×
×
Red Internacional

Autoridades de la UACM, junto al Sexto Consejo Universitario, avanzan para profundizar y legalizar la precarización laboral, sin retomar las necesidades de la comunidad universitaria.

Jueves 8 de julio | 19:31

Las autoridades de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) han aprovechado la pandemia para imponer medidas que afectan a las y los trabajadores, como las y los docentes de asignatura, a partir de avanzar con el Estatuto de Personal Académico (EPA).

El EPA es obra de la presente administración, representada por Tania Hogla Rodríguez Mora y del Sexto Consejo Universitario, aunque hay que aclarar que las administraciones anteriores, en los hechos, habían implementado la precarización laboral, incluso al margen de toda legalidad y del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), pero lo que se pretende hacer ahora es legalizar la precarización laboral, lo cual termina constituyendo violaciones a los derechos laborales y humanos.

En este marco, desde el 21 de junio hasta el 20 de agosto, las autoridades han impulsado una consulta dirigida a la comunidad universitaria, que será “vinculante sobre el sentido del voto de las y los consejeros universitarios”. El miércoles 25 de agosto se llevará a cabo la votación del EPA.

Te puede interesar: El EPA de la UACM: Cómo atacar la educación pública en los tiempos de la pandemia

Pero ¿cuál es el propósito del EPA? Más que regular cuestiones administrativas, pretende regular condiciones laborales, pues comienza señalando que tiene por objeto establecer los derechos y obligaciones de las y los trabajadores académicos. Pero lo más preocupante es la institucionalización de la precarización laboral a través de la figura de profesor de asignatura, que ahora llaman “por tiempo determinado”, refiriendo que “Es la persona contratada por tiempo determinado dedicado exclusivamente a actividades de trabajo en el aula, asesorías y certificación de conocimientos.” Cabe decir que esto atenta contra el CCT y el proyecto educativo de la UACM.

Por si fuera poco, también se pretende legalizar la discriminación, pues el artículo 7 del EPA indica que “No se contratará ni se invitará a participar como integrante del personal académico a ninguna persona que mantenga demanda o litigio vigente contra la Universidad”, lo que termina por negar el ingreso a docentes que han ejercido su derecho de acceso a la justicia, como las y los docentes de la Asamblea de Profesores de la UACM en lucha.

Por la democratización de la UACM

Con todo lo anterior, las autoridades universitarias continuarán con la violación del CCT, además de que establecerán de manera unilateral las condiciones laborales, dejando fuera al Sindicato Único de Trabajadores de la UACM (SUTUACM), que hoy por hoy se encuentra exigiendo un aumento salarial y mejoras a través de la negociación contractual. Se terminaría así por imponer modificaciones al CCT en detrimento de los derechos de las y los trabajadores, lo cual deja la puerta abierta a la profundización de la precarización.

Te puede interesar: Trabajadores de la UACM emplazan a huelga por respeto a derechos laborales

Son las mismas autoridades que se han negado de manera sistemática a una audiencia o a pronunciarse públicamente sobre la situación de las y los docentes integrantes de la Asamblea de Profesores de Asignatura de la UACM en Lucha, que desde 2019 venimos exigiendo nuestra basificación y posteriormente nuestra reinstalación ante los despidos implementados por organizarnos contra la precarización laboral y educativa.

Aunque pareciera progresiva esta consulta, pues está abierta a la comunidad, la realidad es que niega totalmente el intercambio amplio más allá del EPA, es decir, sobre las condiciones educativas y laborales que se requieren, pues como ha ocurrido con las consultas a nivel federal, las preguntas vienen definidas, pero lo más preocupante es que no van al fondo, ya que no se interroga sobre las necesidades académicas de la comunidad universitaria, sobre todo de la comunidad estudiantil, por lo que termina siendo restringida y dirigida para inclinar la balanza hacia la aprobación del Estatuto.

En síntesis, cuando las autoridades quieren imponer sus condiciones no hay obstáculos, pero cuando se trata de derechos laborales no se atienden las exigencias de los trabajadores, contra las que ponen todo tipo de trabas. Por ello se requiere hacerles frente, primero con una negativa rotunda ante la aprobación del EPA, pero sobre todo es momento de la democratización de nuestra Institución, de que las necesidades estudiantiles y académicas se abran a un intercambio de toda la comunidad estudiantil, trabajadora y académica, en una Asamblea tripartita.

De la misma manera, en la UACM como en el resto de universidades del país como la UNAM, la UAM, las Universidades para el Bienestar, así como las universidades en quiebra, es urgente organizar la exigencia de mayor presupuesto para la educación y la garantía de derechos laborales.

Finalmente, para esta lucha por condiciones dignas de trabajo y estudio, es importante la unidad de la comunidad universitaria, tanto al interior como al exterior, entre sindicalizados y no sindicalizados, y exigiendo a las dirigencias sindicales que abracen la lucha de los más precarios, porque estamos a contrarreloj ante las imposiciones de los representantes de las patronales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias