Inseguridad laboral

Trabajar más de 55 horas semanales aumenta el riesgo de muerte, según la OMS

Lo aseguran la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un informe presentado hoy. La situación puede empeorar en pandemia y crisis económica.

Liliana Vera Ibáñez

Redacción LID @liluzlisam

Lunes 17 de mayo | 13:32

En un estudio realizado años anteriores a la pandemia, los autores sintetizaron datos de cientos de miles de participantes. "Trabajar 55 horas o más a la semana representa un grave peligro para la salud", subraya la doctora María Neira, directora de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS.

El informe concluye que se asocia con un aumento del 35% del riesgo de un accidente cerebrovascular (AVC) y del 17% de morir de una cardiopatía isquémica, comparado con una persona que trabaja entre 35 a 40 horas semanales. La mayoría de las muertes registradas se dieron en personas de 60 a 79 años, que trabajaron 55 horas o más por semana cuando tenían entre 45 y 74 años, sostiene el informe, según AFP.

El estudio señala que en 2016 murieron 398.000 personas de un derrame cerebral y 347.000 de una enfermedad cardíaca por haber trabajado al menos 55 horas por semana. Entre 2000 y 2016, el número de defunciones debidas a cardiopatías relacionadas con las largas horas de trabajo aumentó 42%, cifra que se eleva al 19% en el caso de los accidentes cerebrovasculares.

Este primer análisis global de las pérdidas de vidas humanas y los daños a la salud asociados con largas horas de trabajo, se publica mientras que la pandemia de COVID-19 acelera los cambios que pueden incrementar la tendencia a trabajar durante más horas porque la carestía de vida no cesa de aumentar.

Te puede interesar: Trabajo. El impacto del primer año de la pandemia en la clase trabajadora

Hace poco más de un año la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia global de coronavirus. El mundo del trabajo ingresó en un nuevo periodo de crisis y transformaciones regresivas. Paradójicamente en el mismo momento que el mundo asistió de manera palmaria a la verdad elemental de que el trabajo (y les trabajadores) son esenciales para el funcionamiento de la economía y de la vida social, el deterioro de las condiciones objetivas de vida de esa misma clase trabajadora “esencial” pasó a ser noticia en todos los medios mundiales, casi de manera diaria.

En Colombia el Ministerio de Trabajo dijo recientemente que el 60 % de los trabajadores ocupados aseguran haber pasado de trabajar 8 a 10,5 horas durante la pandemia.

En nuestro país, el aumento de la presión sobre el mercado de trabajo en un 3,1 %, a pesar del aumento de la inactividad, indica que existe un aumento en la proporción de empleados que, a pesar de tener trabajo, buscan un segundo o un mejor empleo, expresando un deterioro en la calidad de los trabajos y los salarios ( Observatorio de les Trabajadores en la Pandemia -LID). Tener trabajo e intentar sumar horas extras, o buscar otro ingreso para el grupo familiar, se volvió una necesidad para las familias trabajadoras.

Te puede interesar: Video.Resumen semanal de la Red de Noticias trabajadoras desde abajo






Temas relacionados

#MovimientoObrero   /   OIT   /   OMS   /   Mundo de [email protected] [email protected]

Comentarios

DEJAR COMENTARIO