×
×
Red Internacional

Las autoridades capitalinas se han negado a dar un aumento salarial que realmente permita al salario de las y los trabajadores del SUTIEMS vencer la inflación, por lo que el sindicato convoca al estallamiento de la huelga.

Martes 7 de junio | 14:54

En la asamblea sindical del 4 de junio del año en curso las y los agremiados al Sindicato de la Unión de Trabajadores del Instituto de Educación Media Superior de la Ciudad de México (SUTIEMS) acordaron diferir para el 8 de junio el estallamiento a huelga de la institución de enseñanza.

Te puede interesar: Sutiems amenaza con irse a huelga por aumento salarial

Según explicó el sindicato, las autoridades educativas y el gobierno de la Ciudad de México ofrecieron un escueto aumento salarial de 3.5 % para el personal educativo y administrativo. No obstante, señalaron que es insuficiente ante la inflación que ronda un 8%, es decir, se da una disminución real en los salarios de los trabajadores. El rechazo a este miserable aumento muestra la disposición de las bases del SUTIEMS a luchar por un salario digno.

También indicaron que de parte de la administración de Claudia Sheinbaum –al igual que de los gobiernos perredistas que la antecedieron— no hay disposición política de cumplir los laudos laborales, los cuales ordenan la basificación de profesores y personal de intendencia –algunos emitidos desde 2012.

Mencionaron, según su comunicado, que el compromiso con la educación de los sectores más humildes de la ciudad no se da en los discursos sino en un mayor presupuesto al sector por lo que queda constatado que el gobierno de la 4T no tiene congruencia con su discurso.

Por otra parte, se utiliza la legislación de la nueva Reforma Laboral para entorpecer la preparación de la huelga, como ocurrió el año pasado, al obligar a buscar una conciliación siempre que la patronal presente nuevas propuestas, pero sin ningún límite de tiempo. Frente a este escenario, es necesario fortalecer la lucha del SUTIEMS para romper con estas trabas, y para el triunfo de la huelga en caso de que estalle.

La huelga como instrumento de defensa de derechos de los trabajadores y el alumnado

El ataque a la educación a este sector no es nuevo, pero tampoco es un hecho aislado. En lo que va de esta administración, con la actual reforma educativa se han profundizado los ataques a la educación pública, por ejemplo, al condicionar aumentos y promociones a exámenes estandarizados mediante un organismo burocrático como USICAMM, mientras que han aumentando las cargas de trabajo y las actividades administrativas.

La precarización laboral se ha agudizado de manera espectacular en los últimos años: los recortes salariales, la inestabilidad en el empleo, los pocos o nulos derechos sociales son la norma en todo el país. Sin embargo, la suerte no está echada, los ataques han provocado incipientes procesos de lucha por parte de la base trabajadora que busca poner un alto a las precarias condiciones de vida. No olvidemos que los trabajadores de cultura de la Ciudad de México protagonizaron un movimiento que logró reintegrar a su centro de trabajo a cientos de personas, pero en un acto de represión se dejó afuera a un sector que se sigue organizando.

Asimismo, la disminución del presupuesto afecta a las y los estudiantes porque al no tener recursos suficientes no se puede dar el mantenimiento correcto a las instalaciones, no se abren más lugares en la educación media superior, los profesores contratados de manera temporal necesitan encontrar otro trabajo para completar sus gastos, lo que conlleva que no puedan poner toda su atención en las clases y un largo etcétera.

Por estas razones es necesario rodear de toda la solidaridad las exigencias del SUTIEMS, porque sus exigencias representan las demandas de millones de trabajadoras y trabajadores que se encuentran en iguales o peores condiciones; además su lucha está íntimamente ligada con el derecho de la juventud a la educación pública y gratuita. Por ende, una victoria por medio de la huelga, clásico método de la clase obrera, fortalece al resto de las luchas, no sólo en el área educativa sino en todos los demás ramos laborales.

Junto a ello, la coordinación entre distintas luchas y sectores es fundamental para fortalecernos. En ese sentido, llamamos a sumarse al Encuentro Nacional de Trabajadoras y Trabajadores, a realizarse el próximo 25 de junio: Trabajadores y organizaciones laborales acuerdan impulsar Encuentro Nacional




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias