Sociedad

MAGISTERIO

Se respetará “Susana Distancia” en la vuelta a clases, una demanda de antaño

Se preveé que a finales de junio miles de estudiantes y docentes de educación básica vuelvan a las aulas, para ello son necesarias medidas extraordinarias que los docentes hemos exigido desde antes de la pandemia de Covid-19.

Sábado 2 de mayo | 14:22

El planteamiento del subsecretario de salud, Hugo López Gatell, durante la conferencia vespertina del 30 de abril, fue que se estaba hablando con distintos funcionarios de la educación en el país para adaptar la organización de los salones a fin de respetar la sana distancia entre los alumnos, aunque todavía no están definidas estas medidas.

Una demanda de antaño

Aulas con menor población, es un reclamo que las y los maestros hemos planteado desde hace mucho tiempo, ya que la sobresaturación de los salones es un problema de múltiples dimensiones. En primer lugar, impide la atención necesaria de los docentes a los alumnos, pues debemos planear las clases para que, no 20, sino alrededor de 30 o hasta 60 alumnos puedan adquirir los conocimientos esperados, incluso es una recomendación de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) que no haya más de 15 alumnos en el aula.

Te puede interesar: No más hacinamiento en las aulas: ¡Necesitamos construcción de escuelas!

En segundo lugar, pudimos ver de frente, en los fuertes sismos pasados, el peligro que significa tener aulas saturadas, ya sea para salir o resguardarse adentro, varias zonas del país están catalogadas como sísmicas, por lo que tener aulas hacinadas es poner en riesgo la vida de los estudiantes y los docentes.

Necesitamos reestructurar toda la organización educativa

En varios centros educativos falta el agua y lavarse las manos resulta imposible, siendo un recurso básico para evitar el contagio, es una problemática que se intensificó luego del sismo de septiembre de 2017 y que es recurrente en varias escuelas, tanto rurales como urbanas.

No han dicho si el alcohol en gel u otro sanitizante se garantizará, recordando que en la última semana antes de la cuarentena, se colocaba alcohol en las manos de los estudiantes que ingresaban al plantel, y no más, este mecanismo es totalmente insuficiente, tomando en cuenta que muchos docentes ponían de su bolsillo el recurso y que la mayoría no cuenta con esa posibilidad.

Hemos sido testigos del desmantelamiento de servicios educativos, como el desayuno y la falta de personal de salud en las escuelas. López Gatel mencionó el llamado “filtro escolar corresponsable”, que no sólo arriesga a enfermar de Covid-19, al alumnado y sus familias sino también al personal educativo, pues al no conocer a profundidad la situación, como lo haría un médico, y al tener otras tareas a cargo, podemos fallar en la atención de esta necesidad.

También habrá alumnos que enfrenten situaciones difíciles, por los despidos y las muertes de personas cercanas, y necesiten apoyo psicológico que tampoco está garantizado.

En su discurso, el subsecretario reiteró que no se volverá a la normalidad tal como la conocíamos, y esperemos que así sea, pues quedó demostrado que no hay voluntad para responder a favor de los sectores más empobrecidos ante una pandemia de estos niveles.

Aún quedan muchas tareas pendientes para asegurar un regreso a clases favorable para estudiantes y trabajadores de la educación.

Te puede interesar: La farsa de las clases virtuales ¿Cuándo debemos volver a las aulas en el nivel básico?






Temas relacionados

Covid-19   /   Educación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO