×
×
Red Internacional

NARCOTRÁFICO.¿Qué implicaciones tiene la polémica sobre la liberación del Güero Palma?

A sus 80 años y con una larga carrera delictiva, el ex líder del cártel de Sinaloa se encuentra próximo a ser “un hombre libre”

Jueves 6 de mayo | 17:53

¿Quién es el Güero Palma?

Nació en el municipio de Mocorito Sinaloa, desde muy joven se introdujo a la carrera del narcotráfico. Bajo el mando de Miguel Ángel Félix Gallardo, “El Güero” se involucró con el cártel de Guadalajara, donde colaboró con Juan Jóse Esparragoza Moreno “El Azul”, Ismael “El Mayo” Zambada García y Joaquín “El Chapo” Guzmán, capo de renombre con quien fundó el cártel de Sinaloa años más tarde.

Su currículum de crímenes se vio sellado por la guerra contra los hermanos Arellano Félix, líderes del cártel de Tijuana, ejemplo de ello es el enfrentamiento con armas de fuego sostenido el 8 de noviembre del 82 entre ambos bandos en la discoteca Christine en Puerto Vallarta.

Luego de eso, al “Güero” Palma también se le relacionó con la balacera en el aeropuerto internacional de Guadalajara. misma en la que murió el cardenal Juan José Posadas Ocampo , el 24 de mayo de 1993.

En 1978 en Arizona, Palma Salazar fue sentenciado a 8 años de prisión por tráfico de drogas y en 1995 fue capturado en Nayarit, luego de que el avión en el que viajaba se desplomara y quedara herido.

Por más de 10 años estuvo preso en penales de alta seguridad de México, pero en el sexenio de Felipe Calderón se le extraditó a los Estados Unidos donde enfrentó una acusación por narcotráfico. En 2016 se lo trajo de vuelta a terminar su condena en Almoloya de Juárez, en el CEFERESO 1 del Altiplano.

Del 1° de mayo a la fecha

El pasado 1° de mayo el gobierno informó que el Juzgado segundo del Distrito de procesos penales federales en el estado de Jalisco, notificó a la dirección del penal del Altiplano del mandato que absuelve a Palma de la acusación en su contra por el delito de delincuencia organizada.

El juez aclaró que, no obstante, el Güero podría permanecer recluido en caso de encontrarse a disposición de alguna autoridad judicial por algún delito, asi que Palma Salazar fue liberado del penal; sin embargo ocho minutos después, fue reaprehendido.

En conferencia, el presidente, López Obrador, señaló que no se puede liberar a un recluso como se hizo con Héctor Palma, dictando libertad en un día inhábil durante la madrugada, debido a que eso es un “sabadazo” por lo que se amplió el plazo de liberación hasta el día miércoles.

AMLO incluso instó a la secretaria de gobernación, Olga Sánchez, para “que se analice la conveniencia de llevar a cabo una reforma en las leyes correspondientes para que asuntos de esta naturaleza no se traten en días inhábiles. Que no sean los sábados y los domingos".

Palma Salazar fue liberado la madrugada del 4 de mayo del penal federal del Altiplano, y de inmediato fue reaprehendido por agentes del Ministerio Público federal, quienes lo trasladaron a instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Recientemente se ha dado a conocer que Héctor Luis, El Güero Palma Salazar, permanecerá 40 días en arraigo, luego de que la SEIDO considerara que existen elementos para integrar una carpeta de investigación en su contra y debe ser llevado nuevamente ante un juez federal.
La FGR solicitó elarraigo contra Héctor “Güero” Palma para procesarlo de nueva cuenta por delincuencia organizada, y por el presunto asesinato de dos agentes de seguridad de Nayarit y Guerrero, asesinatos que se habrían cometido en 1995.

Horas después de que se decretó el arraigo, la defensa de Palma Salazar aseguró que su cliente no tiene procesos pendientes en México y que la Fiscalía General de la República (FGR) busca fincarle cargos con base en una averiguación previa de 1996, que contiene hechos con los que ya fue juzgado.

El abogado, José Gabriel Hernández también negó que la liberación que ordenó el juez que lo absolvió por delincuencia organizada, en su hipótesis de delitos contra la salud, haya sido un “sabadazo”, ya que la resolución se emitió el viernes 30 de abril, es decir en día hábil.

“Señor presidente, en nombre de la sociedad, en nombre de los defensores de la familia… en nombre de Dios, le pido que no crucifique a Jesús Héctor Palma Salazar”, añadió.

Al preguntarle a qué se dedicará Palma de obtener su libertad, mencionó que en una carta difundida en febrero pasado a su madre, expresó la voluntad de su hijo de dedicarse a un negocio lícito familiar como es la ganadería.

El proceso legal llevado a cabo en contra de Héctor “El Güero” Palma, ha sido denunciado por sus abogados como irregular, sin embargo, acciones que son violatorias de los derechos humanos y de las garantías individuales, son ejercidas todo el tiempo en contra de la clase trabajadora y los sectores populares.

Como un ejemplo inmediato, hay testimonios de internos presos dentro del mismo CEFERESO 1 del Altiplano, que han sido llevados a reclusión bajo acusaciones de narcotráfico, daños a propiedad privada y asesinato, cuando no había pruebas en su contra pero casualmente eran participantes del movimiento magisterial del 2006 en Oaxaca.

Casos así se replican todos los días, en cada parte del país, sin embargo, las familias trabajadoras no tienen los recursos millonarios para pagarse una defensa como la del “Güero” Palma.

Además, es sabido que Palma no solo es responsable del tráfico de drogas, sino de la violencia, explotación y trata de personas que este negocio redondo implica. Más allá de la orden de arraigo, la declaración de libertad que dictó el juez pone de relieve la complicidad de elementos del poder judicial y de la estructura gubernamental con el narco, como ha sido señalado históricamente.

Es necesario ver que el problema del crimen organizado no se resuelve con la detención aislada de líderes de los cárteles, pues éstos tienen cimentada su existencia en tratos con el Estado y en las propias condiciones de pobreza que existen en las zonas marginales y populares del país para extraer su mano de obra y fuerzas de producción.

Tampoco es solución continuar la guerra contra el narco (que sigue vigente por mucho que la 4T quiera aparentar lo contrario), bajo esta excusa se implementa una política de militarización, en la que los muertos los ponen los trabajadores y sectores populares.

La única salida para poder terminar de raíz con el narcotráfico es la legalización de todas las drogas y la producción y gestión de estas, bajo control de los usuarios y trabajadores.

La desmilitarización del país es otro aspecto clave porque es sabido que los militares también están coludidos con los cárteles y los muertos y desaparecidos son los trabajadores y campesinos pobres que al no tener otra alternativa de sustento, se ven obligados a laborar como jornaleros y en condiciones de esclavitud para el narco, miles de jóvenes y mujeres.

De hecho, en medio de esta crisis sanitaria y económica, algo que debería ser central es la expropiación de las fortunas del narco, debido a que con ese dinero muy bien podría garantizarse presupuesto suficiente para el sector salud, el sistema de transporte, la educación y en general, para que las condiciones de vida de las familias trabajadoras sean mejores.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias