×
×
Red Internacional

Es importante continuar con las denuncias de lo que enfrentan los profesores de escuelas privadas, los docentes de ambos sectores, público y privado, unidos pueden hacerle frente a la precarización.

Domingo 28 de junio de 2020 | 00:42

Momentos de crisis como el que atravesamos en la actualidad, desnudan aún más las situaciones precarias que viven día a día los trabajadores. El sector magisterial se ha destacado por su histórica combatividad a lo largo de la historia y por la férrea defensa a los derechos que aún mantienen.

En el mismo sector educativo, el sector privado bajo el negocio de la educación se enfrenta a una serie de atropellos y abusos laborales indignantes. La mayoría de las veces no cuentan con un contrato que les reconozca la relación laboral y los salarios son paupérrimos además de no contar con prestaciones.

A continuación reproducimos un testimonio de un maestro de una escuela particular:

Agradezco en tiempo y el espacio para contar este tipo de cosas sobre todo por la coyuntura por la que estamos pasando.

El 29 de marzo, que fue el último día que asistimos de forma presencial a la institución, se quedó en el acuerdo de que nos iban a pagar nuestro tiempo proporcional de trabajo durante la cuarentena, a pesar de que en línea no diéramos tantas horas de clase como lo hacemos de forma presencial.

Sin embargo, se nos iba descontar un 20 % de nuestro salario para generar un ahorro que permitiera salvaguardar los intereses económicos de la organización, al desconocer cuánto tiempo se podría ampliar la cuarentena y el tiempo que los alumnos iban a decidir permanecer con nosotros, puesto que ahí los pagos son semanales. El ahorro que se iba a generar del 20 % de descuento a nuestro salario nos lo iban a entregar en la cuarta semana, si se extendía la cuarentena, en esos momentos todos estuvimos de acuerdo.

Las primeras tres semanas de cuarentena nos hicieron efectivo el descuento y para la cuarta semana nos pagaron el acumulado del ahorro, hasta ahí no hubo problema. La institución no se encuentra registrada ante el SAT ni cuenta con alguna otra institución que la respalde y le dé validez a sus operaciones.

Forma parte de una especie de corporativo. También se nos informó antes de salir, que durante la cuarentena para evitar ser detectados por hacienda o tener algún tipo de problema con movimientos financieros por la alta cantidad de alumnos que tenemos (con aproximadamente 600 alumnos) las colegiaturas iban a ser depositadas a las cuentas personales de los profesores con el monto correspondiente a nuestro salario; para evitar depósitos a una sola cuenta y que el SAT detectara dicho movimiento.

Entre la quinta y sexta semana se nos pagó la totalidad de nuestro salario, posteriormente nos informaron que nuevamente nos harán un descuento del 20%, pero ahora no para un fondo de ahorro, sino como consecuencia de una reducción en la matrícula y al no saber hasta cuando se terminaría la cuarentena, esas semanas solo recibimos el 80% de nuestro salario.

Después de unas semanas, algunos profesores empezaron a ver que tenían muchísimo más dinero del que les correspondía en sus cuentas personales y empezaron a solicitar aclaraciones a los dueños sin obtener respuesta, solo se limitaban a decir “Después les marcamos para explicarles”.

No se dieron aclaraciones sino hasta cuatro semanas después de la primera petición de aclaración. Al tener los dueños las cuentas ya en el límite de cantidad para ser detectadas por el SAT, les dijeron a los alumnos que nos depositaran directamente a nosotros y les pidieron a algunos otros maestros que sacaran cuentas de “Saldazo” que se consiguen en los OXXO, para que se les depositara ahí el dinero porque ya todas las cuentas de las familias de los dueños estaban en el límite.

El problema fue que a nosotros no se nos avisó, entonces muchos empezamos a disponer del dinero y ahora de alguna manera estamos trabajando sin percibir nuestro salario porque hay un excedente con respecto a lo que se nos depositó, lo que ellos llaman un pago por adelantado.

A nosotros los dueños no nos pagan, nos pagan directamente los depósitos de los alumnos. Estos depósitos cesaron a partir desde hace dos semanas, pero hay muchos maestros que al no haber sido notificados de cuánto podían disponer del dinero que había sido depositado, han estado gastando dinero que le podría corresponder a la organización, entonces ahora trabajamos sin ser pagados con el argumento de que se nos pagó por adelantado.

Sin embargo, existen compañeras que tuvieron un excedente por más de 35 mil pesos y que están “encadenadas” a laborar sin salario por un periodo indefinido hasta que solventen esa deuda.

Está situación de mi institución es desafortunada porque en este proceso de transición entre semestres y ciclos escolares nos impiden tomar decisiones laborales que favorezcan las condiciones laborales. Todas las trabajadoras y trabajadores independientemente de la antigüedad, no tenemos prestaciones ni seguridad social, quedando desprotegidos en una situación de crisis sanitaria como la que enfrentamos ahora.

Pero esta institución además de incurrir en prácticas que rayan en la ilegalidad fiscal también roba exámenes de ingreso a las universidades (usando “espías”, que generalmente son trabajadores de este lugar, incluyendo algunos profesores que sacan ficha para presentarse al examen que fotografían el examen en cuestión) para poder preparar a los alumnos haciendo que se memoricen las preguntas y así poder ingresar a las universidades.

En exámenes en línea existen profesores que van a casa de alumnos a responder el examen por ellos y el resto desde un grupo de WhatsApp resuelve las preguntas que los alumnos mandan mediante fotos. Esta alta efectividad de ingreso ayuda a promocionar a esta empresa para tener más clientes. Es penoso que los profesores incurran en estas prácticas sin embargo; muchos de nosotros no contamos con otro trabajo y dependemos totalmente de este ingreso aún más cuando estamos atados por el “pago adelantado”.

Aunado a toda la situación con respecto a los docentes existen ya varias denuncias, incluso una denuncia penal, en contra de uno de los profesores por abuso y acosos hacia las alumnas. Y la denuncia en un caso fue por estar con una chica menor de edad, por armar fiestas con alcohol y demás con menores de edad que resultaron ser alumnos. Para contener esto, la escuela dijo que iban a despedir al profesor pero solo se le suspendió un semestre hace un año y está de vuelta frente a grupo.

En una cuenta de Instagram dedicada a denunciar a sujetos que acosan y violentan a mujeres ha aparecido varias veces el nombre de éste profesor con denuncias de tanto alumnas como exalumnas. Uno de los profesores que siempre acompaña a este sujeto que ha sido denunciado, con quien siempre está y que a la vez fue alumno de esta institución cometió un abuso en contra de una de las profesoras de nuevo ingreso que resultó despedida.

La forzó a besarlo en tres ocasiones, la propia compañera me lo relató. Es difícil hacer algo al respecto porque sé que le corresponde a la compañera denunciarlo. Y aun así, es más fácil para la institución despedir a la compañera argumentando incompetencia. Ella teniendo un título profesional para ejercer, mientras que el otro pseudo profesor solamente es un estudiante universitario egresado de esta misma institución sin grado o documento que le respalde.

Me parece preocupante toda la situación que se vive no solamente en la parte económica sino ya también en el otro tipo de escenarios en los que incluso el mismo profesor que ha sido señalado y denunciado de forma penal sigue siendo acusado de menospreciar a los alumnos, de tratarlos mal, sobajarlos, humillarlos y a pesar de esto los dueños no hacen nada. Su compañero que siempre lo acompaña incurrió en esta falta contra la maestra desempleada. Y no hay algún tipo de acción al respecto y pues los demás estamos encadenados por el aspecto financiero con este otro pretexto del pago por adelantado.

Envíanos tu testimonio, necesitamos alzar la voz y organizarnos unitariamente contra la precarización que padecemos desde antes y que se profundiza durante la pandemia.

Escríbenos por mensaje a nuestras páginas de facebook:
Pan y Rosas México

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias