×
×
Red Internacional

Al 15 de abril de este año, el 84,9% del territorio nacional se encuentra con al menos una fase de sequía, así lo informó el Monitor de Sequía de la CONAGUA, los estados más afectados son los del norte que ya presentan graves niveles de falta de agua.

Jueves 22 de abril | 10:51

En el reciente informe del Monitor de Sequía que emite a través la CONAGUA determinó que al 15 de abril de este año, el 84,9% del país se encuentra en al menos una fase de intensidad. De los estados más afectados son las regiones del norte, noreste, mesa central, occidente y bajío, debido al dominio de la fase de La Niña, sobre el Pacífico Ecuatorial disminuyendo el potencial de lluvias desde el 2020.
En el informe se menciona que el 2020 fue uno de los años más secos de los que se ha registrado, por lo que la cantidad de lluvias descendieron, empeorando las condiciones de falta de agua en los principales sistemas de abastecimiento, como el Cutzamala.

El sistema de monitoreo de las condiciones de sequía se clasifica en 5 niveles, según la CONAGUA, que hasta la primer quincena del mes de abril presentó:

D0: anormalmente seco, que representa al 84,9% del país.
D1: sequía moderada, con 71,2% del territorio
D2: sequía severa, con 47,1%
D3: sequía extrema, 12,8%
D4: sequía excepcional, 0,8%

En el noroeste y noreste ese fenómeno se incrementó de severo a extremo, mientras que en la región central aumentaron los municipios con sequía de moderada a severa. Entre la Sequía en México extrema y excepcional, el mapa mostró las regiones que abarcan los siguientes estados: Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Guerrero y Michoacán.

Por otro lado, desde hace varias semanas, el gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum ha advertido que el sistema Cutzamala, mismo que abastece la mayor parte del Valle de México presenta uno de los niveles más bajos en los últimos años, con apenas el 44% de su capacidad.

Mientras tanto autoridades han hecho un llamado a la población para que se racione el suministro de agua, de lo contrario la situación podría desencadenar cortes en el suministro, cosa que no es novedad para cientos de familias en colonias de bajos ingresos que carecen de este recurso aún en los meses más críticos de la pandemia.

Abril 2021 Cuitzeo, Michoacán La sequía convirtió al Lago de Cuitzeo, que fue el segundo más grande del país y uno de...

Publicado por Armand Solís en Lunes, 19 de abril de 2021

Te puede interesar:Día Mundial del agua: el 1% más rico acapara las reservas de agua en México

Sequía para la mayoría precarizada, acaparamiento y saqueo para transnacionales

Los conflictos por el agua se agudizan ante este escenario de sequía intensa en el país, desde el pasado 22 de marzo, pueblos otomíes y cholutecas mantienen un plantón a las afueras de la planta de Bonafonten el municipio de Juan C Bonilla en el estado de Puebla, denunciando el despojo de los pozos de agua para las comunidades y las siembras.

De la misma manera en la alcaldía de Coyoacán en la Ciudad de México organizaciones vecinales demandan el cese de la construcción de megaproyectos inmobiliarios que han despojado de agua a las colonias de Pedregales y los pueblos de Santa Úrsula, como el caso de Aztecas 215.

Así mismo, en meses anteriores, por el retraso en el compromiso de la entrega de agua de México a Estados Unidos en el contexto del Tratado Internacional de Aguas, el cual llevó a agricultores de Chihuahua a tomar presas para evitar la extracción de agua; también, la detención de la construcción de una presa y un acueducto destinados a abastecer de agua a la ciudad de Guadalajara.

El país vive una de las mayores crisis hídricas en toda su historia, pues de acuerdo con la organización Agua para todos, Agua para la vida, la aprobación en 1992 de la Ley de Aguas Nacionales trajo como consecuencia la compraventa del agua, la apertura a grandes intereses transnacionales, la sobrexplotación y contaminación de las aguas de la nación.

Según los académicos de la UNAM Wilfrido A. Gómez-Arias y Andrea Moctezuma, grandes empresas nacionales y extranjeras acaparan las reservas hídricas de México, mientras que la gran parte de la población carece del acceso a este recurso.
Industrias como Bachoco, Cementos de México (Cemex), Nestlé, Grupo Bimbo, las cerveceras Cuauhtémoc Moctezuma y Modelo, Compañía Maya de Agua Purificada, Envasadoras de Aguas de México, Embotelladora Aga, Grupo Femsa Coca-Cola, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad encabezan la lista de personas morales que, cada año, explotan más de 5 millones de metros cúbicos (es decir, más de 5 mil millones de litros).

A éstas se suman mineras y grandes terratenientes agrícolas, beneficiados con centenas de títulos y permisos para extraer indiscriminadamente el vital líquido: de 1992 a la fecha, las autoridades mexicanas han otorgado 536 mil concesiones.
Hoy más que nunca necesitamos organizarnos para que la gestión y el uso del agua esté en manos de las y los trabajadores y campesinos pobres -de la mano con los pueblos originarios-, para que se priorice el acceso del 99% de la población a este recurso que también es un derecho humano.

Te puede interesar: Negocio multimillonario: Las concesiones del agua a las grandes transnacionales




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias