×
×
Red Internacional

Desapariciones. Tras protestas aparece estudiante del TESCo

El pasado 9 de mayo se dio a conocer la desaparición de la compañera Carla Casasola, estudiante del Tecnológico Superior de Coacalco (TESCo), universidad ubicada en el municipio de Coacalco.

Angie AscencioEstudiante de prepa 9 UNAM

Martes 10 de mayo | 21:40

Sus compañerxs, una vez enterados de lo sucedido, decidieron organizarse y salir a manifestarse, bloqueando una de las avenidas más importantes del Estado de México, la Av. José López Portillo, exigiendo la aparición inmediata y con vida de Carla, en esta misma movilización se vio la presencia de elementos de la Guardia Nacional hostigando a lxs estudiantes.

Tras más de 6 horas de bloqueo, fue encontrada en la plaza comercial Cosmopol. En redes sociales se denuncian varias incongruencias sobre cómo la encontraron: la Policía ya había realizado una búsqueda en ese lugar, presentaba lesiones pequeñas y una crisis nerviosa e incluso hay quienes aseguran que tenía ropa distinta a la descrita en el reporte de desaparición.

Esto no es un caso aislado, pues recordar al caso de Marco Antonio, estudiante de la ENP 8 de la UNAM, desaparecido en 2018, donde de igual manera se presentaron irregularidades en el caso, y se evidenció la responsabilidad de la policía de la CDMX y el Estado de México. Como en el caso de Carla, fue la movilización y organización de sus compañeros, lo que logró su aparición con vida.

Quizá te interese: Caso Debanhi: familia denuncia montaje de la Fiscalía

Casos como este nos recuerdan la inseguridad y precariedad con la que los estudiantes nos enfrentamos cara a cara todos los días y que al igual que la violencia son problemas estructurales de un sistema político y económico que produce las condiciones para que las mujeres y la juventud, principalmente de los sectores populares, seamos víctimas de las desapariciones y las redes de trata.

Carla iba camino a la universidad cuando desapareció, por esto debemos exigir transporte seguro y gratuito para garantizar llegar sanas y salvas a nuestras casas y a la universidad todos los días, financiado por el Estado y las autoridades universitarias.

Te puede interesar: Por un plan integral contra la violencia de género

Todo esto es posible si les estudiantes nos organicemos en nuestros centros de estudio junto a docentes, trabajadores y trabajadoras para fortalecer las medidas colectivas que nos permitan responder a este tipo de situaciones, además aprendiendo las lecciones del pasado, donde una de ellas es no tener una pizca de confianza en las autoridades de nuestras escuelas y universidades que han demostrado, en el pasado, que no les interesa nuestra educación.

Esto a la par de discutir de forma democrática y de forma tripartita con las comunidades educativas que hacer ante los casos de violencia que vivimos, así como responder de forma colectiva, como fue en este caso, ante los casos de desapariciones.

Te puede interesar: No queremos tener miedo: ¿Qué está detrás de los intentos de secuestro en el metro?

Sin embargo, esto no es suficiente, tejer redes de apoyo para enfrentar la violencia debe ir de la mano de avanzar en la organización no solo entre estudiantes, sino también con docentes, trabajadores y trabajadoras, para arrancarle a las autoridades nuestras demandas. Pues son estás las que cuentan con los recursos necesarios, que en vez de ocuparse en sus enormes salarios podrían estar destinados en garantizar alumbrado, transporte seguro y gratuito, entre otras medidas que ayuden a enfrentar las situaciones de violencia que atraviesan a nuestras comunidades.

También debemos luchar por condiciones dignas en la universidad, empezando por salarios que cubran el costo de la canasta básica para docentes y trabajadores, guarderías gratuitas para todas las madres y padres de las comunidades educativas que lo ocupen, inclusive becas universales que cubran el costo de la canasta básica, pues la precarización nos pone en peores condiciones para enfrentarnos a la creciente violencia que se vive en el país

Te puede interesar: TESCo: ¿Ahora qué sigue?

Seamos miles organizadas para expresar la rabia y hartazgo que tenemos frente a la violencia y oleada de desapariciones que vivimos. Organicémonos para que cada que desaparezcan a un compañero o compañera, seamos miles en las calles.

Quizá te interese: Además de ser el director del TESCo, ¿Quién es Mauricio Rawath?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias