×
×
Red Internacional

Industria Automotriz.Se mantienen los paros técnicos en la industria automotriz

En medio de una escasez mundial de semiconductores, continúan los paros técnicos en la industria automotriz.

Lunes 20 de septiembre | 12:56

La crisis de semiconductores que se vive a nivel mundial actualmente, vuelve a pegar a la industria automotriz en México, en donde lleva casi 2 meses afectando principalmente a las y los trabajadores de dicho sector.

En esta ocasión implicó a la base trabajadora de las empresas automotrices de Mazda (Salamanca, Guanajuato) y Volskwagen (Puebla), desde donde se anunciaron los “paros técnicos”.

Los paros en Mazda no solo derivaron de la falta de conductores, como anunció la propia empresa, desde donde se programaron paros técnicos por mantenimiento, el primero en el mes de abril y el otro recientemente en agosto.

La crisis de los también conocidos microchips, con sus subsecuentes paros técnicos, lleva alrededor de 2 meses afectando gravemente a las y los trabajadores del sector, en el caso de Mazda implicando a los casi 4 mil empleados por medio de los descansos obligatorios con una reducción del salario al 60%.

Te invitamos a leer: Paros Técnicos en Mazda

Por su parte, la empresa automotriz Volkswagen de México suspendió actividades nuevamente por la falta de semiconductores el pasado lunes 13 y martes 14 de septiembre.

A través de la representación del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (SITIAVW), se informó a la base trabajadora que dichos días se suspenderían actividades.

Cabe decir que las y los trabajadores del “Segmento I”, así asignado por la patronal de la empresa, recibirían el pago al 60%, mientras que los “Segmentos II y III” tendrían un pago equivalente al 57.5%, lo anterior, sin afectación del sexto y séptimo día, según se informó por la propia empresa automotriz.

La limitante en semiconductores, como protagonistas del drama económico actual, han imposibilitado mantener los estándares de la producción automotriz en el país, y como suele ocurrir en estos casos, las grandes patronales no están dispuestas a pagar los costos de la crisis, implementando una serie de “Paros Técnicos” en las empresas del ramo, con descuentos salariales que oscilan entren el 45 y 50 %, así como descontando días de vacaciones a las bases laborales.

También te puede interesar leer: Continúa la escasez de semiconductores y su impacto a la industria automotriz

Ante la gravedad del problema, las autoridades tanto federales como estatales, así como la mayoría de las direcciones sindicales en México, han pactado con las empresas trasnacionales del sector, dejando de lado los intereses de las y los obreros, quienes han visto cómo sus condiciones de trabajo y de vida se han degradado.

Los paros técnicos desnudaron una vez más el verdadero carácter de las patronales, mismas que siempre ante una crisis económica y/o que se presente algún factor que ponga en riesgo sus ganancias, descargan en las bases trabajadoras para que sean quienes paguen los platos rotos, como se dice popularmente.

Del mismo modo, se refrendó el rol de las burocracias sindicales de la Confederación de trabajadores de México (CTM), quienes han garantizado que los paros técnicos se realicen sin conflictos, aun cuando las y los obreros terminen percibiendo en los casos más graves, solo el 45% de sus salarios durante el paro técnico, chocando y contradiciendo la política que realizan incluso los sindicatos que se reclaman democráticos; aquellos agrupados en la Federación de Sindicatos Independientes de las industrias Automotriz, Autopartes y la Aeroespacial y del Neumático (FESIIAAAN), mismos que dicen “buscar un equilibrio entre la ganancia de la empresa y el trabajador” y que también han aceptado rebajas salariales en los paros técnicos.

Para frenar esta criminal política, ningún trabajador debería ver reducido su salario en medio de la pandemia y/o ser amenazado de despido sino se tiene acuerdo, pero se debe insistir en que esto solo se puede logra, imponiéndose mediante la organización desde las bases y la movilización de las y los trabajadores.

Finamente, se debe entender que el origen del problema es de trascendencia internacional, por lo que te invitamos a leer el artículo de análisis de Bárbara Funes
La crisis de los semiconductores y cómo afecta la industria en México, desde donde se plantea que: “El problema es que el grueso de la producción de semiconductores está en manos de sólo dos empresas: la taiwanesa TSMC y la coreana Samsung, que controlan el 56% y 18% de la manufactura mundial de semiconductores. Según Intel, junto con China llegan al 80% del mercado. Estados Unidos les sigue con 15% y la Unión Europea con 5%”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias