×
×
Red Internacional

Luego de que el día viernes no se lograra la aprobación del proyecto del cuarto retiro de los fondos de las AFP por falta de quórum, se presentó un nuevo proyecto para buscar conseguir el objetivo anterior con un nuevo retiro y el posible retiro del 100% de los fondos.

Domingo 5 de diciembre de 2021 | Edición del día

En medio de una importante discusión sobre la posibilidad de concretar un cuarto retiro, que se enmarca en un momento de la crisis económica que ha venido sosteniéndose débilmente por la entrega de los IFE y retiros de los fondos de AFP anteriores, entre otras medidas.

Se requerían 93 votos a favor y solo se obtuvieron 89. Un de 3/5 que no fue alcanzado, haciendo que el proyecto pase a ser archivado. En este caso como el proyecto fue rechazado, no puede volver a ponerse en tabla dentro de un año. Es por eso que diputadas como Pamela Jiles, ingresaron ayer mismo tanto el proyecto del quinto retiro como el retiro del 100% de los fondos, como jugada contra la maniobra del gobierno, el oficialismo y algunos sectores de la oposición.

De la misma forma, hacen un llamado a que todos quienes estén a favor de este proyecto de retiro de los fondos de AFP a que manifiesten su respaldo concretamente apoyando la tramitación del quinto retiro y del 100% desde el lunes de esta semana.

Mientras el gobierno celebró alegremente junto a Renovación Nacional el rechazo de este proyecto por falta de quórum, reivindicando su posición desde el principio, apelando hipócritamente a la preocupación a mediano y largo plazo por la situación financiera de las familias trabajadoras. Sumándole a la medida del gobierno de darle carácter de discusión inmediata, dando un plazo de 2 días máximo de debate. A sabiendas de la ausencia de 16 legisladores en sala para ese día, la maniobra del gobierno es clara.

Todo este tipo de medidas es parte de las formas por las cuales los sectores como la ex concertación y la derecha, buscan quitarse responsabilidades del bloqueo constante que han tenido para que las y los trabajadores puedan administrar sus fondos y no los empresarios, los cuales incluso hay miembros activos de las mismas AFP.

Apelar a la buena voluntad de los políticos de los partidos tradicionales ¿le dará una salida a la crisis que viven las y los trabajadores?

El camino a la segunda vuelta ha ido definiendo el escenario nacional, donde la ultraderecha se ha ido fortaleciendo, mientras “la oposición” se resguarda detrás de la candidatura de Boric llevando toda esta campaña totalmente acrítica del rol que jugó Apruebo Dignidad para llegar a esta situación.

Dirigiendo sectores que se agrupan en grandes centrales sindicales, como la CUT, el Colegio de Profesores y la Coordinadora No + AFP, hoy no dan ni una luz por organizar la defensa de estos ataques del gobierno, como tampoco los que ya pasaron como la aprobación de la ley de “protección al empleo” y los masivos despidos en plena pandemia.

En medio de las maniobras concretas y claras del gobierno, la tibia presencia de “la oposición” y la profunda desarticulación de la organización de las y los trabajadores, no podemos seguir apostando a la “buena voluntad” de los políticos de los partidos tradicionales, incluso de aquellos que siguen jugando un rol desarticulador dirigiendo estos amplios sectores.

La clave va a pasar por la unidad de los sindicatos, coordinadoras y movimientos sociales, desarrollando asambleas y comisiones de lucha para organizar y construir un programa de las y los trabajadores, que se proponga enfrentar la crisis para que ya no la sigan pagando los bolsillos de las y los trabajadores. Para acabar con el sistema de AFP como lo conocemos, que permita a través de un sistema tripartito la administración de los fondos de trabajadores y jubilades. Un ingreso de emergencia de $600.000 para todos aquellos quienes lo necesiten. Y por el reparto de las horas de trabajo en 5 días y 6 horas, para que empleados y desempleados puedan trabajar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias