×
×
Red Internacional

Docentes de distintos niveles han salido a manifestarse debido a la falta de pagos y en telebachilleratos además están exigiendo la basificación que les corresponde. El SNTE ha tenido que intervenir, poniéndose a la cabeza de las manifestaciones. ¿Qué expresa este fenómeno y por qué debemos recuperar nuestro sindicato?

Miércoles 18 de enero | 15:36
Imagen: El Sol de Zacatecas

Desde el pasado lunes, medios locales han informado sobre las recientes manifestaciones de docentes de distintos niveles debido a la falta de pagos y a la inconformidad existente porque, en el sector de telebachilleratos, sus educadores no han recibido la basificación que les corresponde pese a haber cubierto los requisitos solicitados por la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM).

Sí bien los afectados hasta el momento son más de 369 docentes de educación básica y 22 de educación física, así como decenas de docentes del sistema de telebachilleratos, la sección 34 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha tenido que ponerse al frente de las manifestaciones. Según Soralla Bañuelos, secretaria general de la organización en la entidad, en caso de no resolverse las demandas de lxs agremiadxs, el paro de más de 160 escuelas se extenderá a todas las existentes en el estado.

Te puede interesar: Trabajadores estatales y maestros marchan en Zacatecas por adeudos

Después de tomar el bulevar Adolfo López Mateos, que es la principal arteria de la capital zacatecana, la representante sindical, en compañía de un delegado de la representación nacional del SNTE, aseguró que de no ser recibida directamente por la secretaria de Educación Pública, se mantendrían las manifestaciones y el paro en los planteles. Al lugar arribaron representantes de la Secretaría para entablar diálogo, aunque hasta el momento del cierre de esta nota no se han publicado los acuerdos llevados por el sindicato y la autoridad local.

El trabajo precario del telebachillerato comunitario

También cabe destacar que existen 83 planteles de telebachilleratos en paro debido a que tampoco se les ha pagado la última quincena, además de no haber basificado a más de 372 docentes de esta modalidad. Aunado a esto, lxs docentes han expresado su descontento por la ola de asaltos que sufren en sus trayectos cotidianos y la inseguridad constante desatada en la entidad.

Esto ha llevado a que los educadores de esta modalidad asistieran en manifestación a las oficinas de la Secretaría de Educación de Zacatecas, en donde su titular, Maribel Villalpando Haro, se comprometió a que los pagos correspondientes a la primera quincena de enero y los bonos que tenían que recibir desde el pasado 30 de diciembre serían depositados este miércoles y el 30 de enero para las prestaciones adeudadas. También se acordó asistir a la capital del país para entablar diálogo con el gobierno federal.

Te puede interesar: ¡No al cierre de Telebachilleratos Comunitarios, contratos de base para todos los docentes!

Estos trabajadores no están representados por organizaciones sindicales debido a que sus contratos son temporales, por lo que su situación es más exasperante, además de los bajos salarios y la falta de prestaciones, declaró un docente para medios locales.

¿Qué lecciones deja este episodio de lucha en Zacatecas?

Esas protestas no son recientes ni surgieron de la nada. En otros momentos, durante el 2021, miles de trabajadores reclamaban por el cambio de la ley del ISSSTEZAC, lo cual abrió una profunda crisis política en el Estado y lxs docentes fueron de los sectores que se pusieron al frente de las manifestaciones.

Te puede interesar: Claves para entender la crisis en Zacatecas

En el caso de las protestas del pasado lunes, si bien se dan por un reclamo económico relacionado directamente con lxs afectadxs y su sindicato, el descontento latente por la ola de violencia en el estado o el desfalco del Seguro Social marca la posibilidad de que los trabajadores se pongan al frente de demandas políticas.

En el caso del sindicato, su dirección se ha tenido que poner al frente porque de no hacerlo equivaldría a que las y los docentes afectados y el conjunto del gremio hubiese hecho una experiencia que podía llevar al desconocimiento a sus dirigentes y hubiese sido evidente la colusión entre el sindicato y las autoridades.

Aunque todavía no se han dado los resultados de la negociación, en muchos casos las mesas de diálogo suelen ser trampas institucionales o maniobras políticas para desgastar la fuerza expresada por las manifestaciones, por lo que la desconfianza en estos mecanismos –aunque no se niegue la posibilidad de diálogo- es una necesidad en las luchas de las y los trabajadores.

Desde la Agrupación docente Nuestra Clase enviamos nuestra solidaridad a lxs docentes de Zacatecas; consideramos que su experiencia en este momento de lucha puede ayudar a mostrar la fuerza que tiene nuestra organización gremial y lo que representaría si ésta quedara en manos de lxs trabajadorxs de la educación (organizados democráticamente desde las bases y con independencia política de gobiernos y partidos) y no del charrismo sindical.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias