Cultura

EFEMÉRIDES

Un día como hoy nació la diva Dolores del Río

La actriz nació en Durango de su infancia recuerda el levantamiento armado revolucionario y la decena trágica. ¹Inició su carrera en el cine mudo estadounidense y se consagró en México siendo una de las figuras reconocidas de la llamada época de oro del cine mexicano.

Sábado 3 de agosto | 20:56

La actriz nació en Durango María Dolores Usúnsolo y López Negrete, mejor conocida como Dolores del Río, nació el 3 de agosto de 1904 en la capital de Durango en el seno de una familia de clase alta, su infancia desarrolla como un idilio entre la enorme casa de sus abuelos, la hacienda de sus padres y los paseos en carruaje por las calles de la ciudad.

“Me gustaba pasear por el campo y ver pastar las vacas, el aroma de las flores, caminar entre los surcos y sembrar coles. Desde niña aprendí a querer a mi tierra y hasta la fecha es mi pasión”, recuerda Dolores del Río.

Pero todo se quebró cuando Pancho Villa empezó a asolar la vida de los aristócratas de la región. El temor no era menor Luis López Negrete abuelo de María Dolores había sido herido de bala por un joven enfurecido por la deshonra que había sufrido su hermana, en vengador no era otro que Doroteo Arango.

Jesús Leonardo Asúnsolo padre de Dolores tiene que huir del país convulsionado, Antonia López Negrete y su hija salen huyendo de la ciudad de Durando rumbo al Distrito Federal, donde se instalan en la colonia para clase media con ayuda de un pariente cercano Francisco I. Madero.

“Era muy pequeña cuando mi mamá me trajo a la capital a conocer a su primo don Panchito, como le llamaba cariñosamente, Madero, entonces Presidente de la República, quien me sentaría en sus rodillas y me regalaría un enorme globo rojo”, declaró la actriz.

La vida de Dolores es tocada por la Revolución Mexicana, un tío Asúnsolo quien era general zapatista muere en el campo de batalla, y en febrero de 1913 la “decena trágica” deja una honda huella en la pequeña, “..las tropas lucharon ferozmente desde la azoteas y las avenidas y en tales ocasiones, cuando el peligro arreciaba, nos refugiábamos en el escondrijo del entresuelo de la casa de mis padres.

Cuando cesaba el tiroteo salíamos a ver algo asustados, los daños causados por las balas, las vidrierías rotas, los cadáveres esparcidos por las calles”.
Su educación de Dolores la hace en el Colegio Francés un lugar donde se enviaban a las hijas de las “mejores familias mexicanas”. En el lugar sería una alumna destacad y su maestra de baile Felipa López despertaría la veta artística de la joven.

Dolores se casa en 1921 con el abogado Jaime Martínez del Río la de edad es de 18 años, para ese entonces la belleza y baile habían hecho conocida a la joven. En una reunión el director Edwin Carewe queda deslumbrado por los bailes de Dolores, la invita a Hollywood a trabajar.

Con Carewe la mexicana realiza sus primeras tres películas, La muñequita millonaria (Joanna, 1925), La vida alegre (High Steppers, 1926) y Uno parta todos (Pals Firt, 1926), pero es con El precio de la gloria (What Price Glory?, 1926) dirigida por Raoul Walsh donde Hollywood le asigna el papel que siempre tendrá de “belleza exótica”.
De 1925 a 1942 Dolores del Río participa en 28 películas estadounidenses. La influencia de la meca del cine de la actriz mexicana se deja sentir al convertirse en uno de los grandes rostros de la industria.

En 1928 Dolores se divorcia de Jaime Martínez del Río. La actriz contrae matrimonio en 1930 Cedric Gibbons un director artístico de la MGM. De esa época se le recuerda por filmes como; Ave del paraíso (1932), Volando a Río (1933), Madame Du Barry (1934) y Journey into Fear (1943).

“Mis películas de Hollywood casi me arruinaron. Se me forzó a interpretar personajes glamorosos, lo que yo detestaba”, declaró del Río.

En 1940 Dolores del Río conoce al director Orson Wells del cual se enamora al poco tiempo se divorcia, pero la nueva relación termina pronto. Regresa a México donde es una figura reconocida, incluso fue invitada de honor en la inauguración del Palacio de Bellas Artes.

Del Río protagonizará Flor Silvestre (1942) de Emilio "El Indio" Fernández, la cinta logra un gran éxito. Le seguirá el clásico María Candelaria (1943) con la que se convierte en un símbolo del cine de la época del oro.

Su tercer largometraje en México Las Abandonadas (1944) le da su primer premio Ariel, es con su actuación en Doña Perfecta (1950) le da el segundo. Dolores del Río tendría una carrera también en el teatro, con obras como Mi querido embustero de Jerome Kilty y Espectros de Henrik Ibsen.

Dolores del Río realiza sus últimos trabajos en el séptimo arte, La cucaracha (1958) bajo la dirección de Ismael Rodríguez y donde comparte créditos con María Félix, en Estrella de Fuego (1960) de Don Siegel teniendo como pareja protagonista Elvis Presley.

La actriz mexicana seguirá su proyección internacional con Cheyenne Autumn (1964) del director John Ford, la cinta italiana C’era una volta (1967) con Sofía Loren y Omar Sharif.

El cineasta estadounidense Hall Bartlett invita a Dolores para participar en la película Los hijos de Sánchez (1978) basada en el libro del antropólogo Oscar Lewis, será su último trabajo donde compartió créditos con Anthony Quinn y Katy Jurado.

Dolores del Río se casó con el productor de teatro Lewis A. Riley en Nueva York en 1959, al final de su vida se dedico más a la vida sindical y a la estancia infantil que dirigió hasta su muerte el 10 de abril 1983.
La actriz fue un ícono del cine mexicano y una de las pocas divas del cine nacional.






Temas relacionados

Cine de oro mexicano   /   Cine   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO