Política Internacional

MÉXICO-EE.UU.

Trump quiere asistir a toma de posesión de López Obrador

Indignante: el presidente estadounidense que encarceló a niñas y niños migrantes no puede ser invitado a México.

Viernes 21 de septiembre de 2018 | 18:27

Larry Rubin, representante del Partido Republicano en México, afirmó que el presidente Donald Trump y la Casa Blanca valoran su asistencia a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador el próximo 1 de diciembre.

Rubin señaló que el mandatario estadounidense tiene interés de reunirse con quien será el próximo presidente de México: “El presidente Trump quiere visitar a México en la toma de protesta, para él es importante estrechar más los lazos con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador”.

“Hay una relación que se está construyendo fuertemente. Para el presidente Trump, México es una prioridad y definitivamente lo están analizando en la Casa Blanca para hacer posible que esté aquí el 1 de diciembre y en su defecto si él no pudiera venir, que esté aquí el secretario de Estado, Mike Pompeo”, agregó Rubin.

Dijo que también es interés de Estados Unidos, estrechar la comunicación con el Poder Legislativo mexicano, en la coyuntura del cambio de gobierno y donde permea una mayoría de "izquierda", porque es prioridad que los temas de la agenda bilateral sigan avanzando.

Rubin se reunió este viernes con los presidentes del Senado y de la Junta de Coordinación Política del mismo, Martí Batres y Ricardo Monreal, respectivamente. El gobierno estadounidense quiere aprovechar la actitud condescendiente de López Obrador con el gobierno yanqui, con el que, asegura, "se tendrá una relación de respeto".

Pero la cuestión fundamental es que el inquilino de la Casa Blanca en Washington no tiene respeto alguno por México y los connacionales. Desde la asunción de Trump al poder, hemos recibido múltiples ataques: desde la acusación de que México es uno de los culpables de la propia crisis económica de Estados Unidos por tener una balanza comercial favorable a nuestro país.

Por ello Trump ha impuesto la modificación o eliminación del TLCAN, lo que ha llevado a la renegociación de dicho tratado para imponer cláusulas más favorables a los empresarios gringos. Con un lenguaje xenófobo contra los habitantes al sur de la frontera impulsa la construcción del muro y ha intensificado la persecución de los trabajadores inmigrantes mexicanos y centroamericanos en territorio estadounidense, para quienes tiene el proyecto de construir un muro fronterizo, llegando hasta la aberrante la separación de niños de sus padres al momento de ser detenidos por la migra.

Además de los miles de trabajadores deportados, el hecho de que 1500 niños han sido extraviados por el gobierno de Estados Unidos sin que se pueda reintegrarlos a sus familias es suficiente para impulsar que se anule cualquier invitación al gobernante yanqui; no solo habría que desinvitarlo sino declararlo persona non grata.

Los trabajadores que han sido deportados por el gobierno de Trump desde Estados Unidos y los que al sur de la frontera padecemos de la precarización laboral impuesta para beneficio de las transnacionales yanquis a través del gobierno priísta, los habitantes de los pueblos originarios que pierden sus tierras a manos de las industrias extractivas extranjeras y los campesinos cada vez más empobrecidos, debemos protestar por la presencia del amo imperialista en nuestro país. Organicemos la protesta antimperialista.

Con información de Notimex






Temas relacionados

Persecución a inmigrantes en EE. UU.   /   Muro Fronterizo   /   Política Internacional   /   TLCAN   /   Donald Trump   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO