×
×
Red Internacional

Política.Ricardo Anaya, acusado de recibir sobornos para votar Reforma Energética

La Fiscalía General de la República (FGR) hizo públicas -siguiendo las instrucciones de AMLO- las actuaciones en el caso Odebrecht. En las mismas consta que Ricardo Anaya, dirigente panista y ex candidato presidencial en 2018, habría recibido sobornos entregados por la mencionada empresa a Emilio Lozoya Austin, en ese entonces director de Pemex .

Pablo OprinariCiudad de México / @POprinari

Miércoles 25 de agosto | 20:28

En su conferencia de este miércoles 25, el presidente López Obrador solicitó a la dependencia que difunda los cargos y actuaciones referentes a Anaya, que se sustentan en las declaraciones de Lozoya.

Según la FGR, Anaya habría recibido del ex funcionario priista 6 millones 800 mil pesos a cambio de votar por la Reforma Energética impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto y los partidos del Pacto por México. Distintos testigos habrían señalado las visitas frecuentes del panista al ex director de Pemex. Anaya se defendió en redes sociales, afirmando que la votación fue 8 meses antes y que no era diputado en la fecha señalada por la actuación de la FGR.

La dependencia señaló que altos funcionarios de Odebrecht Brasil buscaron obtener desde 2012 contratos en el área petrolera de México, para lo cual sobornaron a Lozoya, otorgándole un pago inicial de 10 millones de dólares. Esta empresa, además, ha protagonizado distintos escándalos en distintos países de América Latina, que involucran sobornos a la llamada clase política a cambio de “facilidades” para el otorgamiento concesiones.

Crispación en el panorama político

La publicación de las actuaciones de la FGR se da un contexto político crispado. Anaya anunció su salida del país acusando a López Obrador de persecución política, en tanto los líderes de los partidos opositores a la Organización de Estados Americanos, donde presentaron una denuncia formal contra el gobierno mexicano, señalándolo por presuntos vínculos con el crimen organizado y respaldando al panista.

AMLO, por su parte, ha aprovechado para atacar a la oposición de derecha y en particular a Anaya, a quien llamó “hipócrita” y lo conminó a presentarse ante la justicia. La linea del gobierno, evidentemente, es aprovechar el escándalo Odebrecht y la corrupción que vincula a las cúpulas priistas y panistas a esta empresa, para desacreditar a los opositores y fortalecer su propias posiciones políticas. Para esto no duda en echar mano nuevamente del discurso anticorrupción, incluso denunciando la reforma energética de Peña Nieto, como puede leerse en las actuaciones de la FGR.

Sin embargo, AMLO no pretende dejar sin efecto la reforma energética, que sólo interesa a grandes empresas como Odebrecht, que no dudan en apelar a sobornos para beneficiarse de ello. Y no lo hace porque no quiere afectar sus negocios, basados en la legalidad de la corrupción capitalista y sus "moches".

Frente a eso, hay que echar atrás la entrega de Pemex y los recursos energéticos, renacionalizando sin indemnización todas las áreas en manos del capital extranjero y poniendo la industria petrolera bajo control de sus trabajadores.

La corrupción es inherente al capitalismo. Este caso es sólo una muestra de las prácticas de la “clase política” al servicio de los capitalistas, las cuales involucran a los partidos de de la oposición pero también al Morena, como se mostró en la construcción de la Linea 12.

Como decimos aquí “En un sistema en el que los empresarios, que viven de explotar a los trabajadores, se enfrentan descarnadamente entre sí por prevalecer unos sobre otros para aumentar sus ganancias, la corrupción de sus representantes políticos es la regla, no la excepción. Por eso, más allá del desenlace del caso Anaya, la pretensión de AMLO de acabar con la corrupción, mientras que preserva y defiende las bases del capitalismo semicolonial mexicano, es cuando menos utópica.”
También puedes leer: Ricardo Anaya, AMLO y la corrupción capitalista




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias