Internacional

Sale a la luz acuerdo secreto entre gobiernos y empresas trasnacionales

Se dio a conocer un acuerdo secreto en el que el gobierno de Peña Nieto otorga enormes facilidades a las trasnacionales.

Miércoles 8 de julio de 2015

Hace unos días el periódico La Jornada dio a conocer un acuerdo el cual, de aprobarse, implicaría que distintos gobiernos (incluido el de México) se comprometen a otorgar enormes facilidades a las empresas trasnacionales reduciendo de forma importante la capacidad de los gobiernos de regular y controlar la operación de éstas.

Según este diario, el del Acuerdo sobre Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés), permitiría a las empresas trasnacionales de sectores como los servicios financieros (banca) o las telecomunicaciones operar con un marco regulatorio mucho más ad hoc con sus intereses, así los capitalistas extranjeros gozarían de condiciones mucho mejores para sus negocios.

El acuerdo que Wikileaks reveló e hizo llegar a La Jornada, plantea que los gobiernos tendrán que limitar la capacidad de regular el funcionamiento de estas empresas, así, las empresas de las Telecomunicaciones, los Servicios Financieros, el Comercio Marítimo y el Comercio Electrónico tendrán “rienda suelta” para incrementar sus ganancias y sacarlas de los países donde operan y no solo esto: el TISA contempla que los países firmantes, una vez en vigor el acuerdo, se tendrán que abstener de establecer reglamentos que las empresas puedan considerar “lesivos” para sus intereses o enfrentar sanciones comerciales y juicios. Es decir las empresas van a mandar e impondrán sus condiciones.

Las naciones que están involucradas en la elaboración de este acuerdo son Estados Unidos y Australia en primer lugar (impulsoras del acuerdo) junto a Canadá, Chile, Taiwán, Colombia, Costa Rica, Hong Kong, Islandia, Israel, Japón, Liechtenstein, México, Noruega, Nueva Zelanda, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Corea del Sur, Suiza, Turquía y la Unión Europea con sus 28 estados. En total estas naciones representan dos terceras partes del comercio mundial.

Marx y Engels escribieron en el Manifiesto Comunista hace más de 160 años que el gobierno del Estado moderno es una junta que vela por los intereses de los grandes capitalistas, esta afirmación tiene plena vigencia y noticias como esta lo dejan claro.

Sin embargo la noticia no termina aquí. Según lo revelado por Wikileaks las negociaciones de este acuerdo se han sido mantenido en secreto por parte de los gobiernos y no debieran hacerse públicas sino hasta después de cinco años de que el tratado entrara en vigor.

Es decir que buscaban mantener en secreto las negociaciones con los magnates del capital, obviamente previendo posibles manifestaciones populares de rechazo a este acuerdo. El mismo beneficia al capital y por lo tanto (como no puede ser de otra manera) perjudicaría a los trabajadores y al pueblo pues la desregulación en pos del “libre comercio” es un cuento que ya hemos escuchado cientos de veces y sabemos que implica mayor poder a los monopolios capitalistas y peores condiciones para las mayorías.

Cobrar menos impuestos a las empresas, desregular el mercado financiero, liberalizar la entrada de capitales extranjeros, modificar las legislaciones laborales o mercantiles a conveniencia de los capitalistas son todas medidas que se aplican una y otra vez en el mundo con el mismo discurso de que ésta es la vía para crear empleo y hacer crecer la economía. Sin embargo es claro que estas medidas lejos de ser benéficas para el pueblo trabajador lo hunden en la miseria.

En tiempos de crisis económica el capital y sus gobiernos no están dispuestos a hacer concesiones a las masas empobrecidas, lejos de ello aplican ajustes y reformas que condenan a las mayorías a la pauperización. La posibilidad para los capitalistas de aplicar estas medidas depende fundamentalmente de la capacidad de organización y resistencias de los trabajadores y sus aliados. Son los explotados y oprimidos quienes tenemos la palabra.






Temas relacionados

WikiLeaks   /   Mercado   /   Corrupción   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO