×
×
Red Internacional

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.Trabajadores de General Motors Silao dicen NO al Contrato Colectivo de la CTM

Tras dos días de votación y con la participación de miles de trabajadores de General Motors Silao, concluye esta jornada dónde los trabajadores decidieron no aceptar un contrato colectivo de trabajo pactado entre los charros y la patronal.

Jueves 19 de agosto | 11:44

Por la mañana de este 19 de agosto, las autoridades laborales anunciaron que con la participación de 5 mil 876 de los 6 mil 494 trabajadores de la planta finalizó la votación para la legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo. El resultado del recuento de los votos fue de 2 mil 623 por el sí y 3 mil 214 por el no.

Recordemos que se llega a esta votación después de un proceso amañado y una fraudulenta primera etapa, que fue echada atrás por las denuncias de los trabajadores que expusieron a nivel nacional e internacional a los charros de la CTM, que quieren mantener un contrato colectivo que deja de lado los intereses de los trabajadores con tal de garantizar las ganancias millonarias de General Motors.

Te puede interesar: Trabajadores denuncian intento de boicotear votaciones en GM Silao

Las primeras impresiones de este proceso es que por un lado esta votación expresa de manera condensada el enorme repudio de la base trabajadora hacia el sindicato charro.

Por otro lado la burocracia sindical tuvo que aceptar a regañadientes un proceso de legitimación del CCT producto de la lucha de trabajadoras y trabajadores de la fábrica -activos y despedidos- quienes tras meses de mantenerse en lucha, conquistaron el apoyo de sindicatos que se reclaman democráticos como la FESIIAAAN y la NCT.

Te puede interesar: Obreros de distintas empresas se solidarizan con trabajadores de General Motors

El telón de fondo de esta votación es el T MEC y la reforma laboral exigida por el imperialismo estadounidense, con esta excusa la burocracia de la AFL CIO ha intentado montarse en las justas demandas de los trabajadores y posar como los garantes de la democracia sindical mientras en EEUU mantienen a millones de trabajadores bajo su yugo y evitan a toda costa movilizaciones, paros y huelgas.

El impacto del conflicto a nivel nacional e internacional empujo a que las autoridades laborales con Luisa María Alcalde a la cabeza, utilizaran este conflicto como un ejemplo de que la “democracia obrera” va viento en popa de la mano de una reforma laboral que lejos de garantizar lo anterior, apunta a una serie de trabas para los trabajadores y profundiza la injerencia del Estado en la vida interna de las organizaciones obreras, un riesgo que no podemos dejar de señalar y alertar, mientras se niega a avanzar en la justa reinstalación de los obreros despedidos por exigir democracia sindical, una contradicción central en la política del gobierno federal respecto al conflicto en General Motors.

Te puede interesar: Charros sinvergüenzas: CTM pretende incumplir acuerdo en GM Silao

Lo que sigue puesto sobre la mesa es la necesidad de recuperar el sindicato para que verdaderamente pueda responder a los intereses de los casi 7 mil trabajadores que pese a la pandemia y la tercer ola en todo el país, ni la patronal, ni la burocracia sindical, ni las autoridades laborales garantizan condiciones mínimas de salubridad.

Para continuar peleando contra la burocracia sindical es clave seguir exigiendo la reinstalación de los trabajadores despedidos por exigir democracia sindical, la unidad de despedidos y activos es fundamental para que no vuelva a existir un precedente de despidos por luchar, porque ni una familia más quede en la calle.

Por ello es fundamental continuar rodeando de solidaridad a las y los trabajadores de General Motors, desde La Izquierda Diario México y el Movimiento de Trabajadores Socialistas continuaremos apoyando las justas demandas de los trabajadores y extendemos un llamado al conjunto de los sindicatos que se reclaman democráticos para rodear de solidaridad esta lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias