Economía

ECONOMÍA

Secretaría del Trabajo modifica datos para favorecer a la 4T

En la conferencia matutina del 1 de mayo, en el marco del día del trabajo estuvo presente la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, quien para glorificar al régimen de López Obrador, inventó datos fantásticos en materia laboral.

Domingo 3 de mayo de 2020 | 19:10

En la conferencia matutina del 1 de mayo, enmarcada en el día del trabajo, la intervención de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, fue para pintar el supuesto arcoíris que la cuarta transformación ha traído para el mundo de los trabajadores: aumento salarial y reforma laboral que permitiría el aparente combate a los sindicatos patronales.

Por supuesto, la realidad del trabajo en México dista mucho de marcar una ruta distinta a la neoliberal. La informalidad laboral, por ejemplo, actualmente alcanza aproximadamente al 56 % de la población ocupada, poco más de 31 millones de trabajadores. En 1991 alcanzaba al 45 % de la población ocupada y al 51 % para 1995, sin ahondar en las cifras, es clara la tendencia a la alza.

Con la pandemia del SARS-Cov-2, se están agudizando la precarización, la informalidad y el desempleo, pues son los costos que el capitalismo sigue cargando sobre los y las trabajadoras que todos los días expresan su inconformidad ante los despidos masivos, los recortes salariales y la exposición al virus ya que varias empresas no-esenciales los siguen obligando a trabajar en medio de la cuarentena.

También habíamos denunciado la ofensiva laboral de la nueva administración contra los trabajadores estatales.

En suma, la 4T no ha planteado ninguna alternativa no digamos anticapitalista, sino de carácter meramente antineoliberal en materia laboral. Mediocremente, lo que más se acercaba, era la iniciativa de regularización del outsourcing planteada por el Senador Napoleón Gómez Urrutia, que ha sido saboteada por otro Senador de su misma bancada, Ricardo Monreal.

Te puede interesar: Subcontratación: El gran capital campea en la “izquierda” del Senado

El 18 de diciembre de 2018, el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) [1] de la UNAM se demarcó del actual gobierno al denunciar que en el discurso del día anterior, enmarcado en el evento donde se anunció el aumento de $14 al salario mínimo, Luisa María Alcalde había citado sus datos, sin mencionar de donde los había obtenido y además que “se usaron de forma tendenciosa”.

Es notoria y –quizá– normal las odas que la secretaria del Trabajo ha venido haciendo desde que ocupó el cargo, recurriendo a citar datos fuera de toda realidad, pero avalados por la “magia” de la legitimidad del lopezobradorismo. Ayer sin embargo, o le fallaron los más simples cálculos matemáticos o de plano ya notó que cínicamente los puede cucharear sin que nadie diga nada.

Afirmó que:

“En 17 meses de esta administración, se impulsó una nueva política de salarios mínimos. Este año el salario mínimo paso de 102 a 123 pesos diarios, mientras que en la zona libre de la frontera norte llego a los 185 pesos al día. Sumandos al aumento de 2019, el salario mínimo ha recuperado, en dos años, 35 % del valor que fue perdido durante 3 décadas en que imperó una nociva política salarial”

Dos errores

Error con las operaciones básicas

Cómo se aprecia en las dos tablas siguientes, usando la llamada regla de tres, no hay ningún aumento del 35 % en el salario mínimo, el aumento es del 39 % en lo que va de administración, primero fue uno de 16 % y después otro de 19 %. La secretaria se inventó ese número o quizá ella también tenga otros datos, o en su caso definió otro tipo de operaciones donde aparece ese 35 %.

Error conceptual

La secretaria dice que con estos aumentos salariales, se recuperó el valor del salario mínimo. Una cosa es recuperar el valor de la fuerza de trabajo en 35 % y otra aumentar el salario en 35 %. El salario mínimo actual podría ser de $1 y el gobierno pudiera aumentarlo en un 1000 % llegando a $10, sin que esto signifique recuperar el valor de la fuerza de trabajo en 1000 %, decir esto es una completa tontería.

El valor de la fuerza de trabajo se determina por condiciones sociales y por la cantidad de mercancías que requiere un trabajador para reproducir su vida en condiciones normales.

El CAM, en su trabajo por aproximar este valor, ha creado el término de Canasta Alimenticia Recomendable (CAR) y son quienes han dicho en múltiples trabajos que la pérdida del poder adquisitivo del salario en el periodo neoliberal ha descendido en 88 %. [2]

Usando las tablas que expone el CAM, realizamos algunas aproximaciones (ver gráfica) usando un aumento de la CAR según la inflación de 4.9 % en 2018 y 2.83 % para 2019 y comparamos esta con el salario mínimo para obtener la pérdida del poder adquisitivo del salario, lo que se asemeja a sus propios cálculos.

Como apreciamos, con el aumento salarial del 39.2%, el salario mínimo se recuperó apenas el 3.31 % (tomamos la diferencia porcentual de 2018 con 2020) y para nada el lejano 35 % que inventó la secretaria del Trabajo.

Cuanto tendría que aumentar el salario para recuperarse en 35%

Para que el salario mínimo se recupere en un 35 %, se tendría que aumentar en $387.95 y no en $ 123, como se aprecia en la tabla siguiente (tomando la diferencia porcentual de 2020 con 2018). Lo que, por lo demás, aun estaría al 53.6 % para recuperarse a niveles de 1982.

Para que el salario mínimo recupere el poder adquisitivo de 1982, tendría que aumentar 846 %, es decir, hoy tendría que ser de $946 al día. Alrededor de 28 mil pesos mensuales.

Además de las cifras de fantasía de Luisa Alcalde, estos aumentos salariales no toman en cuenta que ante la monumental informalidad en el país, este solo impacta en un porcentaje muy reducido de los trabajadores, 3.44 millones de trabajadores para ser exactos [3], sobre una población de 57 millones, esto quiere decir que solo beneficia al 6 %.

Una crítica final: no es sólo la política neoliberal lo que ha causado ésta pérdida del poder adquisitivo del salario, es el capitalismo dependiente mexicano que sistemáticamente viola el pago del valor de la fuerza del trabajo. Esta aseveración, por supuesto, no está en el horizonte de la 4T.







Temas relacionados

Cuarta Transformación de AMLO   /   Luisa María Alcalde Luján   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO