×
×
Red Internacional

1° de mayo. Precariedad, despidos y pocas oportunidades laborales para la juventud

La precariedad y la falta de empleo son la única alternativa que tendremos (estudiemos o no) si no le hacemos frente al capitalismo y a su modelo de explotación.

Miércoles 27 de abril | 23:24

Muchos jóvenes pensamos que, por el hecho de estudiar alguna carrera, tendremos más y mejores oportunidades laborales. Pero la cruda realidad es que la precariedad y la falta de empleo son la única alternativa que tendremos (estudiemos o no) si no le hacemos frente al capitalismo y a su modelo de explotación.

En vísperas del 1º de mayo, el día internacional de las y los trabajadores, millones de jóvenes en el país sufren la explotación laboral en todos sus niveles en los distintos centros de trabajo. En estos días sólo es posible conseguir un puesto en algún “call-center” o en una app como “Uber”, pues, aún con alguna licenciatura terminada, no es posible aspirar a más.

En México, cada año se titulan alrededor de 2.5 millones de jóvenes que buscan trabajar de la profesión que estudiaron. Sin embargo, son muy pocos los que logran sus objetivos de estabilidad económica, pues, aunque el año pasado se dieron de alta 846,416 puestos en el seguro social, lo cierto es que esta es una falsa medida a la que se suele recurrir para medir la cantidad de empleos. El hecho de entrar en el seguro social no implica que hay buenas condiciones laborales, ya que es casi imposible el acceso a plazas.

De aquellos que terminaron una carrera, según los Datos de la Encuesta Nacional de Egresados (ENE), el 43% tiene ingresos mensuales que van de los 3,000 a los 8,000 pesos mensuales, es decir, la mitad y menos de la mitad de la canasta básica. El 44.9% careció de derechos como las prestaciones.

Los trabajadores de cultura, muchos recién egresados de las universidades, son un ejemplo de la precariedad laboral a la que se enfrenta la juventud. A inicios de año, se despidió a la base de talleristas y trabajadores del programa de cultura (alrededor de 1,000 personas); para la gran mayoría de despedidos ese había sido su primer empleo.

Fuera de los despidos, ninguno de ellos es considerado un trabajador, pues el nuevo modelo de precarización del actual gobierno, es incorporar gente con la modalidad de “becario” o “beneficiario” para hacer que no obtengan derechos esenciales como antigüedad, prestaciones, vacaciones, etc.

Te puede interesar: Ni beneficiarios ni becarios, trabajadores del Estado

No sólo el gobierno actual es un referente de la precariedad para la juventud, sino que casi todos los empleos son hoy día un ejemplo de explotación laboral. Este es el caso de los “call-center” que sufren lo peor de la patronal. Es casi la única forma de conseguir empleo para la juventud. Los salarios miserables rondad entre los 4,000 y 5,000 pesos, además de que es frecuente que los patrones no paguen algunas quincenas. Y, si la empresa se dice no tener dinero suficiente, deja de pagar bonos o aguinaldos, incrementando así las ganancias de los empresarios.

Te puede interesar: Los call center sinónimo de precarización laboral

La crisis económica, agudizada por la pandemia, ayudó a que los grandes millonarios del país y del mundo aumentaran sus fortunas. Mientras la inflación aumenta y los salarios se vuelven cada vez más insuficientes, los bolsillos de los empresarios crecen de manera exorbitante, como fue el caso de Carlos Slim, o los grandes como Jeff Bezos y Elon Musk. De cualquier manera, este incremento de sus fortunas se logró gracias a la explotación de los millones de trabajadores, especialmente de la juventud, que sin posibilidades, recurre a los empleo más precarios y miserables.

Aunque la Cuarta Transformación aseguró que terminaría con modelos de precariedad como el outsourcing, pero lo cierto es que las cosas, en vez mejorar, se tornan en favor de la patronal y el empresariado.

Es cierto que el bienestar y la mejora en nuestras vidas no se logrará por medio de un gobierno como la Cuarta Transformación, sino que sólo se logrará por medio de la organización y lucha de los trabajadores. Por ello, hoy toda la juventud debemos salir a las calles y formar un movimiento organizado, independiente al gobierno, que le haga frente a los empresarios y a la patronal para recuperar aquellos derechos laborales que nos han arrebatado.

Te invitamos a marchar con nosotros este 1º de mayo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias