Política EE. UU.

INTERNACIONAL

Senado de EE.UU. aprueba el T-MEC

Tras largos meses de negociación entre los tres países, la cámara alta del gigante del norte aprobó los lineamientos del nuevo acuerdo comercial.

Óscar Fernández

@OscarFdz94

Jueves 16 de enero | 23:51

Foto: Reuters

Han sido varios los meses que han transcurrido desde que Trump anunciara la renegociación del TLCAN como parte de su política exterior económica para favorecer "hacer a EE.UU. grande otra vez". Meses en los que el acuerdo en más de una ocasión quedó estancado o sujeto a las bravatas del magnate de la Casa Blanca hacia México.

Finalmente, Trump hoy se asegura una victoria. El mes pasado, la Cámara de Representantes aprobó con un voto de 385 diputados (193 demócratas y 192 republicanos) y 50 abstenciones el nuevo Tratado de Norteamérica; hoy el senado le dio el visto bueno con 89 votos a favor y 10 en contra, faltando solamente la firma del ejecutivo.

La aprobación del T-MEC se da a dos días de suscitarse el último debate de los precandidatos a las elecciones primarias del Partido Demócrata, así como la firma del nuevo acuerdo entre China y Estados Unidos luego de una fluctuante guerra comercial, en un contexto signado por la escalada militar y las tensiones en Medio Oriente por el asesinato del Gral. Suleimani por drones en Irak.

Las medidas mencionadas pretenden ser utilizadas por el presidente estadounidense para contener lo más posible el proceso del impeachment y blindarlo para las elecciones de este año, en el que pretende reelegirse por otro término. Sin embargo, las contradicciones que enfrenta son profundas, tanto en el terreno exterior —donde su política agresiva es una respuesta a la declinación histórica del imperialismo estadounidense— y donde no pueden descartarse reveses en la economía internacional, así como en el terreno interno, cruzado por la confrontación con el partido demócrata y con un telón de fondo signado por acciones de la lucha de clases en los años previos, el cual puede reavivarse: con movimientos como el #OccupyWallStreet, que cuestionaba la acumulación de riqueza del 1% más rico, el #BlackLivesMatter, que señalaba la responsabilidad de la policía en el asesinato sistemático de la población afrodescendiente, o el paro internacional de mujeres que movilizó a miles contra el machismo Trump, así como las luchas entre sectores de la clase trabajadora como las y los maestros y en el sector industrial, como en la General Motors.

Te puede interesar: Claves de la firma del T-MEC y la imposicion de condiciones de EEUU

En México, se profundiza la subordinación

Por su parte, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que prometió que el suyo sería el gobierno que traería una "cuarta transformación" para el país, se sumó a la iniciativa del T-MEC, postulándola como una "relación de respeto entre ambos países". Sin embargo, el T-MEC continua y profundiza la subordinación y expoliación de México por parte de las trasnacionales estadounidenses, y brinda mayores beneficios a las mismas. El gobierno de AMLO asumió y aceptó distintas exigencias por parte del Congreso de los Estados Unidos, como la vigilancia por parte del socio del norte de la aplicación de la reforma laboral, entre otras. Mientras AMLO y sus funcionarios reaccionaron embelesados ante la noticia de la aprobación del Senado de EEUU, la realidad es que el T-MEC es, como lo fue su antecesor el TLCAN, un nuevo pacto de coloniaje y vasallaje para México en beneficio del imperialismo.

Ante eso, será fundamental impulsar una perspectiva antiimperialista e internacionalista a ambos lados de la frontera, para que los trabajadores y los pueblos enfrentemos unidos a los explotadores y opresores.






Temas relacionados

Gobierno AMLO   /   T-MEC   /   Política EE. UU.   /   Política Internacional   /   TLCAN   /   Política México   /   México   /   Donald Trump   /   AMLO   /   Claves internacionales   /   Canadá   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO