×
×
Red Internacional

Sistema de Transporte Colectivo (STC) emitió sugerencias en este retorno a clases presenciales, sin embargo, saturación del transporte público pone en riesgo la salud de usuarixs.

Jueves 2 de septiembre | 12:43

En el contexto del regreso a clases presenciales en Ciudad de México, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro solicitó a usuarios acatar recomendaciones. El llamado está dirigido principalmente a estudiantes, así como a padres y madres de familia que tendrán que transportarse por este medio para llevar a sus hijxs a la escuela.

Las indicaciones son: realizar viajes con previsión para evitar la saturación de andenes y trenes, llevar a cabo el descenso de vagones con anticipación, realizar la compra de boletos o recargas de tarjetas de manera anticipada, respetar el libre cierre de puertas para evitar el retraso en la circulación y evitar arrojar artículos personales al paso de los trenes que puedan ocasionar cortos eléctricos e interrupción del servicio.

No obstante, estas indicaciones resultan totalmente insuficientes. La Secretaría de Educación Pública ofrece datos que muestran que en el Estado de México hay 3 millones 350 mil 223 alumnos de educación básica, mientras que en la Ciudad de México un millón 552 mil 435.

Si bien, aunque la atención al llamado a clases presenciales no es total, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó este lunes que 1,103 escuelas reanudaron la presencialidad en clases, de las cuales 387 son públicas y 716 privadas. Se calcula que 80,000 alumnos y 10,000 maestros han vuelto a clases presenciales. Una cantidad considerable tomando en cuenta que nos encontramos en la tercera y mayor ola de contagios de Covid-19 a nivel nacional.

En los últimos dos meses Ciudad de México sumó 1,597 casos en menores de cero a 17 años, pues hasta mediados de junio se tenían detectados 14,244 contagios y al 8 de agosto la cifra aumentó a 15,841, según datos expuestos en reportes semanales del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

En México van más de 3 millones 341 mil contagios y más de 258 mil defunciones acumuladas desde el inicio de la pandemia. Mientras tanto, desde el sector salud, miles de trabajadoras y trabajadores, han tenido que enfrentar la peor crisis sanitaria de las últimas décadas, con sistemas de salud precarios, sin los suficientes equipos de protección personal ni vacunas necesarias para todo el personal, con escasos recursos financieros y humanos para la magnitud de la situación y, por si todo ello fuera poco, en muchos casos con una situación laboral precarizada e inestable.

Te puede interesar: “No hay condiciones para clases presenciales”: trabajadoras de la salud

Retorno a clases “llueve, truene o relampaguee”: irresponsabilidad gubernamental

La postura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de volver a clases presenciales “llueva, truene o relampaguee”, que derivó en el retorno de miles de estudiantes de educación básica a las aulas el pasado 30 de agosto, en condiciones sanitarias deficientes, es totalmente irresponsable.

Evidencia que su prioridad es la imposición de una “nueva normalidad” que busca traer estabilidad para los negocios capitalistas; lo grave de ello es que en el fondo es un intento por naturalizar la pandemia con las subsecuentes consecuencias de ello, es decir: habituarnos al padecimiento de la enfermedad y los decesos de quienes, a diferencia de AMLO, no tenemos los recursos para acceder a un tratamiento de primer nivel.

Quienes somos trabajadores precarizados o pertenecemos a sectores populares, junto con nuestras familias, somos quienes estamos en mayor riesgo. Nosotros somos, en su gran mayoría, quienes utilizamos el transporte público y, ni en ese caso, ni en el de las instalaciones de las escuelas que han acatado el retorno presencial a las aulas, este gobierno a garantizado condiciones plenamente seguras.

Evidentemente la movilidad de personas implica riesgo. Asimismo, la escuela es un espacio que involucra múltiples interacciones sociales, no sólo de maestros con alumnos, sino entre profesores y personal directivo/administrativo, a su vez con madres y padres de familia, e incluso, con comerciantes ambulantes que se instalan cerca de unidades escolares.

El regreso a clases presenciales que ya ha sido impuesto en muchas escuelas tanto de Ciudad de México como del resto del país no es ordenado, ni responsable, ni seguro. Frente a esto solo la unidad, la organización y la movilización independiente, a lo largo y ancho del país, sin confianza en el gobierno -que ya ha demostrado solo defender intereses empresariales-, será la forma en que podamos dar marcha atrás a esta situación que atenta contra la salud y la vida de sectores populares y trabajadores.

Te puede interesar: Regreso a las aulas sin agua




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias