Mundo Obrero México

CONFERENCIA VESPERTINA DE SALUD

Reorientarán campaña para acelerar vacunaciones

En la conferencia vespertina resaltó el cambio de orientación que el gobierno de la 4T pretende realizar por la gran urgencia de reabrir totalmente la economía, una "nueva normalidad" que empieza por reanudar la educación presencial.

Raúl Dosta

@raul_dosta

Sábado 27 de marzo

El día de hoy fallecieron 651 personas por la Covid-19, de acuerdo con la información proporcionada por la secretaría de Salud en su conferencia diaria. Esto arroja un acumulado de 200 mil 862 víctimas mortales de la pandemia. El total de contagios detectados acumula 2 millones 187 mil 910 casos.

Estos son los datos negros de la enfermedad, de los que los funcionarios de la 4T pretenden que desviemos la atención, hablándonos de una capacidad hospitalaria cada vez mayor y millones y millones de vacunas por llegar y de un status del semáforo epidemiológico en el que se empiezan a posicionarse entidades con semáforo en verde. Es decir, candidatas a encabezar los planes de reactivación total de la economía, lo cual pasa necesariamente por echar a andar el sistema educativo en modo presencial, ante los requerimentos furibundos de los empresarios de las escuelas privadas.

Sin embargo, la pandemia no cede tan fácil como ellos quisieran. El día de hoy se reportaron 651 fallecimientos, cantidad que está muy por encima del promedio de los últimos 19 días que es de 540 muertes por Covid-19.

Lo peor de la exposición del día de hoy es el exabrupto de López-Gatell quien se atrevió a señalar que su campaña de vacunación ha salvado ya 6.5 millones de vidas (en referencia al número similar de dosis de vacuna aplicadas, sin tomar en cuenta en que la mayoría son aplicaciones por primera vez). Esto, según López-Gatell representa 32 veces los 200 mil fallecidos luego de un año de pandemia.

Pero esos 200 mil muertos son datos duros que no se pueden ocultar con algún desliz estadístico, eso sin tomar en cuenta la poca credibilidad de los números que ofrece la Ssa ya sea por la cobertura del aparato sanitario que aunque no quisiera tiene que sub-representar el número de contagios, ni porque las muertes de muchas de las víctimas son etiquetadas a otras enfermedades, llamadas pomposamente comorbilidades.

Lo que no dice, y de ahí la urgencia de "tapar el sol con un dedo" es que muchos de esos 200 mil fallecimientos pudieran haber sido evitados si su
estrategia de puertas abiertas al Covid, hubiera sido diferente. Estableciendo cercos sanitarios en aeropuertos, puertos y aduanas con pruebas PCR masivas, además de una estrategia de seguimiento riguroso de contagiados y sus contactos, que tuvieron un resultado muy superior, incluso logrando "aplanar las curvas". La estrategia de hacer seguimiento pasivo al desempeño del virus, que incluso inicialmente hablaba de lograr cierta inmunidad de rebaño a partir de los contagios numerosos, puede ser responsable de que decenas de miles de víctimas hubieran evitado el contagio y no morir.

No obstante el gobierno de la 4T tiene que reconocer que el avance de la campaña de vacunación es incipiente -López-Gatell dijo que apenas llevamos el 4% de alcance sobre los adultos mayores- y la presión de empresarios nacionales y extranjeros. También del gobierno de Biden, quien ya mandó sendas embajadas al amiguero AMLO para que avale el cierre de la frontera para los inmigrantes y, quizás, catafixiándo la persecución de éstos por un "préstamo" de 2 millones de vacunas.

No casualmente el secretario de Hacienda Arturo Herrera, se suma al proselitismo vacunador, y en una gira a Oaxaca que tuvo como fin perdonar los desvíos de los presupuestos de salud de los gobernadores anteriores, Gabino Cu´w y Alejandro Murat, por........ también hizo propaganda a la reactivación de la campaña:

“esto es lo que nos va a permitir regresar a una nueva normalidad y poder ser el país que existía antes del Covid. Tenemos que trabajar juntos para que sea un mejor país del que teníamos antes" y señaló que se han aplicado 44 mil millones de pesos en la compra de 334 millones de dosis de vacunas que se aplicarán en 134 millones de mexicanos. [1]

De esta manera, el doctor López-Gatell, comenzó a plantear una reorientación de la campaña de vacunación de adultos mayores. Explicó la diferencia entre las áreas rurales, punto de partida de la campaña actual, que hace que el avance sea lento y tedioso, resaltando la cuestión de la megalópolis que concentran enormes conglomerados poblacionales que si se atacaran lo más pronto posible, permitirían dar un salto cualitativo en el volumen de vacunaciones realizadas en un corto plazo.

Esa megalópolis abarcaría las áreas urbanas del Valle de México en primer lugar pero en realidad incorporaría a Ciudad de México y Estado de México, Querétaro, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala. Sólo áreas urbanas. De esta manera piensan reorientar la campaña, buscando la mayor cantidad posible de vacunas que en el menor plazo posible justifique el regreso masivo a clase presenciales y la normalización de los negocios, mostrando quien tiene la batuta en la conducción del país. El que paga manda, se dirá por ahí.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO