×
×
Red Internacional

CIUDAD DE MÉXICO.Por la puerta de atrás, sale Florencia Serranía del Metro

Después del desplome de la Línea 12, y ante la ausencia pública de Florencia Serranía por 50 días, varios medios señalan que su gestión como directora general del STC llega a su fin.

Diana Bruja PalaciosMaestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Miércoles 23 de junio | 23:10

Una tras otra, Florencia Serranía, actual directora general del Metro, ha intentado deslindarse de las tragedias ocurridas por las condiciones deplorables del metro. Tal es el caso cuando se incendió el puesto central de control del Sistema de Transporte Colectivo del Metro a inicios de este 2021, que cobró una vida, cuando la funcionaria señaló: “A ver, yo sólo soy la directora general del Metro.”

Ante esto, recordemos que, cuando el diputado y ex director del Metro, Jorge Gaviño, cuestionó en enero, durante una mesa de trabajo en el Congreso capitalino, a Serranía sobre la vacante por más de ocho meses en la subdirección de mantenimiento; ella afirmó que también ocupaba ese otro puesto declarando que:

“El metro tiene tantos problemas que decidí durante este año tomar esa posición doble para poder instrumentar integralmente lo que requiere el metro.”

Tras el incendio Serranía negó su responsabilidad y no quiso contestar por la autoasignación de la doble función. Ya para el 29 de abril, se había nombrado en el cargo a Nahum Leal Barroso como encargado del mantenimiento, quien antes ocupara el puesto de subdirector general de Operación.

Sin embargo, tras el desplome del metro de la Línea 12, el pasado 3 de mayo, hubo varios señalamientos sobre los responsables por esta tragedia que resultó en el fallecimiento de 24 personas y 74 heridos: Ebrard, Sheinbaum y Mancera, además de Florencia Serranía, encabezaron la lista.

También puedes leer: Cuando la muerte viaja en tren: Ebrard, Slim y el metro de la linea 12

La falta de mantenimiento, de responsabilidad y las negligencias no terminan aquí, pues hoy cayó una estructura metálica de la estación Villa de Cortés, impactando sobre dos vehículos que circulaban por Calzada de Tlalpan, afortunadamente sin lesionados.

Todo lo anterior, y el descontento existente, son, posiblemente, algunos de los factores que empujan el cese, anunciado hoy por varios medios, de Florencia Serranía –que supuestamente harán mañana de manera oficial desde la jefatura de gobierno de CDMX–. Sin embargo, esto es parte también de una operación que busca deslindar de responsabilidades a otros actores que han actuado con negligencia criminal, y colusión entre políticos de alto rango con empresarios que se han beneficiado de las obras de infraestructura, como es el caso de Carlos Slim, el gran “amigo” de la Cuarta Transformación y del presidente.

¡No son accidentes! Es el Estado

Está a la vista que a las autoridades, en confabulación con el empresariado, no les importa la seguridad de más de los 5 millones de trabajadores y personas que se transportan, diariamente, por el metro; pues hacen caso omiso a las múltiples voces que denuncian y advierten irregularidades en las condiciones estructurales de este transporte, tanto de trabajadores como de vecinos.

Además, es evidente que cesar a una directora o a un alto funcionario no basta para resarcir el daño provocado por todas las irregularidades, negligencias y omisiones que son responsabilidad de las autoridades y los empresarios que participaron de la construcción de la linea 12. Por eso, exigimos juicio y castigo a todos los responsables, desde las autoridades y funcionarios políticos involucrados, hasta las empresas participantes como ICA, Alstom Mexicana, Carso y CAF.

A la par, como se plantea aquí, "Para enfrentar la crisis estructural del transporte público, se requiere de un plan integral de obras públicas, así como el aumento del presupuesto para este sector, financiado sobre la base del no pago de la deuda externa e impuestos progresivos a las grandes fortunas, en primer lugar a las constructoras como ICA y las demás empresas de Carlos Slim, quienes se han beneficiado durante décadas de las licitaciones otorgadas por el estado.

El diseño y desarrollo de un sistema de transporte público y centralizado, debe estar orientado en función de las necesidades de las mayorías populares, y bajo control de usuarios y trabajadores de todo el sistema de transporte público organizados democráticamente, asesorados por ingenieros, urbanistas y otros especialistas independientes del gobierno, de los partidos patronales y de los empresarios."

Te puede interesar: Línea 12: tragedia y negligencia criminal de empresarios y políticos patronales




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias