Juventud

JUVENTUD

Para no olvidar: cuando paramos el recorte de matrícula en la UNAM

En Agosto 2016 la administración de la FES Acatlán recortó la matrícula dejando a 613 jóvenes sin educación en comparación con los años anteriores. El recorte se detuvo gracias a la organización de cientos de estudiantes.

Miércoles 14 de agosto | 16:26

Semanas anteriores al ingreso a clases en 2016, profesores alertaron sobre el recorte de matrícula que venía para el semestre 2017-1, información que se corroboró mediante la base de datos de la Dirección General de Administración Escolar (DGAE) bajo el argumento de baja demanda.

El recorte histórico a estas licenciaturas tuvo como pérdida, en comparación al ciclo anterior, los siguientes lugares: Filosofía 42, Historia 112, Pedagogía 80, Ciencias Políticas y Administración Pública 16, Sociología 117 y Comunicación 65. No es de sorprender que son estas licenciaturas en las que se fomenta en mayor medida el pensamiento crítico y también conforman gran parte del sector estudiantil organizado históricamente.

Te puede interesar: Recorte de matrícula en la FES Acatlán en cifras

La información corrió como pólvora y la organización no se hizo esperar, el primer día de clases comenzó con una asamblea a la que acudieron profesores y estudiantes para plantear posturas y un plan de acción pese a que las autoridades habían difundido días previos que el proceso de inscripción se desarrollaba con normalidad y que dicha matrícula no se vería afectada.

Para la semana siguiente los resolutivos de la última asamblea fueron la toma de las coordinaciones de sociales y humanidades, así como la del Edificio de Gobierno, exigencia de la publicación de listas oficiales de estudiantes que se integrarían, convocatoria a una Asamblea Interuniversitaria y la reinstalación total de la matrícula proporcional al ciclo 2016-1.

A la par de esto, un grupo de estudiantes realizó un bloqueo de avenida y el gobierno de Eruviel Ávila envió una comitiva de policías del mando único, para ejercer violencia directa contra los manifestantes disparando tiros al aire con balas de goma. Lo anterior dio pasó a una movilización contra la represión y la apertura de matrícula, así como a la realización de más asambleas en la Facultad.

Diez días después del inicio de clases, estudiantes organizados junto con docentes y estudiantes lograron abrir la Universidad para más de 530 jóvenes que habían sido rechazados. Mediante correos electrónicos y llamadas telefónicas, la dirección administrativa anunció a los compañeros que tenía un lugar en la UNAM quince días después de haber iniciado el semestre.

Te puede interesar: Movilizacion reduce recorte de matricula en FES Acatlan

Para no olvidar…

Han pasado tres años de este triunfo y aún no es suficiente. Frente a la avanzada de las autoridades de la UNAM para hostigar y diluir la organización de los estudiantes, hoy más que nunca es necesario recordar aquellas improntas de lucha que dieron las generaciones anteriores para que la Universidad está abierta para los hijos de las y los trabajadores.

Desde el 68, pasando por la huelga del 99, el #YoSoy132 en 2012, por la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, la pelea contra el recorte a la matrícula en Acatlán del 2016 y el movimiento del 3 de septiembre del año pasado contra los grupos porriles; la historia nos demuestra que la tradición de la juventud es de lucha y que nada nos ha sido regalado, sino que cada conquista ha sido resultado de la organización de los estudiantes en conjunto con docentes y trabajadores quienes son los que realmente mantienen viva la universidad.

Hoy que buscan callar las voces de muchos jóvenes, nosotros ahora y siempre, decimos NO. Hoy que las universidades se pintan grises, que el sentir de algunos es de obediencia y egocentrismo bajo el falso discurso de la meritocracia, hoy que unos demeritan a otros mediante la supuesta superioridad intelectual que otorga un puntaje o número; hoy que se aplauden las acciones de los directivos que históricamente han reprimido, coartado la libertad de expresión y atentado contra los derechos de las y los universitarios, es necesario recordar de dónde venimos y a dónde vamos.

Es urgente que miremos al pasado para entender cómo llegamos hasta aquí y tener la plena certeza de que si el presente es de lucha, el futuro es nuestro






Temas relacionados

FES Acatlán   /   UNAM   /   Universidad   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO