×
×
Red Internacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que Morena negocie con la oposición para que se apruebe cambios al Presupuesto de Egresos de la Federación en el Senado.

Lunes 25 de octubre | 13:01

Esta mañana, durante la conferencia de prensa matutina, López Obrador descartó llevar a cabo negociaciones para modificar su Proyecto de Presupuesto de 2022.

“El proyecto de presupuesto que nosotros enviamos tiene que ver con la transformación de México (...). No, eso (las negociaciones) es politiquería, que se encerraban, negociaban en la cúpula a las espaldas del pueblo y siempre se ponían de acuerdo porque le iba muy bien a los de arriba y muy mal a los de abajo. Ningún tipo de negociación”, dijo.

De la misma manera, insistió en que no habrá ningún tipo de negociación que afecte al pueblo ya que se necesita transformar al país y enfatizó que no se pueden quitar recursos al pueblo ni se puede detener el desarrollo del país para beneficiar a minorías.

La publicación del Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2022 ha despertado polémica tras conocerse distintos aspectos de su enfoque y propuestas. Aún en medio de una crisis agudizada por la pandemia, este Proyecto contempla aumentos salariales para altos funcionarios de hasta 10 mil pesos (AMLO recibirá un aumento también), así como aumentos al presupuesto de la Guardia Nacional.

Además de estas medidas, que poco o nada tienen que ver con el manejo de la crisis o el interés público y sí mucho con la política de recortes y militarización que ha impuesto la 4T, el PPEF contempla un aumento del techo de endeudamiento del 16% y un crecimiento de hasta 4.1% del Producto Interno Bruto, estimación cercana a la hecha por el Fondo Monetario Internacional.

Este PPEF no contempla la creación de nuevos impuestos, pero sí contempla recaudaciones significativas a través del cobro del ISR y el IVA. Éstos son impuestos que pagamos de manera cotidiana; cuando vamos a la tienda o cuando pagamos el costo del pasaje en el transporte público. Así que, además de financiar este presupuesto con la adquisición de deuda, el plan gubernamental se sostiene sobre el cobro de impuestos por consumo a millones.

Está claro que este presupuesto no representa los intereses de las grandes mayorías que, de cara a la crisis agudizada por la pandemia, clama por medidas urgentes como el cese del pago de la deuda externa, la prohibición de los despidos, la basificación inmediata de todos los subcontratados, el establecimiento de un salario que cubra el costo de la canasta básica y la repartición de las horas de trabajo para acabar con la desocupación.

Te puede interesar: Megaobras, programas sociales y militarización: prioridades del Presupuesto 2022




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias