×
×
Red Internacional

Miles de mujeres sin acceso a la salud pública mueren diariamente por cáncer de mama y otros tipos de canceres, comúnmente recurren a una clínica cuando la enfermedad ya ha avanzado, muchos casos pueden curarse si se detectan a tiempo y se tratan eficazmente.

Miércoles 3 de agosto | 22:28

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce al cáncer de mama como el tipo de cáncer más común en el mundo. En México las mujeres trabajadoras que no cuentan con seguro médico resultan ser las más afectadas por esta enfermedad debido al costo que implica su tratamiento.

Sin embargo, existen muchas mujeres que cuentan con acceso a la salud pública y de igual manera tienen que realizar fuertes gastos para su tratamiento. Debido, en primer lugar, a la precariedad y el desmantelamiento del sector salud, así como a la falta de equipo, recursos materiales y humanos en hospitales y clínicas públicas.

La prevención y los diagnósticos oportunos son la forma más eficiente de evitar la muerte de miles de mujeres por estas enfermedades. En México como en otros países de América Latina donde abundan los altos índices de pobreza extrema, los programas de prevención, el acceso a la información, la cultura del cuidado, son prácticamente inexistentes debido al bajo presupuesto del sector y al poco interés de los gobiernos en materia de salud para la población. A esto se suma la falta de hospitales públicos, equipos y tecnología disponible para su detección, así como los instrumentos para orientar la planificación, tamizaje en los sistema de salud. Según la OMS en su informe sobre el cáncer de 2020, falta establecer programas de prevención y control del cáncer.

A nivel nacional existen insuficientes hospitales públicos y los que hay, no se dan abasto debido a la gran cantidad de mujeres que enferman. Por ejemplo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sólo cuenta con 10 Unidades de Detección y Diagnóstico de Cáncer de Mama distribuidas en todo el país, donde se promueven actividades para la detección de lesiones o tumores mediante mastografía, así como la evaluación diagnóstica y tratamiento de derechohabientes. En la Ciudad de México se cuentan con tres clínicas de Mama: dos en la zona sur y una en la norte; así como en el Estado de México, Veracruz, Jalisco, Baja California, Yucatán, Coahuila y Chihuahua.

Te puede interesar: ¿Qué implica para las trabajadoras y trabajadores poder recibir atención médica?

La Unidad de Especialidades Médicas para la Detección y Diagnóstico del Cáncer de Mama (UNEME-DEDICAM) es otro lugar dedicado a la detección de cáncer de mama, a través de toma de mastografías de tamizaje a la población femenina de 40 a 69 años de edad; así como a la evaluación diagnóstica de las mujeres con sintomatología clínica o con una mastografía anormal independientemente de la edad. Actualmente sólo se cuenta con catorce unidades operando en once entidades federativas, éstas son: Campeche, Chihuahua, Durango, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Querétaro, Quintana Roo (cuenta con dos unidades Cancún y Chetumal), San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas, más una unidad en proceso de construcción en Nuevo León.

Es evidente que son pocos los hospitales para la atención del cáncer de mama, así como otros tipos de canceres como el cervicouterino, de hígado, colorrectal y ovario que más afectan a las mujeres trabajadoras de entre 25 años a 60. Las principales causas de muertes tienen que ver con la falta de programas de prevención y recursos insuficientes en áreas médicas, debido a décadas de desmantelamiento del sistema de salud pública a nivel nacional.

Para lograr el acceso a la salud de manera gratuita y de calidad, contar con los insumos, equipos en cada clínica y las unidades contengan servicios de prevención, las y los trabajadores de la educación y otros sectores debemos exigir, en primer lugar, mayor presupuesto al sector salud. Para que este incremento se logre debemos solicitar la reorientación del presupuesto y otras medidas como el no pago a la deuda externa y el cobro de impuestos progresivos a las grandes fortunas; luchando en las calles junto con las y los trabajadores de salud podemos conquistar nuestras demandas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias