Mundo Obrero

TRABAJO PRECARIO

También en México, trabajadores de plataformas digitales alzamos la voz

Durante la pandemia que afecta el globo entero, se ha demostrado que la labor de repartidores de plataformas como uber, rappi y didi entre otros, se vuelve de vital importancia para algunos sectores, para cumplir con las medidas de aislamiento social, que han sido impuestas en gran parte del mundo.

Viernes 29 de mayo | 16:48

Estos puestos de trabajo han sido creados durante el auge de las tecnologías digitales y el avance de la precarización laboral a nivel mundial, lo cual permite que estas empresas ahorren millones al no dar a sus trabajadores derechos laborales básicos y al no tener ninguna restricción fiscal en el territorio en el que operan.

Así, a quienes estas trasnacionales llaman “socios” nos hemos acostubrado a vivir con sueldos miserables y jornadas extenuantes, escondidas en el discurso de que no se nos obliga a cumplir con una jornada específica, pero por la vía de los hechos implica pasar largas jornadas pedaleando, caminado o detrás del volante para llevar comida a nuestras casas.

A esta situación de profunda precariedad, se suma la gran pérdida de empleos provocada por la crisis económica, que se aceleró durante la pandemia, en donde la gran mayoría de desocupados son justamente jóvenes. En nuestro país, se estima que al menos el 50% de los despidos han sido a personas entre 15 y 29 años.

Ante esta situación, esta forma de empleo se vuelve la única alternativa laboral para enormes franjas de la juventud, que en medio de la pandemia enfrentamos no sólo la exposición que ya significaba circular en la urbe en bici o moto, sino que ahora corremos el riesgo de contagiarnos a nosotros y a nuestras familias, sin ningún tipo de seguro médico por parte de la empresa, ni del Estado.

Esta situación se vuelve aún más preocupante para muchos de nosotros que en medio de la suspensión de actividades y despidos de nuestros familiares, nos hemos vuelto el sostén económico de nuestro hogar.

Mientras tanto, a costa de nosotras y nosotros, estas compañías reportan ganancias millonarias. La suma de la pandemia y las condiciones precarias muestran la verdadera cara del capitalismo, que con tal de multiplicar sus ganancias poco o nada les interesa si morimos bajo las ruedas de un conductor o contagiados.

No solo no nos han proporcionado los medios de protección necesarios, sino que empresas como Rappi, cínicamente regala guantes y cubrebocas a sus clientes, mientras nosotros somos obligados a acudir a centros comerciales abarrotados, sin que nos brinden protección.

Por esto, como se ha expresado en otros países la única salida de los trabajadores precarizados, a los que esta cruda realidad se nos revela día con día, es la
organización. En Argentina los trabajadores crearon la RED, una red que agrupa trabajadores de reparto, call centers y comida rápida entre otros.

En Chile los trabajadores de McDonald’s Burger King y Starbucks crearon un sindicato único, que ahora denuncia los focos de contagio en que se ha convertido su trabajo. En el estado español los trabajadores de Telepizza, una muy importante cadena de comida rápida, empezaron a organizarse previo a la pandemia, logrando una huelga con el 70% de participación entre sus trabajadores.

El día de hoy es muy importante, pues nos permite tener alianza con otros sectores de explotados y precarios. Desde la Izquierda Diario, una red de diarios que le ha dado voz a estos conflictos desde sus 14 países y 8 idiomas, consideramos que es fundamental generar un movimiento contra la precarización que aglutine trabajadores de call centers, comida rápida, aplicaciones etc., en nuestro país.

Conocenos y denuncia aquí tu situación laboral de forma anónima.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO