×
×
Red Internacional

Mundo laboral.Precarización laboral: el flagelo de la clase trabajadora con el que hay que acabar

La profundización de la precarización laboral se desarrolló a partir de la década de 1980, año en el cual inició el neoliberalismo en México. Durante estos años, la clase trabajadora enfrentó la caída de los salarios, el aumento de la desprotección social y la flexibilización de los contratos, es decir, la reducción de derechos laborales, subcontratación, contratos temporales y ajuste de los salarios con base en las necesidades de la empresa.

Martes 7 de septiembre | 20:34

El desarrollo industrial implementando principalmente en el norte del país en los años 80 y la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entrado en vigor en la década de los 90, tuvieron como objetivo la instalación de empresas transnacionales -provenientes en mayor medida de Estados Unidos- y la contratación de mano de obra barata –esencialmente la de mujeres-.

Esta estrategia es usada por las empresas para producir a grandes niveles a costos bajos, de manera que, usar la fuerza de trabajo con salarios míseros y jornadas laborales extenuantes permite a los capitalistas incrementar su margen de ganancias.

En ese sentido, la precarización laboral representa la vulnerabilidad de las y los trabajadores a través de la percepción de salarios por debajo del mínimo, lo cual es insuficiente para cubrir las necesidades básicas como: educación, alimentación, vivienda, salud, etcétera; la reducción de prestaciones laborales y protección social, flexibilización laboral y el deterioro en la calidad de las condiciones laborales.

Estas medidas son llevadas a cabo a partir de la aplicación de reformas a la legislación laboral, por ejemplo, la recién aprobada ley en el congreso con respecto a la prohibición del outsoursing o subcontratación; aunque las cúpulas empresariales muestran a esta medida como la finalización al outsoursing, la realidad dista de este panorama, debido a que esta norma tiene como objetivo combatir la evasión fiscal de las grandes empresas y únicamente regular la subcontratación, es decir, que el ataque a los derechos laborales continua.

Asimismo, se suma el recién tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá: T-MEC, el cual sustenta la subordinación del país esencialmente con Estados Unidos, además facilitó la aplicación de una reforma laboral en la que posibilita los despidos, la continuidad de la precarización laboral y la injerencia del Estado en los sindicatos.

Radiografía de la precarización laboral en México

En el marco de la crisis económica y sanitaria la pobreza en México afectó al 50.6 por ciento de la población y en pobreza extrema al 18 por ciento de las y los habitantes, asimismo, se perdieron más de 1 millón de empleos, sin embargo, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se han recuperado el 95 por ciento de los empleos, pero en el sector informal -56 por ciento de la fuerza laboral trabaja en estas condiciones- o con mayores niveles de precariedad y menores salarios.

Además, se considera que, de los 75 millones en condiciones de trabajar, sólo 9 millones tienen un trabajo decente. En el Valle de México, de acuerdo con el Observatorio de Trabajo Digno (OTD) más de 7.5 millones de personas no ganan lo suficiente para adquirir dos canastas básicas además de carecer de seguridad social, lo cual representa al 50 por ciento de la población trabajadora.

La crisis sanitaria trajo consigo el incremento de las problemáticas estructurales, tales como la desigualdad y la pobreza, mientras que las condiciones laborales de las y los trabajadores no mejoraron, por ejemplo, el 67.6 por ciento de las mujeres perciben entre uno a dos salarios mínimos, comparado con el 58.3 por ciento de los hombres que también se encuentra en este rubro, sin embargo, las grandes fortunas de trece empresarios mexicanos como Carlos Slim crecieron en 35 millones de dólares.

¿Porqué organizarnos para acabar con ella?

No es sólo una cuestión laboral que ha invadido el país y el mundo del trabajo a nivel internacional, y que ha tenido las consecuencias que ya describimos, sino, que aparte somos las mujeres y los jóvenes quienes ocupamos mayormente estos puestos de trabajo. En términos más sencillos, trabajamos más para ganar menos, y aún se atreven decir nos que “hay que echarle ganas”.

Mientras en un Call Center de cobranza de BBVA se ganan aproximadamente 4000 mil pesos, la institución bancaria recupera por trabajador no menos de 180mil pesos, lo que en un centro de trabajo con 30 personas, podemos hacer la cuenta de cuánto realmente vale nuestro trabajo y cuánto nos roban.

Lo mismo en las cadenas de supermercado que aumentaron sus ganancias durante la pandemia y dónde es común que se hagan horas extras sin pago y que los salarios más altos ronden los 6 mil pesos, como en WaltMart y Bodega Aurrera.
Estos ejemplos son solo un par de una cruenta realidad, donde mientras un puñado de la población se enriquece con base en el trabajo de millones de trabajadores, jóvenes y mujeres, los gobiernos de todos los colores y los empresarios lo único que buscan es aprobar legislaciones laborales que aumenten el dinero que se apropian.

Es decir la desigualdad social no es una cosa que se sustenta sobre el esfuerzo que dedicas a tu labor, sino, una situación estructural, dónde no importa cuánto trabajes, son unos cuantos quienes poseen los medios de producción quienes configuran todo para que las ganancias sean suyas con el mínimo esfuerzo de su parte.

Por ello, quienes escribimos en La Izquierda Diario México, y somo trabajadores precarizados, te invitamos a sumarte con tu denuncia a través de nuestras redes sociales, visibilizando los atropellos que vivimos a diario. La idea es organizarnos, en distintos lugares, para que junto a nuestros compañeros de trabajo acabemos con los abusos patronales, conquistando salarios dignos y jornadas laborales que nos permitan vivir, recrearnos, pasar tiempo con nuestra familia, porque vivir dignamente no es una utopía, pero hay que pelear por ello.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias