×
×
Red Internacional

Política económica.Presupuesto educativo 2022: muy lejos de lo necesario

Aunque aumenta 4.2% respecto a 2021, sigue sin remontar la caída presupuestal producida en el sexenio pasado.

Maestro Arturo Méndez Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Martes 23 de noviembre | 11:46

Política económica

El domingo 14 de noviembre fue aprobado en la Cámara de Diputados el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022. El proyecto presentado por el Ejecutivo fue levemente modificado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para después pasar al pleno, en donde fueron desestimadas las 1,994 reservas presentadas.

Para el Ramo 11 (Educación Pública) se destinaron 364 mil 484 millones 46 mil 805 pesos, un monto 4.2% superior al presupuesto de 2021. Dicho aumento, sin embargo, está lejos de remontar la significativa reducción presupuestal que se produjo en el sexenio anterior.

Durante el sexenio de Peña Nieto, el presupuesto educativo tuvo una importante caída luego del 2015; aquel año se destinaron 540 mil 608.05 millones de pesos al Ramo 11. En 2016 el presupuesto se redujo a 481 mil 497 millones y luego se produjo un salto más drástico, llegando a 373 mil 519.8 millones en 2017. Desde entonces, todos los presupuestos para educación han sido menores a esa cifra, alcanzándose los más bajos en 2020 (348,954.65 millones) y 2021 (349,341.99 millones), es decir, ya bajo la 4T, con el Morena como mayoría en la Cámara de Diputados.

Si los niveles presupuestales previos ya eran de por sí insuficientes y llevaron al deterioro y la multiplicación de las carencias en el sistema educativo nacional, los más bajos niveles mantenidos a partir del 2017 sólo han aumentado la brecha entre las necesidades educativas y los recursos destinados al sector.

Dando pie a la derecha

López Obrador llegó a la presidencia prometiendo la revalorización del magisterio, al frente de una partido que se dice “La esperanza de México”. Luego, para imponer el regreso a clases presenciales, defendió la designación de la educación como “esencial”. Nada de eso, sin embargo, se ve reflejado en el presupuesto.

Esto ha dado pie a la derecha empresarial –la misma que impulsó la privatizadora reforma educativa del Pacto por México- para golpear al gobierno desde el ámbito educativo. Así, Mexicanos Primero, con pose democrática señala que, en comparación con el presupuesto del 2015, el del próximo año para escuelas de educación básica presenta una reducción de 64,868 millones de pesos.

Agregan la desaparición del programa Escuelas de Tiempo Completo, el Programa Nacional de Convivencia Escolar, el Programa para la atención a la Diversidad de la Educación Indígena, el Programa Atención Educativa de la Población Escolar Migrante y el Programa de Desarrollo de Aprendizajes Significativos de Educación Básica, “todos ellos destinados a atender estudiantes en las zonas de mayor marginación”.

Al mismo tiempo, se lamentan de los recursos destinados a becas. Hipócritamente, el presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, David Calderón, dijo que “El aumento en el monto destinado a becas masivas sigue siendo insuficiente para compensar las principales carencias, pero además distorsiona la inversión para el desarrollo. Como no tiene focalización adecuada, la generalización produce el efecto de consolidar las brechas, en lugar de cerrarlas”. Pero lo que les preocupa realmente no es cerrar las brechas, sino el uso clientelar de las becas por parte del Morena para mantener su base electoral.

Por su parte, en su análisis del Proyecto de PEF 2022, México Evalúa muestra recortes a ocho programas educativos, siendo los más importantes el de Proyectos de infraestructura social del sector educativo (-80.3%), el de Políticas de igualdad de género en el sector educativo (-59,24%) y el de Atención al deporte (-25,29%).

Entre otros cambios significativos, también señala que cuatro de los diez programas que recibirán un mayor incremento corresponden a infraestructura, rubro cuyos recursos de conjunto aumentan 9%, mientras que el 24% del total programado en el presupuesto educativo se destina a becas, lo que representa un incremento del 0.5% respecto a 2021.

Claramente, en el marco de mantenerse un bajo presupuesto educativo, lo que se incrementa por un lado se reduce por otro. Algo similar puede decirse del presupuesto de egresos de conjunto, pues mientras que en áreas como educación y salud los recursos siguen muy por detrás de lo que se necesita, cientos de miles de millones se destinan a rubros contrarios a las necesidades de las grandes mayorías.

¿A dónde van los recursos?

Por ejemplo, en el PEF 2022 se destinan 204 mil 683 millones 476 mil 437 pesos a las fuerzas armadas de conjunto, lo que incluye un aumento del 70% al presupuesto para la Guardia Nacional, que contará con $62,825,379,774.

En cuanto a los megaproyectos, rechazados por las comunidades afectadas y ecológicamente nocivos, para el Tren Maya se contemplan 62 mil millones, para la Refinería Dos Bocas 45 mil millones y para el Programa Integral del Istmo de Tehuantepec 10 mil millones.

Además, para el pago anual de la ilegítima deuda externa se tienen previstos 86 mil 911 millones 869 mil 858 pesos.

Te puede interesar: Claves del presupuesto de egresos 2022

Para conquistar una infraestructura escolar digna en todo el país, la construcción de más planteles –y no cuarteles- para acabar con el hacinamiento en las aulas, escuelas equipadas, con plantillas completas, que atiendan necesidades como la alimentación, y todo lo necesario para la educación que merecen las hijas e hijos del pueblo trabajador, incluyendo salarios suficientes y plenos derechos para todas y todos los trabajadores del sector, es indispensable la organización democrática y la movilización del magisterio nacional para luchar por aumentar el presupuesto educativo, con recursos que bien podrían provenir de impuestos progresivos a las grandes fortunas y del presupuesto que se va para la Guardia Nacional y la militarización del país, los megaproyectos y el pago de la deuda externa.

En esa perspectiva, es necesario concentrar nuestras fuerzas, desde las bases, contra el charrismo sindical, por la democratización del SNTE, lograr su independencia política respecto al Estado y su transformación en una herramienta efectiva de lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias