Géneros y Sexualidades

BRECHA SALARIAL

¿Se hará realidad la igualdad salarial para las mujeres?

Esta semana las Comisiones Unidas de Trabajo aprobaron una serie de modificaciones en materia de igualdad salarial ¿verdaderamente es el fin de la brecha salarial?

Viernes 20 de noviembre | 20:10

El pasado 13 de noviembre, las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social; Para la Igualdad de Género; y de Estudios Legislativos que presiden Napoleón Gómez Urrutia, Martha Lucía Micher Camarena y Mayuli Latifa Martínez Simón respectivamente, aprobaron la modificación de 14 leyes en materia de igualdad salarial y no discriminación entre sexos.

El decreto señala “establecer la igualdad salarial entre mujeres y hombres y que sea sin distinción de raza, condición social, edad, orientación sexual o discapacidad, con el fin de evitar la discriminación económica por razón de género” (Senado; nov, 2020). Se propone sancionar las conductas que privilegian por razón de género y obligar al patrón a reparar el daño y establecer mecanismos de monitoreo y vigilancia en discriminación.

La aprobación del dictamen también contempla un permiso de paternidad de 4 semanas para los varones trabajadores, el nacimiento de sus hijos, a partir del parto y, de igual manera, en el caso de la adopción de un infante al momento de que esta tenga verificativo.

Esto se da en línea con el Convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre igualdad de remuneración. Napoleón Gómez Irritó del MORENA destacó que “No solo es de equidad, ni género, es un tema de justicia salarial y de democracia, que va con todos los cambios que se promueven en el país porque no podemos dejar atrás el sector de las mujeres, igual de trabajo igual salarial ‘’.

Así también, Mauricio Kuri, Coordinador del PAN en el Senado, señaló en días anteriores que Acción Nacional “tiene una deuda histórica que están determinados a saldar. Porque no es plausible que México tenga la brecha salarial más amplia de América Latina. Y no es posible que el gobierno Federal desproteja a las mujeres como lo está haciendo.” Y señaló que presentó una iniciativa de Ley que tiene por objetivo equilibrar las remuneraciones entre hombres y mujeres.

En el marco de las disputas entre los partidos políticos abiertamente del PAN y del MORENA, todos querrán llevar “agua a su molino”, para capitalizarlo en el voto de las siguientes elecciones abanderando la “agenda feminista”, cuando en el caso del PAN representan la agenda empresarial y capitalista y MORENA como gobierno, negocia con empresarios nacionales y extranjeros, manteniendo la flexibilización laboral y las ganancias capitalistas, ejemplo de ello es que el outsourcing no se modificó en la Reforma Laboral aprobada por el MORENA.

Si bien es un progresivo conquistar la igualdad salarial, la igual ante la ley no es la igual ante la vida y ya desde antes de la pandemia y desde hace muchas décadas, el salario de la clase obrera mexicana viene fuertemente golpeado y perdiendo su poder adquisitivo. ¿De qué nos sirve a la clase trabajadora esta ley, si los salarios que se pagan no cubren ni la canasta básica?

Brechas salariales, neoliberalismo y pandemia

La desigualdad salarial entre hombres y mujeres es un problema que se ha agudizado con la incorporación masiva de mujeres y la feminización de la fuerza de trabajo durante el Neoliberalismo, no sólo porque se mantienen las brechas salariales entre sexos, sino también porque las mujeres ocupan los trabajos más precarios sin derechos laborales donde las mujeres ocupan un grueso importante del sector informal, a lo que se suma el trabajo doméstico no remunerado como las tareas de limpieza, crianza y cuidado.

El problema de la brecha salarial se da bajo roles patriarcales que bajo el neoliberalismo feminizan la fuerza de trabajo, así que efectivamente no se alcanza de esta manera la equidad de género sin cuestionar de fondo al sistema patriarcal y capitalista.

Mientras la pandemia y la crisis sigue generando profundos estragos para las mujeres mayormente afectadas en la pandemia con despidos que crecen un 110%, reducciones salariales, jornadas laborales extraordinarias sin pago, así con el trabajo doméstico no remunerado, el decreto aprobado por el senado es papel mojado ando el FMI anunció que en cuarentena se agrava la brecha salarial en el continente.

Desde Pan y Rosas, el Monapred y candidaturas anticapitalistas de años anteriores proponemos un aumento salarial de emergencia y que se modifique según los costos de la canasta básica, la prohibición de los despidos y licencias pagadas al 100%, asó como un plan de emergencia nacional contra la violencia y los feminicidios, para terminar con la simulaciones y la ilusión de las leyes con perspectiva de género que propone e impulsa un sector del feminismo alineado a la 4T, y luchamos por medidas concretas para que la crisis económica no la paguen las mujeres ni las familias de la clase trabajadora sino los empresarios y capitalistas, que como Slim y Salinas Pliego se han enriquecido descaradamente durante la pandemia.

Este 25 de noviembre saldremos a las calles junto a nuestros compañeros de clase contra la precarización, el feminicidio y la violencia patriarcal. Te invitamos a marchar con Pan y Rosas.






Temas relacionados

Napoleón Gómez Urrutia   /   Morena   /   Brecha salarial   /   Partido Acción Nacional (PAN)   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO