×
×
Red Internacional

Una vez más fue “prorrogado” el estallamiento de huelga en Telmex por vacantes incumplidas y aumento salarial, para el martes 7 de junio. ¿A qué se deben tantos amagues de lucha?

Sábado 14 de mayo | 20:33

Por recomendación del secretario general del STRM, Francisco Hernández Juárez, fue aceptada la propuesta de la Secretaría del Trabajo (STPS) de postergar tres semanas más la fecha del emplazamiento a huelga. Bajo la promesa de que en este tiempo la titular de la Secretaría. María Luisa Alcalde, atendería personalmente la negociación, en una mesa de “altísimo nivel”.

Solo maniobras

Es la tercera vez en su “revisión contractual” que la dirección sindical opta por retroceder con la amenaza de huelga en Telmex.

La primer fecha clave fue el 25 de abril, cuando, sin haber acuerdo en el cumplimiento del pliego petitorio y poco tiempo antes de vencer el emplazamiento a huelga, la cúpula sindical propuso recorrer la fecha hasta el 4 de mayo. Argumentaron para ello, “tener contacto” con la STPS.

Luego, una vez rechazada la “ultima y definitiva propuesta” de la empresa y de votarse a favor de la huelga, la dirigencia sugirió pasar la fecha al 11 de mayo para tener tiempo de “cubrir legalmente” al movimiento.

Sin embargo, el 10 de mayo nuevamente recomiendan no ir al conflicto y postergarlo para el 7 de junio. Argumentando no poder rechazar la oferta de Luisa María Alcalde, titular de la STPS, porque “sería un error pegarle al árbitro antes de empezar el partido”.

Si bien la discusión sobre el incremento salarial es una cuestión sentida por la base telefonista, ante el actual aumento de los precios de la canasta básica (inflación), las diferencias que existen sobre el cubrimiento de las 1942 vacantes incumplidas son cruciales y se mantienen desde hace ya dos años.

”Prórrogas” de huelga ¿para qué?

Recordemos que a inicios del 2020 fue aceptada oficialmente la “separación funcional” de Telmex en la “mesa intersecretarial”, por parte del patrón y de la dirección sindical ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el gobierno.

A continuación el IFT determinó que verificaría la puesta en marcha de la nueva razón social Red Nacional Ultima Milla (RNUM), como compañía “independiente” de Telmex. Condición indispensable para que la “mesa intersecretarial” resolviera las demandas del patrón sobre su entrada al mercado del triple play, las “tarifas de interconexión” y su “pasivo laboral”.

De ahí que Francisco Hernández Juárez (FHJ), secretario general del STRM, se adelantara y anunciara el “plan accionario” con el que pretende ayudarle a Telmex a reducir su “pasivo laboral” y a regresar a la Bolsa Mexicana de Valores. Causando descontento sobre todo en el sector de jubilados del sindicato.

Pero el 19 de marzo el IFT anunció la suspensión temporal de la “separación funcional” de Telmex, debido a la contingencia por COVID-19. Poniendo en pausa la operación de la RNUM, las “negociaciones” en la “mesa intersecretarial” y por lo tanto el cumplimiento de las demandas de Slim.

Por ello Telmex no tardó en detener la contratación de personal nuevo, hasta que sus asuntos no fueran resueltos por el IFT y el gobierno. Argumentando que, sin el cumplimiento de sus demandas, la empresa se encuentra en “crisis financiera” y le es “imposible” mantener la cláusula jubilatoria actual.

De está forma el patrón descargaba sobre el STRM los costos de sus problemas políticos y comerciales. Provocando a propósito un “conflicto” con la dirección sindical para llamar la atención del gobierno y presionarlo a retomar la discusión pendiente en telecomunicaciones, junto a sus demandas comerciales y financieras pausadas.

También es la razón de dos años de constantes amenazas de huelga, en un “conflicto” interminable por vacantes que no se “resuelve” ni “estalla” la lucha reivindicativa. Pues así la cúpula sindical telefonista ayuda al patrón a hacer visibles sus intereses ante el gobierno, alardeando continuamente con “paralizar” las telecomunicaciones nacionales a causa de un “conflicto laboral” originado por el retraso de la “mesa intersecretarial” en resolver las demandas de la familia Slim.

Demostrando así la burocracia sindical implementar el mismo método de contención y desvío usado para permitir la “separación funcional” de Telmex sin resistencia obrera, como el principal interés de Carlos Slim para obtener su entrada a la TV de paga. Es decir, pasivizando a la base con promesas de lucha y desviándola hacia la conquista de las exigencias del patrón.

Por una lucha real

Son ya cinco años desde las primeras prórrogas a un “estallamiento de huelga” proclamado como arma para frenar la “separación funcional” de Telmex, misma que tres años después fue firmada como "lo mas conveniente” por FHJ. Dos años más de amenazas de lucha por el “cubrimiento de vacantes”, que casualmente siempre se posterga al haber acercamiento y “promesas” de parte del gobierno. Demostrando que la prioridad siempre ha sido resolver las demandas del patrón más que conquistar las reivindicaciones políticas y sindicales de la base trabajadora.

Por esta razón la base telefonista necesita exigirle a su dirección sindical medidas reales de lucha contra los ataques de Telmex a la base trabajadora, para conquistar sus demandas de una vez y dejarse de juegos políticos que solo buscan ayudarle a la empresa a satisfacer tranquilamente sus intereses económicos y políticos.

No es mediante negociaciones a puerta cerrada en la STPS, entre el patrón, burocracia sindical y gobierno, como la base del STRM puede obligar al 13vo hombre más rico del mundo a contratar personal nuevo sin modificar la jubilación, a cubrir su deuda millonaria con el Fondo de Jubilaciones y Pensiones o a pagar las utilidades que desvía hacia América Móvil desde hace años.

Solo confiando en su gran fuerza organizada, en la solidaridad combativa de organizaciones sindicales y populares hermanas y en el poder de los paros y las huelgas para causar espasmos en el corazón de las telecomunicaciones, los trabajadores y las trabajadoras de Telmex podrán torcer el brazo de la familia más poderosa del país y arrancarle lo que les pertenece.

De igual forma solo expulsando a la traidora burocracia sindical, aliada del patrón y de los distintos gobiernos en turno, e imponiendo la democracia de base, es como el STRM podrá quitarse de encima las cadenas que lo atan a los intereses de Slim y funcionar como un verdadero instrumento de lucha al servicio de la mayoría de sus agremiados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias