Política México

CORRUPCIÓN

Primeras declaraciones de Emilio Lozoya: anillo al dedo para la 4T

Calderón, Peña Nieto y Videgaray implicados en caso Odebretch.

Maestro Arturo Méndez

Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Martes 21 de julio | 16:33

Luego de concretarse su extradición desde España, en donde pasó cinco meses encarcelado, Emilio Lozoya llegó a México la madrugada del viernes 17 de julio, fecha desde la cual está internado en el hospital Los Ángeles del Pedregal, supuestamente por anemia, debilidad corporal y problemas en el esófago.

El mismo viernes, detenido y bajo custodia, Lozoya Austin rindió desde el hospital su primera declaración en México sobre la corrupción en el caso de la empresa brasileña Odebretch, misma que ha sido denunciada en la prensa desde hace años.

En dicha declaración salieron a relucir los nombres de los ex presidentes Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, así como el del ex secretario de Relaciones Exteriores y Hacienda, Luis Videgaray Caso, aludidos por su involucramiento en negociaciones y la autorización de contratos con la empresa de Marcelo Odebretch, lo que confirma lo señalado por Lozoya previamente en una declaración firmada en España.

Desde diciembre, Emilio Lozoya Thalmann, padre del ex funcionario, negoció con la Fiscalía General de la República (FGR) y con el Ministerio Público Federal la entrega de su hijo, proporcionando información sobre políticos y exfuncionarios que permitiera abrir carpetas de investigación por corrupción. Lo anterior a cambio de que se le otorgaran beneficios al hoy “testigo protegido” y buscando disminuir su pena.

Al ex director de Pemex (2012-2016) se le acusa de recibir 10.5 millones de dólares en sobornos de Odebretch, así como de fraude por 280 millones de dólares en la compraventa de una planta de fertilizantes. Al ex funcionario se le imputan los delitos de asociación delictuosa, operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho.

En una estrategia trazada por sus abogados, Emilio Lozoya habría aceptado su extradición contando con grabaciones que involucran a varios políticos en una red de sobornos para la aprobación de la reforma energética del "Pacto por México" en el sexenio de Peña Nieto.

En su conferencia matutina de hoy, López Obrador expresó su acuerdo con el trato de “testigo protegido” para el delincuente de cuello blanco por la información que puede brindar.

Te puede interesar: “El pulso de la salud”, la oposición y Lozoya en la conferencia matutina

Como anillo al dedo

De manera muy conveniente, la extradición de Lozoya se produce en momentos en que el gobierno de AMLO enfrenta una difícil situación por la pandemia y mientras la crisis económica sigue su marcha. Le permite presentar esta detención como ejemplo de la lucha contra la corrupción de la 4T para fortalecer su imagen ante el descontento por el manejo de la crisis sanitaria, el creciente desempleo, la profundización de la precarización laboral y la pauperización popular, así como la desazón que produjo su reciente encuentro con Donald Trump.

Es también su carta fuerte frente a los intelectuales de derecha que llaman a formar un bloque opositor para recuperar el Congreso de la Unión.

Te puede interesar: AMLO y la oposición: “liberales” y “conservadores” al ritmo de la pandemia

En el mismo sentido, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, salió a resaltar que en la Cuarta Transformación no habrá pacto de impunidad, destacando el proceso penal contra Lozoya pero también las acciones contra César Duarte y Genaro García Luna, para las que está proporcionando información la FGR, y otros casos como el de Rosario Robles y Carlos Lomelí.

La corrupción es inherente al sistema capitalista

Pero mientras está por verse si las implicaciones del caso Odebretch se llevan hasta sus últimas consecuencias y se hace justicia por ejemplo con los ex presidentes, por más alto que sea el rango de los funcionarios procesados o castigados, eso sólo refleja la profunda corrupción que corroe al sistema político hasta la médula.

El sol no se puede tapar con un dedo. En un sistema económico basado en la búsqueda de la ganancia empresarial, la corrupción de la “clase política” por presión de los mismos empresarios para favorecer sus negocios es parte del funcionamiento corriente, y resulta también en fortunas importantes para políticos; más en un país como México, subordinado a los intereses de las transnacionales y en particular a las de Estados Unidos.

Así, mientras se propagandiza la idea de que con la persecución y encarcelamiento de algunos altos funcionarios se está combatiendo efectivamente la corrupción, lo cierto es que quienes pagamos las consecuencias del deficiente manejo de la pandemia y de la crisis económica somos los de abajo. Esto hace necesario avanzar en la organización de los trabajadores y en forjar una alianza con el conjunto de los explotados y oprimidos, con independencia política del gobierno, las instituciones y los partidos del régimen, para luchar por nuestros intereses.

En esa perspectiva, te invitamos a sumarte este 1 y 2 de agosto al Encuentro Nacional Virtual Contra la Precarización y los Despidos.






Temas relacionados

Emilio Lozoya Austin   /   Odebretch   /   Política México   /   AMLO   /   Felipe Calderón Hinojosa   /   Luis Videgaray   /   Enrique Peña Nieto   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO