Ignacio, trabajador de 39 años, de la misma planta de VW de Puebla.

Esto se conoció al difundirse el certificado de defunción, en el que se aclara que fue por Covid-19, información que el IMSS intentó ocultar. El segundo deceso se dio el 3 de abril, sin embargo, al trabajador no se le aplicó ninguna prueba, por lo que no se puede afirmar que fue por coronavirus.

Hay muchos casos parecidos a éste, en el que fallecen personas por enfermedades respiratorias y que presentansíntomas de covid, sin embargo no son contabilizados en las cifras oficiales pues no se les aplican las pruebas a tiempo o se investiga después del fallecimiento. Esto hace pensar que las cifras reales son más altas que las oficiales, como reconoció el propio López Gatell en una entrevista.

Estos casos son una clara muestra de la indolencia de la patronal, pues aunque automotrices a nivel internacional habían parado su producción, la VW paró hasta el 30 de marzo, no sin antes aplicar recortes salariales y despidos a sus trabajadores en las plantas en México.

Te puede interesar: Vlokswagen recorta el 50% del salario de sus trabajadores

Varias de las plantas automotrices que pararon antes lo hicieron por las protestas y huelgas salvajes de sus trabajadores, en las que exigían la paralización y las licencias por cuarentena o, en su defecto, reconvertir la producción para ayudar en la elaboración de respiradores.

Esta situación hizo imposible para la patronal ocultar que ante la pandemia no estaban tomando ningún tipo de medida, irresponsabilidad que expone a un alto riesgo de contagio a los miles de trabajadores de la automotriz VW, pues de comfirmarse ambos casos, muchos de ellos estuvieron expuestos al contagio mientras la planta seguía en labores. Esto sin contar a sus familias, que aunque se queden en casa, pueden ser contagiadas por la negligencia patronal.

Lo que queda claro es que a las patronales no les importan la vida de los trabajadores, incluso aunque no tengan perdidas no quieren reducir un mínimo sus ganancias, tomando medidas como seguir laborando. Tampoco les importa invertir en medidas sanitarias, y garantizar que los trabajadores se contagien o contagien a sus familias.

Estas muertes son producto de la indiferencia de la patronal, esa ante la que AMLO pide que “se porten bien”, y apela a su humanismo. Queda claro que los intereses de la burguesía son contrarios a los nuestros, ellos buscan sus ganancias, nosotras y nosotros salir vivos de esta crisis. Urge una salida encabezada por la clase trabajadora, en la que den vuelta las prioridades.

Te puede interesar: Ante la pandemia, impuestos inmediatos a las fortunas de Slim y los 10 más ricos de México




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias