Economía

Canasta Básica

Tacos y enchiladas al alza: sube el precio de la tortilla

Se anunció recientemente desde el Consejo Rector de la Tortilla Tradicional Mexicana el aumento del precio de la tortilla hasta por dos pesos en la zona metropolitana, mencionan que el aumento responde al incremento del costo de la tonelada de maíz.

Soledad Farfalla

Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Miércoles 24 de marzo | 16:43

Aumentó hasta dos pesos el precio de uno de los alimentos básicos en las dietas mexicanas: la tortilla. Este aumento representa un 12 % del costo con el que cerró el 2020. El incremento se suma al de otros productos básicos como la leche, el pollo, el huevo y el frijol.

Después de una ligera caída del Producto Interno Bruto en 2019 los pronósticos para 2020 eran poco favorables. Con la llegada de la crisis sanitaria al país, la crisis económica se agudizó aún más. El 2020 cerró con un déficit del 8.5 %, la peor caída desde 1932.

Sobre alguien tendrá que recaer esta crisis, y tanto gobiernos como empresarios han decidido, en todo el mundo, que sea sobre la población trabajadora. Lo que para los economistas puede ser sólo números, para la mayoría del pueblo pobre y trabajador representa hambre, mayores penurias y dificultades. Hasta ahora se calcula que, después de un año de pandemia, hay 10 millones de nuevos pobres en el país.

¡Qué la crisis la carguen los millonarios!

Pero el panorama no es igual para todas las personas. Mientras en el mundo hay 100 millones de personas que cayeron en pobreza, se calcula que la fortuna de las personas más ricas en el mundo aumentó 18 mil dólares por cada nuevo pobre. Mientras unos acaparan la riqueza mundial, para otros hay contagios, muerte y hambre.

Para que nadie pase hambre y las tragedias que vive nuestra gente se frenen, es necesario un aumento salarial de emergencia. Aunque recientemente se anunció el aumento del salario mínimo en el país, este aumento quedó pulverizado con el aumento en el precio de los alimentos y la energía. Es necesario un aumento de los salarios, que cubran el costo de la canasta básica familiar, que garantice una alimentación digna y suficiente de toda la población, y que aumenten automáticamente de acuerdo a la inflación.

Esta medida debe ir acompañada de la prohibición del trabajo precario (trabajo sin estabilidad laboral, salarios bajos y/o sin derechos laborales), los despidos que han dejado a millones de familias sin sustento y las ilegales rebajas salariales que asfixian el presupuesto de nuestras familias.

Para que no falten tortillas, carne, cereales ni leche en las mesas de las familias mexicanas, se vuelve urgente contrarrestar los despidos con la contratación de todas las manos disponibles y el reparto de las horas de trabajo. Resulta absurdo que mientras unos trabajamos 8, 10 ó hasta 14 horas, haya cientos de miles sin empleo o trabajando de manera informal.

Condiciones para hacerlo real, existen. En el país de los Carlos Slim y los Salinas Pliego (tan sólo sus fortunas alcanzan los 127 mil 600 millones de pesos), la riqueza es basta y suficiente para cubrir las necesidades de las y los trabajadores.

La organización política de las y los trabajadores -que somos quienes generamos esas fortunas con nuestro trabajo- se vuelve necesaria para enfrentar la crisis y hacer real que la crisis la paguen los de arriba.

Te invitamos a conocernos: Movimiento de las y los Trabajadores Socialistas. ¡Escríbenos!






Temas relacionados

Crisis económica   /   Canasta básica familiar   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO