Géneros y Sexualidades

8 DE MARZO

Profesora universitaria, la echaron de las aulas y se dedicó a luchar

Marchemos este 8 de marzo contra la precarización en nuestras vidas. ¡Nos vemos a las 16:00 hrs en el Monumento a la Revolución!

Jueves 4 de marzo | 13:10

Soy profesora despedida de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y las Universidades para el Bienestar, por denunciar la precarización y defender la educación con mis estudiantes.

Desde antes de la pandemia implicaba que nos negaban derechos laborales. Luego con la crisis económica y sanitaria, implicó la diferencia entre la vida y la muerte. Entre permanecer y realizar el confinamiento, a salir a competir por los escasos puestos de trabajo con las millones de mujeres que también perdieron sus empleos. Pero la realidad es que solo nos reparten salarios de miseria, que no alcanzan para cubrir nuestras necesidades.

Y cuando nos atrevemos a denunciarlo abiertamente y luchamos contra ello, la respuesta como en el caso de las docentes de la UACM, de las trabajadoras del SUTNOTIMEX, de las trabajadoras del IEMS, es echarnos a la calle, reprimirnos incluso con la Guardia e ignorar nuestras demandas.

La precarización es una política de este gobierno, que incluso las funcionarias, por más que son mujeres, aplican porque están de lado de los explotadores, como Tania Rodriguez en la UACM, Claudia Sheinbaum, Esthela Damián, Raquel Sosa y Sanjuana Martínez aplican en sus dependencias y en todos los niveles de gobierno.

Esta política generalizada, se alienta para cargarnos la cuenta de la crisis, se está perpetuando en las reformas a la Ley Federal del Trabajo, que incorpora la perspectiva de género, que incluye sometimiento a las patronales, porque les abre camino para crear sus protocolos de género a modo, para explotarnos con perspectiva de género, en contrataciones bajo el teletrabajo y el outsourcing.

Mientras a las empresas impunemente despiden y la mayoría no paró para pre
servar las ganancias de los ricos. Este gobierno cena con ellos y les llama amigos, mientras les cierra el palacio nacional a las trabajadoras y nos invisibiliza.

De ahí la necesidad de confiar, pero en la fuerza de nuestra propia clase, de ser independientes de este gobierno y los que continuó, así como de los partidos políticos de las patronales.

La rabia de las mujeres, para imponernos de manera efectiva y avanzar en las conquistas de nuestros derechos, se tiene que transformar en la organización y retomar las lecciones y los métodos de lucha de nuestra clase, la clase obrera. Esta unidad y organización en una de sus formas, se expresa en el Movimiento Nacional Contra la Precarización y los Despidos, en la que ya hemos impulsado una campaña para ir contra las diversas formas en las que nos explotan como el outsourcing.

Te puede interesar: Las compañeras de Pan y Rosas preparan jornada rumbo al 8M






Comentarios

DEJAR COMENTARIO