×
×
Red Internacional

Ataque de Israel.“Un alto el fuego no es suficiente”: entrevista con un enfermero palestino

Left Voice, parte de la Red Internacional La Izquierda Diario, entrevistó a Mohammad Samara, un enfermero de Cisjordania, durante los ataques contra el pueblo palestino. Hablamos sobre su experiencia y las desigualdades en la atención médica, como así también sobre la reciente huelga nacional de palestinos del 18 de mayo.

Miércoles 26 de mayo | Edición del día
El edificio del Ministerio de Salud de Palestina en Gaza fue parcialmente destruido durante los bombardeos israelíes. (Photo: Anas Baba/AFP)

Muchas gracias por estar dispuesto a hacer esta entrevista con nosotros. ¿Podrías empezar diciéndonos tu nombre, dónde vives y a qué te dedicas?

Mi nombre es Mohammed Samara y vivo en Nablus en Palestina. Trabajo en el Refugee Surgical Hospital Perfidia, que se encuentra en uno de los grandes barrios de la ciudad de Nablus. El hospital en el que trabajo es solo para realizar operaciones y guardias quirúrgicas. Tengo dos hijas y vivimos muy cerca del hospital. Cuando [pasa algo], a veces soy el más cercano, así que tengo que ir al hospital por una emergencia.

Terminé mi licenciatura en enfermería en 2005 y empecé a trabajar en el hospital médico, general, desde 2008. Hay dos hospitales públicos, uno es un hospital médico y el otro un hospital quirúrgico. A lo largo de estos años yo había trabajado en el primero. Desde que me trasladaron al hospital quirúrgico [en 2013], comencé a ser más consciente de la realidad. Cuando hay enfrentamientos, manifestaciones, o ataques de colonos o soldados israelíes, somos el primer hospital en recibir a los heridos. He sido testigo de muchos casos y escuchado muchas historias. Trabajar en este hospital me abrió los ojos para entender lo que los israelíes son capaces de hacer.

Además de eso, en mi tiempo libre, soy voluntario en algunas asociaciones como traductor de inglés y árabe. Doy clases de inglés a niños y de árabe a voluntarios internacionales. También hago recorridos por la ciudad vieja de Nablus. En los tours, hablo de la historia y la política palestina, que a menudo están distorsionadas. No podemos simplemente separar [la historia y la política] de la cultura. Así que todo esto está incluido en mis recorridos. Todo es voluntario. Simplemente hago lo que hago porque quiero que vean cómo vivimos y a qué se enfrentan los palestinos, incluso si están en su casa.

¿Qué tipo de respuestas obtienes cuando incluyes ese tipo de historia política para las personas que participan en tus tours?

Hemos estado bajo ocupación desde 1948. Han pasado 72 años. No puedo simplemente dejar este hecho a un lado y decir: "No voy a hablar sobre eso". Cuando vayan a la Ciudad Vieja -y espero que algún día vengan a visitarnos- verán muchas cosas que no puedo evitar mencionar -memoriales, fotos, casas demolidas, cartas que llegan de todo el mundo. No puedo simplemente negarlo. La mayoría de las personas que vienen a hacer el recorrido, tienen una idea general. En los tours, abren más los ojos; ven la historia real, ven dónde sucedió realmente. Lo ven sin cambiar los hechos. Ellos lo presencian. Realmente hablan con las personas que se han enfrentado a estos eventos. Nunca he tenido a nadie a quien no le gustó lo que dije o lo que vieron. Por supuesto, estaban muy tristes. Estaban muy enojados. Estaban sorprendidos o consternados. Pero es un poco impactante la realidad que ven, incluso en Hebrón o Belén. Estas son, por supuesto, son ciudades a las que tengo acceso como palestino que vive en Cisjordania. No puedo ir a Jerusalén ni a ninguna otra ciudad israelí como Jaffa o Haifa.

Durante los últimos días, Israel ha estado llevando a cabo un ataque brutal como parte de su campaña genocida contra el pueblo palestino. ¿Podrías contarnos tu experiencia durante la última semana y cómo ha cambiado tu trabajo en el hospital desde que comenzaron los ataques?

En un hospital quirúrgico, nosotros tenemos que estar preparados a más del 100 por ciento ante tales eventos. Primero voy a decir algo sobre la situación de Covid-19 que hemos tenido desde el año pasado. Aquí en Nablus, tuvimos un aumento masivo en el número de personas infectadas con Covid-19. Aquí en Nablus, tenemos cinco o seis hospitales privados y dos hospitales públicos. Pero después de la gran cantidad de pacientes críticos de Covid-19, el Ministerio de Salud abrió dos centros para Covid-19 y convirtió el hospital Al-Watani, que es un hospital público para casos médicos, en un centro de Covid-19. Así que transfirieron a todos los pacientes médicos a nuestro hospital, lo que hizo que nuestro hospital estuviera completamente ocupado, sin camas. Eso duró varios meses. Y en el momento en que comenzaron estos eventos [los bombardeos], no estábamos muy bien preparados para ello. Fue muy repentino. Por suerte, el número de pacientes de Covid disminuyó y el hospital Al-Watani pudo volver a recibir a sus pacientes. Si no fuera por eso, habría sido un gran caos. Y realmente, no podríamos haber hecho nada por los heridos porque el hospital estaba lleno.
En ese mismo momento las enfermeras, los médicos que estaban fuera de servicio, incluso ellos fueron llamados para ayudar a salvar a los heridos o ayudar en la sala de emergencias y en las otras salas.

¿Tenías suficientes suministros en los hospitales?

La escasez de suministros es muy común en Palestina. Como enfermeros y médicos, tenemos que ser creativos y trabajar con lo que tenemos. Todo se debe a los largos años de restricción de movimiento y restricciones a la importación de suministros médicos. La electricidad es intermitente y el agua no es confiable. Por lo general, nos enfrentamos a una falta de suministros, pero de alguna manera lo hacemos funcionar y lo manejamos.

¿Cómo crees que la ocupación israelí afecta a la salud general de los pacientes palestinos?

No se trata solo de la ocupación, también es que realmente tenemos una falta de enfermeras y médicos. En mi hospital trabajo en ortopedia, y es un sector que tiene días muy ocupados durante este tipo de ataques con enfrentamientos y disparos. Solo tenemos dos enfermeros en cada turno y atendemos a 20 pacientes. Así que eso, y nuestra falta de suministros, lleva a una atención médica de baja calidad. Cuando trabajo con pacientes, mi prioridad es darles medicamentos y asegurarme de que estén bien. Pero para ser honesto, simplemente no tengo el tiempo para apoyarlos o hacer un plan de atención de enfermería adecuado. Necesito dar prioridad a mantenerlos con vida y, básicamente, solo brindarles toda la atención médica que pueda.

Queríamos preguntarle sobre las disparidades en la atención médica durante la pandemia de Covid-19 entre palestinos e israelíes. ¿Cuáles son las diferencias en la atención que podría recibir un palestino, por ejemplo, en Gaza frente a alguien en otra parte del país?

En Gaza especialmente, es más lamentable. Tienen más restricciones -de Egipto y de Israel. Es un área realmente pequeña con una población enorme. Al principio, fue más fácil para Cisjordania hacerse de los test, y luego empezaron a conseguirlos para Gaza. Las restricciones hacen que sea muy difícil conseguirles suministros médicos. En Gaza no tenían suficientes camas y ventiladores [asistencia respiratoria], no tenían buen acceso a la electricidad porque es intermitente. También carecen de médicos y enfermeras en comparación con la población.

Israel ha estado en las noticias mundiales por su alta tasa de vacunación. ¿Podrías hablar sobre las disparidades que ves con respecto a la respuesta y el acceso a las vacunas en Palestina en el próximo período?

Las autoridades palestinas declararon que se ha retrasado la aplicación de las vacunas debido a las restricciones de Israel y a los laboratorios que las fabrican. Al principio, la gente no quería recibir estas vacunas, pero luego empezaron a convencerse de ello. Fue difícil al principio porque se supone que los equipos médicos son los primeros en recibirla, pero aquí no sucedió. Los políticos y otras personas las obtuvieron primero. Realmente se lo pusieron difícil a los trabajadores de la salud. Tuve Covid-19 en septiembre. Estoy agradecido de haber sobrevivido. Eso realmente casi me mata. Estuve encerrado durante un mes (...).

Para quienes quieran vacunarse ¿pueden hacerlo en Palestina?

Al principio no estaba disponible y no teníamos suficientes vacunas. No estoy muy seguro de si ahora ya están disponibles. Hubo mucho caos y realmente fue un desastre. No creo que estuviera muy bien organizado porque en mi ciudad natal, comenzaron a decir "Sí, tenemos la vacuna, así que dejemos que ciertas personas que cumplan con los criterios [de edad] se vacunen". Pero he hablado con mi mamá y mi papá [que cumplen con ese criterio] y no mencionaron nada sobre la vacuna. Todas las personas parecen tener información diferente. No estoy seguro de si es la gestión y la falta de organización o si no está disponible. Escucho a algunas personas decir que fueron a esta o aquella clínica y se vacunaron. No está claro. Hay algo realmente tabú sobre Covid-19 aquí.

El último 18 de mayo se convocó a una huelga nacional entre el pueblo palestino. ¿Participó en esa huelga? ¿Cuál fue el impacto que tuvo?

Lamentablemente no. Estaba en el hospital por si pasaba algo. Mi deber era estar allí por si pasaba algo, y por supuesto sucedió. Ha pasado mucho tiempo sin huelgas. Durante la segunda Intifada estaba estudiando enfermería, así que viví toda esa Intifada. Vi tantas cosas durante ese tiempo. Y con todo lo que estaba sucediendo en el último año y en esos años y lo que está sucediendo ahora… estaba un poco desesperado. Pensé que tal vez tendríamos que rendirnos. Lo que vi [con la huelga] fue, no sé si es la palabra correcta, pero fue realmente refrescante. Sé que todavía hay esperanza para esta generación. Lo que realmente me hace optimista es que había una unidad que no había visto en mucho tiempo. Había unidad entre los palestinos que viven en la tierra ocupada en lo que todos llaman "Israel" y Gaza. Entonces, después de todo este tiempo, vimos esta [conexión].

¿Conoce algún plan futuro de acciones de trabajadores?

No estoy seguro de si habrá. Pero lo que vi es que tal vez esto sea una semilla para el futuro. El alto el fuego en Gaza no significa que todo haya terminado. Todavía hay hechos como los que sucedieron hoy en Jerusalén. Después de la oración, los israelíes atacaron a las personas que rezaban en Al-Aqsa. Sabemos que esto no va a terminar ahora. Este es el comienzo de un buen futuro y espero que haya más movimientos unidos para este objetivo.

Usted mencionó el alto el fuego y la atención de los medios internacionales que ha recibido, y Biden está siendo elogiado por ello. La gente piensa que esto significa el fin del bombardeo inmediato. Pero como mencionaste, ha habido violencia continua durante una ocupación de 73 años. ¿Qué dirías que es importante para seguir compartiendo con la gente para que este movimiento no se olvide?

Sobre el alto el fuego, sí, dicen que "ya está", pero eso no significa que todo haya terminado. Todavía existe la situación en Sheikh Jarrah, que inició todo. La limpieza étnica que llevan a cabo no está del todo terminada.

Pero no es solo eso, sino que hemos estado bajo ocupación durante 73 años. Un alto el fuego no es suficiente. Personalmente, he perdido a muchos amigos. Dos de mis mejores amigos estuvieron en prisión durante mucho tiempo. Trabajo en el hospital y veo lo que hacen con la gente. Estuve en el hospital hace un par de años, había un niño que vino que se quemó porque un colono prendió fuego a su casa. Su madre, su padre y su hermano de un año y medio murieron. Sobrevivió, pero sufrió quemaduras graves, como de tercer grado, en más del ochenta por ciento de su cuerpo. Por supuesto que el alto el fuego me hizo feliz, pero no, en realidad no es suficiente.

¿Cómo fue cambiando la información sobre lo que pasa en Palestina en los últimos años?

Estudiaba enfermería en Nablus durante la segunda intifada. En ese momento, solo había unos pocos reporteros, realmente no había Internet ni redes sociales en 2002 y 2003. En ese entonces, solo había reporteros de CNN o Al-Jazeera o lo que sea, y decían lo que querían decir. Si estuviera en los Estados Unidos, digamos, estaría en mi sala de estar, viendo la televisión, enojándome, y eso es todo lo que podría hacer. Pero ahora todo el mundo se convierte en reportero: las redes sociales han tenido un gran, gran cambio e impacto, y han abierto los ojos de la gente a lo que está sucediendo aquí. Todos pueden hacer sus propios informes. Pueden mostrarle al mundo lo que realmente está sucediendo sin censura alguna, sin manipular palabras. Estoy muy contento con lo que pasó con el avance de Palestina, y las redes sociales han tenido un gran impacto con los palestinos y realmente nos apoyaron esta vez. Eso fue realmente diferente.

Las redes sociales fueron enormes a la hora de dar a conocer la lucha palestina. ¿Hay algo más que creas que hizo que esta lucha fuera tan importante y con el apoyo internacional que recibió en la actualidad?

Tenemos este dicho en árabe "una mano no puede aplaudir", no sé si tienen algo así en inglés. Entonces, Palestina fue una mano, y creo que toda la comunidad internacional realmente se unió y eso realmente nos ayudó. No puedo describir lo asombroso que es ver las manifestaciones y la gente que se pone de parte de los palestinos. No sé, no sé qué más decir. Realmente me da más esperanzas. Nunca había visto un movimiento tan grande en apoyo a Palestina.

¿Cuál es su mensaje para la gente en los Estados Unidos o en otras partes del mundo puedan continuar solidarizándose con el pueblo palestino en su lucha?

Estuve pensando en eso todo el día. Hay tantas cosas.

La historia es clara. Es obvio quién vive bajo la ocupación y quién es el ocupante. Esta no es una guerra. Israel tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo y los palestinos no tienen nada, solo sus manos. Creo que el aliento y el apoyo de personas de todo el mundo pueden darles poder. Y es mejor que cualquier arma que cualquier país pueda proporcionar a cualquiera y mejor que cualquier financiamiento. Esto es algo que durará para siempre.

Esta entrevista ha sido parcialmente editada para mayor claridad del/la lector/a. Fue publicada originalmente en inglés en el sitio Left Voice




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias