×
×
Red Internacional

La marcha del orgullo LGBTQI+ del EuroPride 2022 está planificada para realizarse en Belgrado, capital de Serbia. La Policía y el ministerio del interior la prohibieron con la excusa de que no podían garantizar su seguridad ante ataques de odio.

Martes 13 de septiembre | Edición del día

La policía serbia prohibió la celebración de la marcha del orgullo que está planificada para el próximo sábado en Belgrado como evento central de la EuroPride 2022.

Los organizadores del acto, European Pride Organizers Associations (EPOA), aseguraron que la marcha ha sido prohibida por razones de "seguridad" ante "amenazas de contra-protestas", y denunciaron que la cancelación del evento "es un fracaso total del liderazgo político en Serbia".

"Trabajamos con el equipo de BelgradePride en soluciones alternativas", señala el comunicado, que anuncia que serán aprovechados todos los mecanismos jurídicos para refutar la decisión, que aún no ha sido anunciada por el Ministerio del Interior serbio.

Kristine Garina, presidenta de EPOA, recordó que prohibiciones pasadas de marchas de orgullo en Belgrado fueron declaradas anticonstitucioneles por la Justicia.

"Esta prohibición muestra un fracaso total del liderazgo político y el fracaso de Serbia de proteger las libertades más elementales de sus ciudadanos. Ningún país que se tiene estima se rendiría ante los matones", dijo Garina.

Aseguró que a pesar de la prohibición, miles de personas LGBTI+ estarán reunidos en Belgrado el sábado y pidió a todos a sumarse por el apoyo para la "igualdad de la comunidad LGBTQI+ y los derechos humanos".

La semana del EuroPride 2022 comenzó el lunes en Belgrado con el izamiento de la bandera arcoíris ante la sede del Gobierno serbio.

El festival del Orgullo Europeo incluirá hasta el próximo domingo más de 130 conciertos, conferencias sobre los derechos humanos, exposiciones y otros eventos sobre la comunidad LGBTQI+ en diferentes salas de la capital serbia.

La asociación que organiza el evento había elegido la capital de Serbia hace tres años para ser sede del evento anual, con la esperanza de que esto representara un avance importante para un país eslavo que es tradicionalmente conservador y está bajo fuerte influencia de la Iglesia Ortodoxa.

De hecho la prohibición se conoció antes de las marchas de sectores religiosos, conservadores y de extrema derecha que el domingo marcharon en Belgrado.

En la marcha, convocada por la Iglesia Ortodoxa serbia y encabezada por sus clérigos, se corearon consignas contra la comunidad LGBTQI+.

Después de la manifestación, el patriarca serbio Porfirio oró en el templo de San Sava en Belgrado, donde dijo que las “fuerzas del mal” quieren “profanar la pureza de la familia al imponer uniones antinaturales y anti-Dios como sustituto del matrimonio y la familia”.

Este discurso de odio es el mismo que las iglesias y organizaciones conservadoras despliegan en todo el mundo contra la comunidad LGBTQI+.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias