×
×
Red Internacional

En la última asamblea de representantes la burocracia del Sindicato de Telefonistas acordó como "medida de presión" ante TELMEX, el sacar a las filiales por tiempo indefinido. Una acción lejana a los métodos de lucha de la clase obrera.

Domingo 28 de marzo | 00:22

En la última asamblea de representantes la burocracia del Sindicato de Telefonistas acordó como "medida de presión" ante TELMEX, el sacar a las filiales por tiempo indefinido. Una acción lejana a los métodos de lucha de la clase obrera.

Constantemente se ve a la burocracia del STRM reproducir un discurso en contra de los trabajadores de filiales, pareciera que Hernández Juárez olvida que es precisamente gracias a él y a sus pactos con la empresa, que el número de precarizados sigue aumentando en dichas filiales.

Se dice que las filiales superan ya al número de sindicalizados, son miles de trabajadores precarizados y explotados en todo el país. Son trabajadores que están sometidos a condiciones de mucha precariedad, pocas o nulas prestaciones y en algunos casos no existe ni el reconocimiento laboral. Todo ello con el aval del Hernández Juárez.

Nuestra pérdida de materia de trabajo y la falta de cumpliendo de vacantes (la burocracia dice que solo se nos deben 2 mil vacantes, pero en realidad son un aproximado de 20 mil), nada tienen que ver con los trabajadores precarizados de las contratistas, la rivalidad y competencia que se nos intenta hacer creer no tiene fundamento.

La patronal siempre va a buscar obtener mayor ganancia, mientras más precarizados pueda tener a sus trabajadores más capital puede acumular. Es preferible para la empresa que el número de trabajadores de filiales siga creciendo, que el número de sindicalizados disminuya y sobre todo que nos encontremos divididos, viéndonos como enemigos a pesar de ser explotados por el mismo patrón.

Nuestro enemigo de clase no es el trabajador precarizado de Carso u otra filial. Nuestro verdadero enemigo es el patrón, son los Slim, aquellos que nos niegan lo que por derecho nos corresponde, aquellos que intentan arrebatar nuestras conquistas.

Desde Las Bases Telefonistas consideramos que no es peleando contra nuestros compañeros más precarizados como podemos obligar a Slim a acatar nuestras demandas, sino uniendo fuerzas con ellos y estallando la huelga por reivindicaciones comunes.

Haciendo uso de las verdaderas herramientas de lucha de la clase obrera, como el paro, la huelga y la movilización podemos unir fuerzas con los compañeros trabajadores de filiales para exigir su basificación, y también para verdaderamente imponer nuestras demandas: el no a la separación, respeto al CCT, cumplimiento completo de vacantes, no al paquete accionario, no al desmantelamiento de Telmex, así como revertir el sinfín de golpes y ataques que ha sufrido nuestro sindicato.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias