×
×
Red Internacional

El golpe a la educación pública ahora se expresa en la subcontratación del personal de Prepa en Línea, a costa de las y los trabajadores, pero a favor de grandes empresarios.

Miércoles 2 de junio de 2021 | 20:51

En los últimos meses, diversos sectores del ámbito educativo han salido a luchar en defensa de la educación pública y por mejores condiciones laborales, como es el caso de los estudiantes normalistas de Mactumactzá y Teteles que hoy padecen la represión de sus respectivos gobiernos estatales, con la complicidad del federal.

Además, los efectos de la pandemia y los ajustes que se han ido aplicando han calado en las condiciones materiales de vida de las y los trabajadores del sector, como ocurre con las y los docentes de la UNAM que durante meses no percibieron sus sueldos, lo que es una muestra de la agudización de la precarización laboral.

Es notorio el ataque a la educación pública y su profundización, que en el nivel medio superior se expresa en la subcontratación en el Servicio Nacional de Bachillerato “Prepa en Línea”, a cargo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), cuya titular es Delfina Gómez. Esta política pretende favorecer el acceso a la educación media superior, pero a costa de la precarización de sus docentes y trabajadores, tal como fue establecido con la licitación pública número LA-011000999-E53-2021 por un monto de 300 millones de pesos.

Esto también deja entrever posible corrupción, pues entre los candidatos a participar en la licitación está el despacho de Flores Dorantes y Asesores, cercano a Óscar Flores Jiménez, titular de la Dirección de Administración y Finanzas de la SEP.

Outsourcing y el sector educativo

En el discurso, el gobierno de la 4T se pronunció por la erradicación de la subcontratación, mientras se revelaba que en Palacio Nacional y otras dependencias se mantenía esta figura violatoria de derechos humanos para trabajadores de servicios, como los de intendencia.

Sin embargo, la ley que fue aprobada por el Congreso de la Unión adelantó su regulación y fue aprovechada para avanzar contra los derechos laborales, al establecer entre otras cosas un tope a la participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa.

Las circunstancias que se describen han tenido y tendrán como efecto beneficiar a los grandes empresarios, ahora con el monto de la licitación mencionada, a costa de la reducción del salario y de los derechos de los trabajadores. Por si fuera poco, en caso de otorgarse la licitación a personas que se encuentran en conflicto de intereses, sería contrario al discurso que la 4T mantiene sobre su supuesto combate a la corrupción. A pesar de que se viene denunciando por parte de diversas organizaciones la precarización laboral en el sector educativo, como en el caso de las trabajadoras de intendencia del Instituto de Educación Media Superior (IEMS) que fueron despedidas producto de esta modalidad.

Ante este ataque es urgente que las y los trabajadores, estudiantes, docentes, padres y madres de familia nos organicemos en la defensa de nuestros derechos en espacios como el Encuentro Nacional en Defensa de la Educación Pública, convocado por el Movimiento #UNAMNoPaga, contra la precarización laboral y por un regreso a clases seguro, como lo venimos impulsando desde la Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias