×
×
Red Internacional

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.Siguen los paros técnicos en General Motors y con ellos la reducción de sueldos y días de vacaciones

La semana pasada la planta de General Motors en San Luis Potosí realizó paro técnico por falta de componentes, ahora es la planta de General Motors de Silao la que entra en paro. Desgraciadamente la empresa pretende que los trabajadores asuman el costo de la medida reduciendo salarios, descansos y días de vacaciones.

Viernes 23 de julio | 21:38

Como ya es costumbre, estas decisiones son tomadas de forma arbitraria por la empresay sin ningún tipo de participación de las y los operarios que no tienen voz en las decisiones sobre la producción dentro del Complejo Silao.

La decisión de paro técnico tomada por la empresa fue informada a los obreros solamente mediante hojas pegadas de un supuesto boletín en las instalaciones de la planta. En estas hojas se anunciaque el paro técnico será entre los días 26 al 31 de julio y el 1 de agosto debido a la falta del módulo EMC.

El boletín resalta además 3 elementos muy importantes sobre las consecuencias que tendrá el paro técnico para los sueldos, vacaciones y descansos de los trabajadores:

  1. Que los días de paro técnico se descontarán de los días de vacaciones de los trabajadores, siempre y cuando los tengan aún disponibles.
  2. Que si los trabajadores no tienen disponibles días de vacaciones, los días de paro técnico se pagará un salario de 55% del normal. Los obreros saben que hay una alta probabilidad de que este pago sea solo del 50%
  3. Que todos aquellos que trabajen el rol de 5X2 se quedan sin derecho a tener tiempo de snack.

Este tipo de decisiones unilaterales de las empresas que son “avisados” con apenas unos pocos días de anticipación, golpean fuertemente el bolsillo de las y los trabajadores, además de anulan el derecho a tener vacaciones, en un país en el que las vacaciones son un lujo. Donde apenas se aspira a una semana vacacional por un año de trabajo y en donde la gran mayoría de los trabajadores llegan limitados económicamente o totalmente agotados por los bajos salarios y el excesivo horario laboral.

Esta medida de la empresa se suma a otros agravios, como las excesivas jornadas laborales, que en ocasiones para algunos llega a ser de 16 horas, además la patronal junto con los charros sindicales han logrado reducir horarios de descanso para los miles de obreros en GM. De acuerdo al mismo boletín, el tiempo de descanso para el primer turno será de 30 min y de15 minutos para el segundo, además de que como se menciona arriba, para algunos se elimina el derecho a snack.

Los trabajadores de GM no deben pagar por el paro técnico
La empresa trata de generar y difundir entre los trabajadores que la reducción de salarios y días de vacaciones es impuesta por las condiciones de abasto de materiales o materias primas. También tratan de imponer la idea de que es mejor aguantar estas medidas y atropellos para conservar el empleo.

Pero detrás de esta propaganda de la empresa y más allá de la carencia de estos materiales, está medida impuesta de forma autoritaria que tiene como propósito hacer pagar los costos a las y los trabajadores, protegiendo el dinero que la empresa hace con el sudor de los obreros.

El paro técnico no es responsabilidad de los obreros de GM, además sus necesidades y las de sus familias no quedan suspendidas a causa del paro técnico. La reducción salarial pone en aprietos a las familias que dependen de los de por sí bajos salarios pagados por General Motors. Producto de estos bajos salarios tampoco cuentan con grandes ahorros que les permitan hacer frente a este tipo de situaciones.

Por el contrario, una empresa transnacional y multimillonaria como GM cuenta con reservas millonarias que les permiten resistir estas eventualidades.

Por estas razones, los salarios deben ser pagados al 100%, los días de vacaciones deben ser respetados y no debe haber ninguna reducción o suspensión de descansos,
Las consecuencias de los paros técnicos no deben ser pagados los miles de trabajadoras y trabajadores que dejan su vida y salud en la línea de producción.

Es urgentes que las y los trabajadores de General Motors en Silao y las demás plantas de la empresa en el país nos organicemos para defender nuestros derechos y por recuperar nuestros sindicatos de las manos de los charros. Solo organizados y luchando podemos evitar que nos arrebaten los derechos conquistados y ganar condiciones dignas de trabajo en favor nuestro y de nuestras familias.

¡Si no piensan en los trabajadores que no les hagan pagar por sus decisiones!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias